“Tengo mucho trabajo como vicepresidente; hay tiempo para definir candidaturas” – GENTE Online
 

“Tengo mucho trabajo como vicepresidente; hay tiempo para definir candidaturas”

Actualidad
Actualidad

El viernes 16, a la una de la tarde, Daniel Scioli estaba feliz como todos los argentinos. Había visto la goleada de la Selección en el living de su casa del barrio de Abasto, junto a un grupo de colaboradores. Reunión de hombres solos: su mujer, Karina Rabolini, había viajado a Bariloche y regresaba por la tarde. El vicepresidente estaba entusiasmado, además, por su viaje a Miami, donde se entrevistó con el alcalde Manuel Manny Díaz (quien fue abogado del caso Elián González, el niño balsero que partió de Cuba con su madre, Elizabeth Brotons, en noviembre de 1999, se salvó de un naufragio y fue devuelto a la isla siete meses después) y con John Timoney, jefe del Departamento de Policía local. “Los fui a ver porque es muy importante fomentar intercambios con alcaldes. Las agendas de las ciudades son parecidas: residuos, transporte, espacio público, planificación urbana, arte, cultura… Y además me contaron cómo hicieron para mejorar la seguridad. Según el New York Times, Miami fue la ciudad que más avanzó en este tema en los Estados Unidos”.

–Es la ciudad más latina de ese país: entonces, el problema no somos los de este lado del mundo, sino la organización.
–Es importante destacar eso. Díaz me contaba que tuvo ese doble desafío. Y Timoney fue el responsable de organizar la policía de Nueva York y la de Filadelfia, y desde el 2003 asumió en Miami con un resultado: desde ese año, la policía no baleó a un solo civil.

–Cero gatillo fácil.

–Absolutamente. Y fue con un programa integral con la comunidad. Me hizo acordar al trabajo que hicimos acá, en el barrio del Abasto. Los vecinos se animaron, empezaron a decir dónde vendían droga, las casas tomadas, el barrio estaba oscuro, no había semáforos… Y en Miami nos contaban que ése fue el estilo de trabajo que hicieron, pero alcanzó a toda la ciudad.

–Usted dice: “Timoney estuvo en la Policía de Nueva York, en la de Filadelfia, en la de Miami”… Pero acá no hay una Policía de Buenos Aires. Es una gran diferencia.
–Pero más allá de eso, lo importante es el concepto sobre el trabajo. Lo demás es un debate abierto sobre qué dependencia policial se debe trasladar. No se puede culpar sólo a eso de los problemas de la inseguridad. Es más integral, depende de tecnologías, cámaras, iluminación. Ejemplo: la oscuridad en una plaza o una calle genera inseguridad. Nosotros lo vivimos en este barrio: cuando se puso luz por todos lados, se mejoró. Y la seguridad trajo comercios, turistas y trabajo. De esto hablé también en Miami. La semana que viene habrá allí un foro de alcaldes, al que me habían invitado a disertar, y como no podía ir porque el Presidente viaja a España, me anticipé y fui ahora.

–¿Viajaba usted y no Jorge Telerman, que es el jefe de Gobierno?
–Me invitaron a mí, en el rol de vicepresidente y presidente del Senado. Pero van otros intendentes, diputados, senadores…

–¿Las cosas que vio en Miami se hacen acá en Buenos Aires?
–Algunas sí, y otras faltan. Yo, más que calificar eso, quiero que se hagan más cosas. Allá vi la armonía que existe entre el crecimiento económico y el medio ambiente, por ejemplo. Acá, sin ir más lejos, debemos buscar una solución de fondo para la zona sur de la ciudad, para la gente que vive en la villas. Buenos Aires necesita proyectos urbanísticos. Porque no es cuestión de decirles “váyanse”. Mire, yo viví una situación en el Senado con un edificio ocupado durante 20 años. Los muebles eran del Senado, los gastos también. Y corría riesgo de desmoronarse. Encontramos una solución definitiva, les dimos contención a los habitantes, y la semana próxima vamos a transferir el edificio a Parques Nacionales, que lo va a remodelar para sus oficinas.

–Con respecto a la zona sur, el propio Telerman deslizó que las denuncias de la Defensoría del Pueblo –que conduce Alicia Pierini– fueron fogoneadas por gente cercana a usted.
–La Defensoría se hace eco de los reclamos de los vecinos. Y en buena hora que los haya escuchado. Fue como el planteo del legislador Alberto Pérez, que trabaja con mi equipo, sobre el problema de los enfermeros del Hospital Gutiérrez. Y, de hecho, acaban de nombrar más enfermeros. Bueno, son todas cosas con un sentido constructivo, para ayudar. Porque los problemas, solos, no desaparecen. Hay que encararlos.

–¿Es injustificado entonces que Telerman insinúe esto?
–No me consta que lo haya hecho. Por ejemplo, hubo un problema con la organización de los Juegos Odesur. El presidente del Comité Olímpico me llamó, me transmitió su inquietud, yo lo llamé a Telerman, hablaron y se solucionó. Después, hay gente que está en el medio que quiere instalar una polémica, una guerra, pero eso no está en el espíritu de él ni en el mío.

–Bien, pero quien dijo que la gestión de Telerman tenía “modorra” fue Alberto Pérez...
–Lo dijo haciendo referencia al tema de los hospitales y al reclamo de las enfermeras. El legislador debe hacerse eco de la gente. Para eso lo votan. No hay que darle otra interpretación política que ésta. De hecho, la gente de mi equipo sabe que no quiero que estén encerrados en un despacho, donde no se ve la realidad. Cuando yo era secretario de Turismo hablaba con los turistas. Ahora hablo con vecinos de la ciudad en los barrios, o con los del interior cuando viajo por las provincias.

–Cuando era secretario de Turismo hablaba con los turistas. Ahora viajó a Miami y habló con el alcalde, pendiente de los temas de la ciudad. ¿Apunta a Buenos Aires en el 2007?
–(Sonríe) Por ahora, tengo mucho trabajo como vicepresidente. La campaña es dentro de un año y medio, hay tiempo para definir candidaturas. Y la ciudad de Buenos Aires no es una más: es la capital de los argentinos. Y quiero, como Telerman, y como el presidente Kirchner, que esté mejor.

–Pero el PJ K de la Capital le resta apoyo al jefe de Gobierno.
–Hmmm, no sé… No es un problema del peronismo K, aunque eso digan muchos analistas. Telerman tiene una gran responsabilidad, y nosotros debemos tener una actitud constructiva. Lo demás son palabras.

–¿Y qué lectura hace de los cambios en el gabinete de la Ciudad, donde se fue gente cercana al kirchnerismo como el ex ministro de Salud, Donato Spaccavento?
–Spaccavento es un hombre reconocido pero bueno... Telerman puede hacer los cambios que quiera para llevar adelante su gestión. Yo no voy a comentar lo que él hace.

–Rafael Bielsa declaró que irá como candidato porque ni Alberto Fernández ni usted lo representan en la ciudad...
–Yo, la verdad, tengo mi propio estilo de trabajo y cada uno puede tomar la posición que quiera. Si Bielsa se lanza, bueno… significa que habrá más candidatos.

Aunque a su alrededor admiten que desea ser jefe de Gobierno en el 2007, Scioli prefiere mantenerse cauto y hace silencio, por ahora, sobre su candidatura.

Aunque a su alrededor admiten que desea ser jefe de Gobierno en el 2007, Scioli prefiere mantenerse cauto y hace silencio, por ahora, sobre su candidatura.

Scioli junto al alcalde de Miami, Manuel Manny Díaz, quien fue abogado de Elián, el niño balsero que fue restituido a su padre en Cuba en el año 2000.

Scioli junto al alcalde de Miami, Manuel Manny Díaz, quien fue abogado de Elián, el niño balsero que fue restituido a su padre en Cuba en el año 2000.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig