“Tengo las pilas más puestas en mi empresa que en encontrar el amor de mi vida” – GENTE Online
 

“Tengo las pilas más puestas en mi empresa que en encontrar el amor de mi vida”

Actualidad
Actualidad

Mariano Martínez, dice, ya no quiere saber de amor. Sí de chicas, aclara. Pero hoy, cuenta, anda muy lejos de los compromisos sentimentales. Está concentrado en Son de Fierro, la ficción éxito de la tele que produce Pol-ka para Canal 13. Y casi no le queda tiempo libre. Porque va al gimnasio, tiene sus infaltables citas con el psicólogo (un ser que lo ayudó a crecer, confiará) y está a full con su proyecto personal: Satori Shoes, una empresa de calzado para hombres y mujeres que acaba de lanzar.

No piensa hablar de chicas. Porque, según jura, no anda en “nada serio”. Tampoco va a responder a los rumores ni a engancharse con los escándalos. “Tengo una vida pública y me hago cargo. Pero no soy de esa clase de tipos que se divierten dándole de comer a la prensa. Me gusta vivir tranquilo, relajado. Además, no soy el mismo de ayer. Pude superar situaciones difíciles y crecí. Hoy estoy aprendiendo un montón de cosas. Entre ellas, a manejar mi propia empresa, una prioridad que hoy tengo”, cuenta, mientras pide un agua mineral sin gas en el estudio fotográfico de Machado Cicala. Vino para trabajar, para posar como todo un modelo en su primera campaña gráfica de primavera-verano.

–Hablemos de ese rol. ¿Cómo es Mariano Martínez empresario?
–Me siento muy bien y feliz, creo que todavía me faltan muchas cosas por aprender… Soy muy impulsivo, eso es algo que debería corregir o, al menos, dominar. Y siento que mi mayor virtud son los códigos. Cuando decidí invertir parte de mis ganancias en la creación de Satori Shoes, fue porque confié mucho en la sociedad con Pablo Lapelosa y David Ninio. Entonces abrimos el local de Palermo Soho y en febrero del año próximo abriremos un local en el shopping Alto Palermo y en algunos lugares del interior del país.

–¿Quién diseña los modelos?
–Entre todos. Los tres intervenimos y damos nuestra opinión. Nosotros buscamos que Satori sea un calzado cómodo y moderno, confortable y sofisticado. Los colores que usamos para los hombres son bien claros: tiza, cemento, manteca y blanco. Para ellas elegimos algo más estridente: fucsia, verde, amarillo y azul. Y aunque resulta difícil calificar en pocas palabras a Satori, para los budistas esa palabra significa resplandor e iluminación. Y yo estoy muy de acuerdo con esa filosofía.

–¿Cómo hacen para marcar tendencia y estar a la altura del mercado?
–Uno de mis socios viaja dos veces por temporada a Nueva York, Milán, Barcelona, París y Londres para estar al tanto de las últimas tendencias y rescatar lo mejor de cada estilo. Nuestros diseños están destinados a un público de 25 a 50 años, son zapatos casuales y zapatillas despojadas, pero con mucha onda.

–¿Decidiste ser nuevamente parte de la imagen de tu calzado?
–Sí, porque me siento muy identificado con la marca y no me da vergüenza posar para mis zapatos. Cuando acepto posar para una producción, por decir “sexy”, lo hago en un clima en el que pueda divertirme. Por ahí, si tuviese panza también lo haría, pero habría que ver si alguien se animaría a publicarlo (risas…).

–¿Te alcanza el día para estar en tantas actividades al mismo tiempo?
–Llevo una vida sana y eso me ayuda a soportar las exigencias. Me levanto a las 6 de la mañana y salgo a correr una hora y media antes de entrar a las grabaciones. Además, tengo una buena alimentación: balanceada en proteínas, hidratos y fibras. Eso no lo hago sólo por la imagen, sino también por la salud.

–Parecés un obsesivo de tu cuerpo. ¿Si tuvieras que cambiar tu físico por un papel lo harías?
–Sin ninguna duda, no tendría problemas. No pretendo ser modelo, mi vocación verdadera es la actuación. Doy mi vida por un buen papel…

–¿Y qué hay con el amor?
–Tengo amor de sobra: el de mi familia y el de mis amigos. No siento ganas de estar de novio. Hoy me fascina estar tranquilo. En estos momentos, tengo las pilas más puestas en mi empresa que en encontrar el amor de mi vida.

–¿Con qué soñás entonces?
–Me encantaría tener mi propia productora. Con algunos amigos estamos armando un proyecto para cine, queremos hacer un thriller, pero no te puedo decir más. Este año aprendí muchas cosas con mi personaje ciego en Son de Fierro, y es que la confianza lo mueve todo. Si no creo que soy bueno, ¿cuántos harán que lo crean de mí? Hoy, me gusto profesionalmente y tengo muchas ganas de superarme. Las críticas no me van ni me vienen.

Le gusta la moda y decidió invertir. Para su primera producción gráfica, Mariano posó como modelo. La morocha que lo acompaña se llama Andrea y trabaja para la agencia Hype Management.

Le gusta la moda y decidió invertir. Para su primera producción gráfica, Mariano posó como modelo. La morocha que lo acompaña se llama Andrea y trabaja para la agencia Hype Management.

“Tengo amor de sobra: el de mi familia y el de mis amigos. No siento ganas de estar de novio. Hoy me fascina estar tranquilo”.

“Tengo amor de sobra: el de mi familia y el de mis amigos. No siento ganas de estar de novio. Hoy me fascina estar tranquilo”.

“No soy el mismo de ayer. Pude superar situaciones difíciles y crecí. Hoy estoy aprendiendo un montón de cosas. Entre ellas, a manejar mi propia empresa”.

“No soy el mismo de ayer. Pude superar situaciones difíciles y crecí. Hoy estoy aprendiendo un montón de cosas. Entre ellas, a manejar mi propia empresa”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig