»Tengo 51 años pero las de 18 me envidian» – GENTE Online
 

''Tengo 51 años pero las de 18 me envidian''

Actualidad
Actualidad

Preocupadas por su soltería y por la rutina horaria que lleva (se acuesta a las nueve de la noche y se levanta a las siete de la mañana), sus íntimas le dicen Madre Superiora. Ella no da demasiadas explicaciones al respecto. Agradece el cuidado y les asegura que está viviendo plenamente. "Una puede estar sola", les insiste, aunque sin convencerlas, una y otra vez durante las reuniones femeninas. Pero esa no es la única condición que la hace especial. Hace dos meses -y a pesar de que la sorprendió un estresazo-, cuando se hizo el último control de rutina, su médico de cabecera le dijo: "¡Estás bárbara, como si fueras una nena!". La verdad es que ella se siente como si tuviera 20. Y su físico y su piel ¿privilegios que reconoce¿ no niegan el informal diagnóstico clínico.
Con medio siglo y un año de vida, Carmen Yazalde es la envidia de las nuevas generaciones. Sigue desandando pasarelas en todo el país y tiene tanto trabajo como modelo "que no puedo abandonar. Si fuera por mi voluntad, ya me habría retirado. Pero me siguen llamando", cuenta la rubia con su típico acento portugués mientras descansa en el hotel Horacio Quiroga en Salto Grande, una de las privilegiadas zonas de aguas termales de Uruguay.

-¿Cuál es el secreto de tanto trabajo en tiempo de crisis?
-Es rarísimo, ¿no? Creo que tiene que ver con muchas cosas. Tengo un nombre, cier to carisma y, por suerte, el cariño de la gente. Gracias a Dios siempre tuve pilas y mucha fuerza de voluntad para lograr lo que quise. Ahora tengo proyectos en televisión. Tal vez haga un magazine para la mujer en Canal 7. Además, desde hace un tiempo, estoy haciendo scketchs (imito a Cecilia Bolocco) con Miguel Del Sel, en Totalmente remixado. Ya hice cuatro participaciones y me sentí muy bien. Siempre me ha gustado la actuación.

-¿Y las pasarelas? ¿No le molesta estar junto a chicas de 18?
-Para nada. Me encanta compartirla con las nuevas generaciones, sobre todo porque las chicas se llevan muy bien conmigo. A veces, si estoy con un traje de baño o con ropa superajustada, algunas me dicen: "¡Qué maldita! ¡Te envidio!". Sí, tengo 51 años pero las de 18 me envidian. Y yo les digo que están locas. ¿Cómo m e van a envidiar?

-¿Usted sabe que no parece una señora de más de 50?

-Sí, lo sé. No me puedo quejar de mi cuerpo. No hago nada y es todo natural.

-Algún secreto debe tener.

-No, ninguno. No hago gimnasia y mi dieta es comer sano pero mal, muy descompaginado. ¡Un horror! Tengo que ponerme las pilas con eso.

-Otro motivo de envidia. Además, más de una debe de estar celosa por la admiración que despierta en los hombres.

-Mirá, no soy ninguna virgen. Soy un ser humano, con cosas bárbaras y cosas poco favorables. Ahora estoy sola. Mis amigas me dicen: "¿Cómo querés conseguir un novio si a las nueve de la noche ya estás durmiendo?".


fotos: Leandro Montini
(Enviados especiales a Salto, Uruguay) Le dicen que está mejor que a los 20. Ella asegura que no tiene secretos y que no hace dietas ni gym. A sus espaldas, el imponente lago de Salto Grande, Uruguay

Le dicen que está mejor que a los 20. Ella asegura que no tiene secretos y que no hace dietas ni gym. A sus espaldas, el imponente lago de Salto Grande, Uruguay

Carmen se tomó un descanso en Salto, el paraíso de las aguas termales del Uruguay. Visitó las termas del Daymán y se hospedó en el resort Horacio Quiroga, ubicado a orillas del lago Salto Grande. El paseo lo compartió con sus amigas Evelyn Scheild, Mora Furtado y Teresa Calandra.

Carmen se tomó un descanso en Salto, el paraíso de las aguas termales del Uruguay. Visitó las termas del Daymán y se hospedó en el resort Horacio Quiroga, ubicado a orillas del lago Salto Grande. El paseo lo compartió con sus amigas Evelyn Scheild, Mora Furtado y Teresa Calandra.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig