“Tengo ganas de pasar el resto de mi vida con Ivana” – GENTE Online
 

“Tengo ganas de pasar el resto de mi vida con Ivana”

Actualidad
Actualidad

Fin de semana largo y movido para Sebastián Ortega (39). Que comenzó un día antes del feriado de Semana Santa, el miércoles, con el festejo del sexto cumpleaños de Juana, la hija de Ivana Figueiras (25), su novia otra vez. El jueves trabajó en Martínez en la grabación de Vecinos en guerra, el tanque que desde Underground urde para el prime time de Telefe. Ya son diez los capítulos grabados, y espera llegar con unos doce "cerraditos" cuando se lance el programa en un par de semanas, en el mismo horario que Graduados, y en competencia directa con la tira de Adrián Suar Solamente vos, uno de los puntales de El Trece. Y, en el medio del trajín, otro encuentro con Ivana y su hijo mayor, Dante (11). La cita era a las tres de la tarde en el restó de Acasusso, Rosa Negra, pero se demoraron una hora y la cocina estaba cerrada. Entonces, la opción fue mudarse al lado, a Oriente Express, y almorzar liviano. Los tres regresaron al trabajo de Ortega, que se extendió hasta poco más de las seis.

No fue la última salida del fin de semana: el viernes almorzaron cerca de su casa, en Olivetti. Y por la noche, fueron a Velma Café a ver a su hermano Emanuel, que presentaba su último trabajo, Esta noche. Allí estaban desde su padre, Palito, sus hermanas Julieta y Rosario hasta su hermano Luis. El lunes lo terminó comiendo un asado preparado por su papá, verdadero experto en esas lides.

Y en una de las salidas, el momento para hablar con GENTE sobre la reconciliación con Ivana, algo que él relativiza porque "fueron cinco, seis días separados. Y durante ese tiempo nunca dejamos de hablar. Lo importante es que yo la quiero muchísimo, la amo. Siempre que hay un conflicto, pero hay amor de por medio, se trata de mirar para adentro para modificar cosas y estar bien. Por eso no me apresuré ni dije nunca que estabamos separados. Fue una pequeña crisis. Yo la quiero mucho a Ivana, tiene un lugar importantísimo en mi vida. Es mi mujer y estoy muy agradecido por las cosas que se ha aguantado. Me demostró que me ama mucho. Para otra mujer, acompañarme el año pasado hubiera sido difícil".

Leé la nota completa en la revista Gente de esta semana.

Viernes Santo, Barrio Norte. De la mano, Sebastián Ortega e Ivana Figueiras caminan rumbo al almuerzo.

Viernes Santo, Barrio Norte. De la mano, Sebastián Ortega e Ivana Figueiras caminan rumbo al almuerzo.

La misma puerta, la misma casa. Ivana y Sebastián salen del hogar del productor en Barrio Norte el viernes. “Fue una pequeña crisis. Yo la quiero mucho a Ivana, tiene un lugar importantísimo en mi vida. Es mi mujer y estoy muy agradecido por las cosas que se ha aguantado”, dice Ortega.

La misma puerta, la misma casa. Ivana y Sebastián salen del hogar del productor en Barrio Norte el viernes. “Fue una pequeña crisis. Yo la quiero mucho a Ivana, tiene un lugar importantísimo en mi vida. Es mi mujer y estoy muy agradecido por las cosas que se ha aguantado”, dice Ortega.

“A Sebastián no le molestó que sea Marcelo el que la lleva a Helena, porque era una pista de aterrizaje y era un peligro que sus hijos anduvieran sueltos. Cuando están con Ivana, se le suben a upa y la abrazan”

“A Sebastián no le molestó que sea Marcelo el que la lleva a Helena, porque era una pista de aterrizaje y era un peligro que sus hijos anduvieran sueltos. Cuando están con Ivana, se le suben a upa y la abrazan”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig