«Tengo miedo: los rumores de bombardeo crecen cada día» – GENTE Online
 

"Tengo miedo: los rumores de bombardeo crecen cada día"

Actualidad
Actualidad

"Tengo miedo, pero alguien tiene que hacer algo". El teléfono tiembla al
cruzar los quince mil kilómetros que separan a Buenos Aires de Bagdad. Y Rodrigo Doxandabarat -26 años, bonaerense, de Bella Vista, residente hace un año en
Milán, Italia, modelo- lo dice con la convicción de un trueno y la duda de
cualquier ser humano. Está de cara al sol, de cara a la tragedia que espera por
estallar, en las afueras de una ciudad que murmura el clamor de las bombas y la
muerte. Llegó a Irak hace poco menos de dos semanas, en un convoy de la
organización pacifista británica Human Shields, para ser un escudo humano:
protege, con cuerpo y vida, posibles blancos de ataques, organiza
manifestaciones, consuela y da una mano amiga .

"Estaba en Milán, y vi en la tele a un pibe iraquí más chico que yo que llamaba
a pronunciarse contra la guerra. Y decidí irme. No lo pensé siquiera un minuto.
Desde chiquito quería hacer esto",
dice Rodrigo. Congeló las pasarelas -las de Versace, las de Pierre Cardin-, y se fue con las vestimentas que llevaba y una
mínima valija. Y llegó a la tensión de Irak, a la guerra que amaga con
desatarse. Planeaba unas vacaciones en los Alpes. Su papá, Raúl, abogado, al
igual que su madre, María Luz, y sus hermanos Alejandro y Alvaro, se enteraron
de la manera más inesperada: con la cara de Rodrigo en la pantalla de tevé. "El
tiene un corazón noble. Ama a su prójimo. Me dijo:
'Me voy de vacaciones a la
montaña'. Y lo vimos en la tele desde Irak -cuenta Raúl-. Estoy tremendamente
orgulloso de él. Pero no me dejo de preocupar. Está en el medio de todo. De
todas formas, yo lo apoyo. Todos tenemos que apoyarlo
".

La aventura no le es ajena. A los dieciocho años, tras concluir sus estudios
secundarios, recorrió treinta países mochila al hombro, cruzando Europa, el
norte de Africa y Asia a pie. Y llegó a la India, a Calcuta, a la obra de la
Madre Teresa: "La vida en el leprosario era durísima. El desastre de la vida. Vi
gente morir. Y yo los ayudaba, tal vez, a que dejaran este mundo en paz, con
alguien a su lado, sin sufrir",
cuenta Rodrigo de esos días. Al regresar a
Buenos Aires, aprovechó su buena pinta, y militó en la agencia de Pancho Dotto,
prestándole su cara a las gráficas de Kosiuko y Levi's, y cursó estudios de
Publicidad en la Universidad de Palermo.

En Bagdad, pasa sus noches en un contenedor de mercadería, de esos que se apilan
de a cientos en el puerto de Buenos Aires, junto a otros dos argentinos -Juan
Ferrari y Francisco Ciavaglia, ambos fotógrafos-. Como banda de sonido, el rumor
constante de una refinería de petróleo. Y ese monstruo industrial es uno de los
objetivos para los cuales oficia de escudo. Allí yace una pequeña controversia.
El gobierno iraquí impuso la orden a Human Shields de proteger sus refinerías,
plantas potabilizadoras de agua y otros blancos estatales. Y del contingente
original de 600 escudos humanos -que llegaron con la esperanza de proteger
escuelas, hospitales y barrios civiles- quedan tan solo 150. Pero Rodrigo
defiende esa decisión: "El petróleo es la base de la vida aquí en Irak. Si no
funciona, no funciona nada. Siento que es justo"
. Pero eso es tan solo un
aspecto: camina las calles, organiza demostraciones de paz, educa sobre el
conflicto: "Los iraquíes son gente humilde, de valores fuertemente arraigados.
El fundamentalismo es tremendo aquí. Y yo trato de educarlos, de abrirles un
poco la mente. Ellos están acostumbrados al temor, a la guerra. Yo no. Tengo
miedo: los rumores de bombardeo crecen cada día
".

La pregunta es inevitable: ¿Por qué dejó el confort de las pasarelas de Milán
para trasladarse al punto más peligroso del mundo? El responde: "Mi vida como
modelo y mi actividad humanitaria me producen un choque interno. Pero siento que
mi lugar está acá en Irak. Alguien tiene que parar esta guerra
".

Rodrigo, el último miércoles, liderando una manifestación de mil quinientos escolares en las calles de Bagdad.

Rodrigo, el último miércoles, liderando una manifestación de mil quinientos escolares en las calles de Bagdad.

Su última sesión de fotos como modelo en Buenos Aires.

Su última sesión de fotos como modelo en Buenos Aires.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig