“Tengo un novio de 25 porque me siento de 22” – GENTE Online
 

“Tengo un novio de 25 porque me siento de 22”

Actualidad
Actualidad

Ya no quiere que se hable de sex toys: dice que el término la aburrió. Ahora define como new generation men a los que caen rendidos a sus pies, cada vez más jóvenes por cierto. “Cuando se sabe que me separo –de Andrés del Sol (35), basquetbolista, con quien llevaba más de un año de relación– se me llena la casilla de mensajes de chicos que quieren salir. “Piensan: ‘Yo puedo tener algo con esta mujer’ ¡Qué loco la fantasía que despierto!”, explica Moria Casán. Esta vez, el nuevo amor del monumento argentino es un muchacho de 25 años que se está por recibir de abogado y responde al nombre de Santiago Andreotti.

La historia de este affaire comienza cinco años atrás, cuando el joven en cuestión estaba por cumplir los 20 y deliraba de amor por ella. Pero claro, todavía no se sentía seguro para enfrentar a la diva y decírselo al oído. Ahora, la suerte estuvo de su lado: un amigo en común –que colaboró para acercar a los tórtolos– hablaba por teléfono con la vedette y Santi aprovechó entonces para enviarle saludos y decirle alguna que otra palabra seductora. Ella agradeció de buen tono, y el chico, entusiasmado, se tuvo fe y puso proa de inmediato rumbo a San Nicolás, donde la diva actuaba. El reencuentro ocurrió el sábado 16 de mayo, cuando Moria encabezaba la obra What Pass, en plena gira de gran éxito.

Lo que siguió aquella noche fue una cena, mimos, miraditas, roces... y regreso a Buenos Aires. La cosa siguió aquí. Santiago flasheó con la Casán, que ya no se sorprende con el efecto que provoca en las nuevas generaciones. “Soy como legendaria: le gusté al abuelo, al padre... Voy recorriendo todas las edades. Para ellos represento una clase de historia. Me cuentan de pibes que mueren por mí y no lo puedo creer. Tengo gran identidad de ícono, que sólo logran ciertas mujeres que estamos en el mundo del espectáculo. Yo empecé a ser conocida por el cuerpo. Las que trabajamos con él tenemos esa cosa de objeto sexual que puede trascender. Ahora... ¡cuidado! Porque a algunas que generaron deseo, se les termina la juventud y se vuelven patéticas y decadentes. La gente las ve y reflexiona: ‘Pensar que ésta era una bomba’. A mí no me ocurrió. Estoy en otra dimensión. Cumplo una función social: alimento las mentes humanas, ratoneo todo el tiempo... Todo gracias a la terapia ortomolecular del doctor Rubén Mühlberger, que sigo al pie de la letra”.

Los enamorados se volvieron a encontrar varias veces, la última en el coqueto restó Madama Roja de Palermo, donde cruzaron risas más que cómplices y disimulados arrumacos. Nos quedamos con la reflexión final de Moria, que describe perfectamente cómo está hoy: “¿Cómo no voy a tener un novio de 25 si me siento de 22?”. La vedette camina sonriente rumbo al restó Madama Roja de Palermo, escoltada por su nueva conquista, Santiago, morocho y casi abogado, a quien conoce desde hace cinco años.

La vedette camina sonriente rumbo al restó Madama Roja de Palermo, escoltada por su nueva conquista, Santiago, morocho y casi abogado, a quien conoce desde hace cinco años.

Con su ex, Andrés del Sol, Moria salió más de un año, y lo define como “un ser muy respetuoso y adorable. Tuvimos cortocircuitos en la convivencia, pero todo terminó muy bien”.

Con su ex, Andrés del Sol, Moria salió más de un año, y lo define como “un ser muy respetuoso y adorable. Tuvimos cortocircuitos en la convivencia, pero todo terminó muy bien”.

Su admirador, Santiago Andreotti,  no dudó en recorrer 230 kilómetros hasta San Nicolás para verla en el teatro con What Pass y luego conquistarla.

Su admirador, Santiago Andreotti, no dudó en recorrer 230 kilómetros hasta San Nicolás para verla en el teatro con What Pass y luego conquistarla.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig