“Tener un hijo es lo más bonito que nos podía pasar” – GENTE Online
 

“Tener un hijo es lo más bonito que nos podía pasar”

Actualidad
Actualidad

"Sí, estoy embarazada. Y feliz”, dice Pampita (26). La chica que desde hace siete años venía llevando una vertiginosa carrera de modelo, puso un freno. Se separó de su marido, Martín Barrantes. Se enamoró del actor chileno Benjamín Vicuña (27). Desde el 23 de septiembre convive con su nuevo amor en Santiago de Chile. Y ahora va a tener un hijo. Todo demasiado rápido. O no. Verla en mini de jean, musculosa y sandalias comprando cosas para su nueva casa junto al padre de su hijo, relajada, hace pensar que su vida está simplemente tomando el curso que ella quiso. Y que sólo ellos conocen las razones de su felicidad. Repasemos, al menos, los detalles que trascendieron de esta historia.

EL FLECHAZO. Fue el 1º de julio en Buenos Aires. Vicuña viajó invitado para participar de un programa que Pampita estaba preparando para el 2006 con producción de Federico Wollkopc (ex CQC). Como parte de la entrevista, fueron juntos a ver a De la Guarda. En el marco del mismo programa viajaron a Jujuy, donde Vicuña se encontró con Gastón Pauls, a quien conoció durante el rodaje de la película La fuga. Apenas volvió a Chile, Benjamín les contó a todos sus amigos que estaba enamorado de una argentina. Para convencerla de que sus sentimientos eran verdaderos, le mandó flores a su casa desde el otro lado de la cordillera. Dos semanas más tarde, ya estaban juntos. Pero recién el 6 de agosto los fotógrafos los descubrieron volviendo juntos de una escapada romántica a Villarica, Chile. Unas semanas más tarde, otra vez juntos. Ahora, en Playa del Carmen, México. Y hubo otros encuentros apasionados. Hasta que el 23 de septiembre ella decidió abandonar la Argentina y mudarse definitivamente junto a su amor chileno. Pampita se instaló con su perra beagle Carmencita en el departamento de soltero de Benjamín en el Parque Forestal. Cuando supieron que esperaban un hijo de ambos, y ante la creciente expectativa de la prensa, decidieron que lo mejor sería mudarse a una casa alejada del centro. Lo suficientemente lejos de los periodistas y de la contaminación.

UN TAL VICUÑA.
El hombre que conquistó el corazón de Pampita nació el 29 de noviembre de 1978 en Santiago. Creció en una de las familias más tradicionales de Chile. Cuando era chico, su madre se casó en segundas nupcias con Oussama Aboughazale, uno de los hombres más ricos de Chile. Benjamín cursó el secundario en el prestigioso Colegio Manquehue, y Arte Dramático en la Universidad de Chile. Allí conoció a su primera novia, la actriz Manuela Oyarzún, con quien trabajó en la compañía de teatro El Hijo. El noviazgo duró cuatro años. Luego vino otra relación importante con Paz Bascuñán, nieta del ex presidente chileno Patricio Aylwin. Tras ese romance, tuvo uno más pasajero con otra actriz, Fernanda Urrejola, a quien dejó en marzo de este año. Sus amigos lo definen como enamoradizo, impulsivo, apasionado.

En octubre terminó las grabaciones de la versión chilena de Los Simuladores. Ahora sólo está dedicado a sus funciones de la obra Cocinando con Elvis en Centro Mori, el teatro que posee junto a Gonzalo Manguera Valenzuela (otro galán chileno que se ganó el corazón de una beauty argentina, Juanita Viale, la nieta de Mirtha Legrand). Cuando las funciones terminen, y eso ocurrirá el 4 de diciembre, tendrá algunos días de vacaciones, hasta la primera quincena de enero, en que participará con la misma obra en Santiago a mil, el más importante festival de teatro de la ciudad. En la Argentina, su representante, Jorge Hernández, tuvo reuniones con la productora Underground de Sebastián Ortega. Pero Vicuña prefiere por ahora quedarse en su país, no descuidar su teatro y estar más tranquilo junto a Carolina. En su tiempo libre practica natación y kung-fu. Dicen que está conmovido con la idea de ser padre, que él tiene más antojos que Pampita y que va a todas partes con la foto de la primera ecografía para mostrársela a sus amigos.

CASA NUEVA, VIDA NUEVA.
Desde hace tres semanas, Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña alquilaron una casa blanca, con jardín y pileta, en una zona residencial al pie de la cordillera. Decoraron un cuarto para el bebé en colores neutros, ya que no quieren saber el sexo hasta el día del nacimiento. Es poco ya lo que une a Pampita con Buenos Aires. Apenas mantiene contacto con pocas amigas, como Marcela Puente, una de las dueñas de III Millenium, que la visitó por unos días. Según fuentes cercanas, los trámites de divorcio con Martín Barrantes ya están iniciados, los manejan los abogados y ambas partes esperan que sea resuelto lo antes posible. Las mismas versiones aseguran que ya estaban separados desde abril, sólo que Carolina no se animaba a decirlo públicamente. Su nueva rutina incluye clases de yoga para embarazadas y tardes de bordado junto a su suegra, Isabel Luco. Aunque tienen una mucama que se encarga de todos los cuidados del hogar, Pampita se reserva algunas tareas, como hacerle el desayuno a Benjamín o cocinarle sushi, su plato favorito. Para cuidar su figura durante el embarazo, sólo come productos naturales y toma infusiones de hierbas.

Cuando Benjamín no trabaja, hacen planes de a dos y en familia. Muchos mediodías visitan a la mamá de Vicuña y su marido, Oussama Aboughazale en su residencia de Haras Sumaya. Este, practicante ferviente del Islam, conoce a Benjamín desde que es un chico y tienen muy buena relación. En una reciente entrevista al diario El Mercurio, el criador de caballos y socio de la tercera empresa frutera más grande del mundo comentó: “Benjamín, excelente persona, lo conocí de niño. A Pampita también la conocí, una niña muy sencilla y dulce. Lo vi mejor a él, más pleno, radiante”. Ellos tienen una casa en Marbella, cerca de la playa, adonde Carolina espera pasar el verano.

El bebé nacerá a principios de mayo. El jueves pasado, al llegar a su teatro, Vicuña habló para el programa de televisión En portada: “Estábamos esperando los clásicos tres meses para contarlo. Ahora estamos felices de que todos lo sepan. Tener un hijo es lo más bonito que nos podía pasar. Carolina se siente bien; tuvo algunos antojos… pero no más que yo”. Antes de entrar y prepararse para la función, agregó una frase que hará muy feliz a Pampita: “Ahora déjenme trabajar… ¡y ser el mejor papá del mundo!”.

El domingo 27 al mediodía, Carolina y Benjamín hicieron shopping en las tiendas Easy  y Falabella del mall La Dehesa, en las afueras de Santiago.

El domingo 27 al mediodía, Carolina y Benjamín hicieron shopping en las tiendas Easy y Falabella del mall La Dehesa, en las afueras de Santiago.

El viernes se abastecieron de comida para todo el fin de semana en el supermercado Líder, cerca de la nueva casa. A ella apenas se le nota la panza de tres meses y medio de embarazo.

El viernes se abastecieron de comida para todo el fin de semana en el supermercado Líder, cerca de la nueva casa. A ella apenas se le nota la panza de tres meses y medio de embarazo.

También se los vio paseando por Bella Vista, donde Vicuña tiene su propia sala de teatro junto a Gonzalo Valenzuela. Con esta foto se confirmó el embarazo el martes 22.

También se los vio paseando por Bella Vista, donde Vicuña tiene su propia sala de teatro junto a Gonzalo Valenzuela. Con esta foto se confirmó el embarazo el martes 22.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig