Thomas Holland, el nuevo Hombre Araña – GENTE Online
 

Thomas Holland, el nuevo Hombre Araña

Actualidad
Actualidad

No me considero amante del fútbol, pero me gusta verlo. Soy un gran admirador de Messi y del fútbol argentino”, asegura mientras se pone de pie para saludarnos en la suite principal –con inmensa terraza– del segundo piso del Hotel Grand Hyatt, en la coqueta zona paulista de Morumbí. Todo un detalle si no fuera por algo que nos llama aún más la atención: luce una camiseta con el número 10 y su apellido en la espalda… una camiseta amarilla… de Brasil.

“Ustedes tienen grandes jugadores”, remata la presentación –como para dejarnos tranquilos– Thomas Stanley Holland, nacido un 1º de junio de 1996 en Kingston upon Thames, Reino Unido. Hijo de la fotógrafa Nicola Elizabeth y el comediante y escritor Dominic Holland; hermano mayor de Patrick y los gemelos Sam y Harry; de 1,73 m de estatura, ojos castaños y pelo negro, necesitó tomar clases de acento americano para adaptar el suyo antes de filmar Spider-Man: De regreso a casa. El nuevo filme del héroe, by Sony Pictures, llegará a los cines argentinos el jueves 6 de julio. Tom explica: “Mis amigos me decían: ‘Cuando vayas a Nueva York, debes emplear términos y modismos como ellos, diciendo “wow”, por ejemplo. Así, todo se te va a hacer más fácil’. Pero me costó mucho adaptarme al nuevo acento”, admite.

–¿Es verdad todo lo que se comenta que tuvo que hacer en sus audiciones para lograr el papel del Hombre Araña?
–Por tus gestos y cómo lo preguntas, es verdad y más (sonríe). Fue un proceso muy intenso que duró cuatro, cinco meses: ocho audiciones en total. Después de cada audición, mientras todo se tornaba más estresante, yo sentía más ganas de personificarlo. Incluso hice un par de intentos en Instagram, subiendo saltos jugados y algunas piruetas para que los responsables del filme supieran que poseía algunas habilidades gimnásticas. Mostré elasticidad para trepar paredes y en cada cinta de video que les mandaba agregaba un poco de acrobacia para intentar convencerlos de que me diesen el papel. El tema es que… no me vas a creer.

–Inténtelo.
–Jamás me llamaron por teléfono para confirmarme: lo postearon en Instagram. Así me enteré.

–Bueno, le devolvieron con la misma moneda… ¿Qué pasó cuando empezó a rodar y debió poner en práctica sus talentos? ¿Tuvo dificultades con algunas escenas?
–Sí. Una de las más peligrosas fue en el monumento a Washington, donde, sostenido por un cable, tuve que volar muy, pero muy alto. Fue uno de los momentos de más miedo. No hago una dieta especial, pero entreno en el gimnasio una hora u hora y media diaria. Eso me ayudó.

“En mi tiempo libre me gusta jugar al golf con mi abuelo. También me encanta tirarme a ver tele”, cuenta el simpático muchacho sobre los días que corren, pero sin ir más allá en su intimidad, evitando tocar el tema “Zendaya”: la californiana de 20 años y exchica Disney con la que comparte Spider-Man y también un noviazgo de casi un año. Holland prefiere evitar el tema y volver a su carrera, al recordar cómo se hizo conocido por su papel teatral en Billy Elliot (Quiero bailar) y por el filme español Lo imposible (aquel del tsunami índico de 2004), dirigido por J. A. Bayona y protagonizado por Naomi Watts y Ewan McGregor.

“Lo de Billy Elliot fue algo único. Amo bailar –concede al tiempo que toma un sorbo de agua mineral Schin–. Creo que es una maravillosa manera de comunicar y expresarse. La coreógrafa Lynne Page me descubrió en una obra en la que yo participaba en el colegio. Ella me enseñó la coreo y todos los pasos. Fueron dos años, desde el 2008 al 2010, de puras satisfacciones y aplausos cada noche. En cuanto a Lo imposible, tenía 16 años cuando la hice y se trató de una experiencia magistral”, admite el intérprete más joven en encarnar al superhéroe: Tobey Maguire tenía 27 años cuando estrenó la primera película, allá por 2002, e hizo otras dos, en el ‘04 y ‘07, mientras que Andrew Garfield sumaba 30 cuando encarnó por primera vez a Peter Parker (y también hizo dos de la saga, en 2012 y el ‘14). Holland tiene contrato por tres envíos como mínimo, sin incluir a Capitán América: Civil war, donde apareció por primera vez personificado como Hombre Araña.

–¿Es verdad que de chico sus padres lo vestían de Hombre Araña?
–Absolutamente, y me encanta decirlo. Existe una foto mía de bebé disfrazado de Hombre Araña. Siempre fue mi favorito. Aunque también me gustaba Batman…

–¿Batman? ¡La competencia de Marvel! (Nota de la redacción: por DC Cómics).
–Ya lo sé. Batman y Wolverine me gustaban. Pero sólo fue por un ratito. Jamás abandoné mi sueño de ser el Hombre Araña.

El inglés –de Londres– interpreta a un Peter Parker de quince años, ya que la película se va a centrar en los años de secundaria del muchachito. “Tuve que tomar clases de acento americano. El mío es muy británico como para el Hombre Araña”, reconoce.

El inglés –de Londres– interpreta a un Peter Parker de quince años, ya que la película se va a centrar en los años de secundaria del muchachito. “Tuve que tomar clases de acento americano. El mío es muy británico como para el Hombre Araña”, reconoce.

“Existe una
foto mía
de bebé
disfrazado
de Hombre
Araña.
Siempre fue
mi favorito.
Aunque
también
me gustaba
Batman…”

“Existe una
foto mía
de bebé
disfrazado
de Hombre
Araña.
Siempre fue
mi favorito.
Aunque
también
me gustaba
Batman…”

El nombre original de
la película es Spider-
Man: Homecoming y
la dirige Jon Watts.
Peter Parker, que
vive con su tía May
(Marisa Tomei), trata
de lograr ser más que
el amigable Hombre
Araña del barrio,
hasta que todo lo que
más le importa se ve
amenazado.

El nombre original de
la película es Spider-
Man: Homecoming y
la dirige Jon Watts.
Peter Parker, que
vive con su tía May
(Marisa Tomei), trata
de lograr ser más que
el amigable Hombre
Araña del barrio,
hasta que todo lo que
más le importa se ve
amenazado.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig