“Todo lo que sufrí en la vida me fortaleció como político” – GENTE Online
 

“Todo lo que sufrí en la vida me fortaleció como político”

Actualidad
Actualidad

Dicen que el más sorprendido fue el propio Scioli cuando escuchó la propuesta del presidente, Néstor Kirchner: “Te quiero ganando en la provincia de Buenos Aires. Tenés muy buena imagen, Daniel”. Y guardó el secreto para sí, al punto que su mujer, Karina Rabolini, se enteró por los diarios de que su marido –que se encaminaba a dar batalla en Capital Federal para las elecciones del 2007– pasaría a ser candidato a gobernador bonaerense. Una vez conocida la propuesta, Scioli acompañó a Kirchner el miércoles 29 a la inauguración de la XII Cumbre de Mercociudades, en Morón. Fue su primera aparición pública como candidato in pectore del Presidente con vistas a la provincia de Buenos Aires.
A punto de subirse al avión que lo llevaría a una gira por México y los Estados Unidos, el vicepresidente, quien cerca de los 50 años (los cumple el 13 de enero) enfrenta el mayor desafío de su carrera política, acepta la charla con GENTE.

–Scioli, ¿ya se hizo a la idea de ponerse las botas para salir a caminar el territorio bonaerense?
–Por supuesto. Yo he caminado el país entero varias veces y, principalmente, la provincia.

–¿El Presidente ya le comentó que quiere que usted sea el candidato a gobernador? ¿No pensaba en postularse en la Capital Federal? Según las encuestas, contaba con una gran intención de voto…
–Estoy dispuesto a trabajar adonde me toque. Pero aclaro que todavía no soy el candidato oficial. Recién en marzo o abril se van a definir las candidaturas.

–Sin embargo, en los medios ya se lo instaló como el candidato oficial para la provincia de Buenos Aires.
–A veces el periodismo va más rápido que la realidad. Entiendo la ansiedad de los analistas, pero la cuenta regresiva de un año electoral está determinada por la gestión. Yo formo parte de un equipo de trabajo, y el Presidente es el gran capitán de este equipo. El me alentó y reconoce mi trabajo en el Senado.

–¿Y qué lo mueve a tomar este nuevo desafío?
–Tengo una profunda vocación de servir a mi país. Y me doy cuenta de que a los argentinos les llega mi forma de ser. Ven que tengo palabra y cumplo con lo que digo. Y por eso me creen. Saben que cualquier esfuerzo que se me requiera, lo voy a hacer. Todo lo que sufrí en mi vida me fortalece como político. Además, mi mayor satisfacción es ir por las provincias y recibir de boca de cada argentino lo que necesita. Lo hice como empresario, como deportista, cuando fui secretario de Turismo y Deporte y ahora como vicepresidente de la Nación. Me siento un político distinto. Me encanta inaugurar escuelas y participar de actos y congresos, pero también me gusta el contacto directo con el vecino. Y también, por qué no, ir a China y a Estados Unidos para buscar inversiones, a fin de que este principio de siglo sea el del despegue definitivo de la Argentina.

–¿Cómo es su relación con el presidente Kirchner?
–El Presidente reconoce mi trabajo y ve en mí una persona que puede seguir asumiendo otro tipo de responsabilidades en el futuro. En su momento él se jugó por mí eligiéndome para la fórmula y yo me jugué por él.

–¿De qué hablan cuando no están las cámaras ni los micrófonos a la vista?
–De cuestiones de Estado. En la últimas horas, de mi viaje a México (N. de la R.: Scioli participó de la asunción del presidente Felipe Calderón). Cada vez que hago un viaje, lo estudiamos en profundidad. Somos dos apasionados por lograr el despegue de la Argentina. Nuestra relación es excelente.

–Pero ahora Kirchner le cambió la música en medio del baile…
–Yo no le saco el pecho a ningún desafío. Pero le insisto: la estrategia electoral recién se definirá el año próximo.

–Para el 2007 faltan días apenas… Y no es lo mismo prepararse para trabajar en la Capital que en la Provincia…
–Ni la Ciudad de Buenos Aires ni la Provincia pueden solucionar sus problemas si no es con un trabajo junto con el gobierno nacional, ya que hay muchas problemáticas en común. Además, el Presidente sabe de mi vocación y mi voluntad por seguir sirviendo a mi país. Yo no me quedé sentado en el Senado tocando la campanita. Y la gente en la calle no me pregunta dónde voy a ser candidato: me dice las cosas que ven mejor en el país, al tiempo que me expresan sus preocupaciones.

–Hay quienes dicen que usted no estaría legalmente habilitado, por no haber nacido ni vivido más de cinco años en la provincia de Buenos Aires.
–Viví quince años en la Provincia, más precisamente en Ramos Mejía. Hice la primaria en el Colegio Ward. Tomaba todos los días el tren del Sarmiento cuando hacía la secundaria en el Carlos Pellegrini. Recién volvimos a vivir en la Capital al empezar la Universidad.

–Su esposa Karina, quien lo conoce como nadie, dice que siempre que se propuso un objetivo –deportivo, empresarial o político– se dedicó full time para lograrlo. No queda claro si es un elogio o un velado reproche hacia usted…
–Y, lo que dice Karina es verdad. Desde que me volqué a la función pública, he recorrido el país muchísimas veces, de punta a punta. Y reconozco que en algunas ocasiones, sí, le he restado tiempo a mi familia. Pero tanto Karina como mi hija Lorena ya están acostumbradas.

–¿Qué enseñanzas le dejó el accidente en el río Paraná en 1989, cuando perdió su brazo derecho?
–Me ayudó a superar las adversidades. Y si bien siento una gran satisfacción por los logros deportivos –mis ocho títulos mundiales fueron después de ese accidente–, estoy aun más orgulloso por haber salido adelante, pese a todo. La gente sabe que no soy un tipo que se da por vencido fácilmente. Claro que para sobreponerme a aquel duro momento conté con el apoyo incondicional de mi familia, especialmente de Karina. Ella siempre ha sido mi principal sostén.

El vicepresidente Scioli en sus oficinas del barrio del Abasto. Aunque aclara que las candidaturas todavía no se definieron, asegura: “<i>Estoy dispuesto a trabajar por el país desde donde me toque</i>”.

El vicepresidente Scioli en sus oficinas del barrio del Abasto. Aunque aclara que las candidaturas todavía no se definieron, asegura: “Estoy dispuesto a trabajar por el país desde donde me toque”.

Scioli se sobrepuso al accidente en el que perdió su brazo derecho (el 3 de diciembre de 1989) y después ganó ocho títulos mundiales de motonáutica. El vicepresidente dice que la gente aprecia su fuerza de voluntad y se lo dice a diario en la calle.

Scioli se sobrepuso al accidente en el que perdió su brazo derecho (el 3 de diciembre de 1989) y después ganó ocho títulos mundiales de motonáutica. El vicepresidente dice que la gente aprecia su fuerza de voluntad y se lo dice a diario en la calle.

Miércoles 29. Scioli junto a Kirchner en la inauguración de la Cumbre de Mercociudades en Morón. Fue su primera aparición pública tras conocerse el aval presidencial para ser el candidato a gobernador bonaerense.

Miércoles 29. Scioli junto a Kirchner en la inauguración de la Cumbre de Mercociudades en Morón. Fue su primera aparición pública tras conocerse el aval presidencial para ser el candidato a gobernador bonaerense.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig