»Toda mujer sueña con ponerse plumas» – GENTE Online
 

''Toda mujer sueña con ponerse plumas''

Actualidad
Actualidad

Cumplió un sueño: fue vedette por un día. Debut y despedida. A los 26 años, después de una carrera exitosa como modelo, de seis meses en la conducción de El Rayo, María Vázquez se puso las plumas (Fiebre del Senado a la noche, con Artaza y Cherutti) y aprobó el examen. Todo en su vida fue atípico: hija de un embajador (Jorge Vázquez), estudió en los mejores colegios neoyorquinos, hizo cuarto año de Ciencias Políticas, se casó con un polista (Adolfo Cambiasso, 26) y terminó con plumas en la calle Corrientes. Como su admirada Madonna, ella también se anima a hacer de todo, a pesar de definirse como estructurada.

-Dicen que toda mujer sueña con ponerse las plumas alguna vez.
-¡Claro! ¿Quién no? Porque la televisión, los musicales, hasta el modelaje, generan siempre una fantasía, una magia.

-¿De quién surgió la idea?
-Desde el verano pasado, Nito me está persiguiendo. Pero justo me salió el proyecto de El Rayo. Opté por la tele. El teatro me provoca mucho estrés, porque es una vida muy sacrificada. Pero Cecilia Oviedo se fue a Nueva York, y acepté reemplazarla por un día. Me fui a Inglaterra diez días para acompañar a Adolfito, volví, bajé del avión, y ensayé sólo dos horas, dos días. Tenía miedo de equivocarme.

-¿Qué opinaron tus padres?
-Mamá, Teté, es la que dice cosas: que su nena estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Belgrano (le faltan 10 materias para recibirse), tuvo muy alto promedio en el Marymount High School de Nueva York, y por eso le ofrecieron una beca en Harvard, y hoy termina con las plumas. No lo puede entender.

-O sea que tu mamá no está tan contenta.
-Es que en mi familia son intelectuales. Papá sigue como embajador de carrera, pero no quiere destino. Tengo tres hermanos mayores. Dos viven en Nueva York. Son economistas y trabajan en bancos. Jorge, que está aquí, es abogado. Justamente, cuando el viernes volvíamos a casa después del teatro, mamá me decía "No sé de dónde sacaste esta vocación".

-No usaste en el teatro la tanga de vedette, sino minishorts. ¿Fue una condición que pusiste?
-Sí. Yo podía usar el vestuario de Cecilia si quería. Pero preferí otra ropa. ¿Si me pagaron? Sí, por supuesto. Pero no puedo decir cuánto. (risas)

-¿Y los Cambiasso qué dicen?
-Mis suegros no vinieron a verme. Mi suegra está afuera y mi suegro vive en Uruguay. Adolfito vino de Inglaterra, aprovechó estos dos días que yo estaba ensayando, y se fue al campo de Cañuelas a ver sus caballos. Vino para acompañarme en la función, y estaba contento. Lo único que le preocupaba era la prensa, porque no le gusta aparecer. Es más, se sentó bien atrás, y huyó casi enseguida del final.

por Renée Sallas y Pablo Procopio fotos: Santiago Turienzo. Asistente : Julio Ruiz. Fotos en el teatro: Matías Campaya producción: Sofía Delger Agradecemos a Andrés Pastor, Gustavo Ros, Trossman-Churba, javier Musetti, RickySarkany, Luna Garzón. Peinó: Sergio Lamensa. Al firmar su contrato, María impuso una condición: no vestir tangas, sino minishorts  Sólo ensayó cuatro horas, pero sobre el escenario dejó en claro que reúne todas las condiciones para vestir plumas.

Al firmar su contrato, María impuso una condición: no vestir tangas, sino minishorts Sólo ensayó cuatro horas, pero sobre el escenario dejó en claro que reúne todas las condiciones para vestir plumas.

Tal como estaba pautado, su participación en Fiebre del senado por la noche marcó su debut y también su despedida del teatro de revistas. Fue una única función, para unos pocos privilegiados. Al menos, por ahora...

Tal como estaba pautado, su participación en Fiebre del senado por la noche marcó su debut y también su despedida del teatro de revistas. Fue una única función, para unos pocos privilegiados. Al menos, por ahora...

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig