«Tener un hijo es el gran proyecto de mi vida» – GENTE Online
 

"Tener un hijo es el gran proyecto de mi vida"

Actualidad
Actualidad

Sentada en una hamaca en la terraza del Stone's Throw Away (un
exclusivo bed and breakfast en las afueras de Nassau, la capital de
Bahamas), no refleja el divismo que uno, a priori, puede suponer en una estrella
pop que sólo con su último álbum vendió trece millones de discos. Cara lavada,
jeans gastados, remera, los pies descalzos -las sandalias con taco altísimo
están a un par de metros-. "Así es la verdadera Shakira, la que está bajo los
escenarios
", aclara al comenzar la charla. A los 28 años, la colombiana ya
suma veinte -¡sí, veinte años!- como compositora y quince como profesional. Por
eso no extraña que varias veces mencione su enorme deseo de tomarse un largo
descanso ("un año sabático, tener mi tiempo de ocio para no hacer nada, para
rascarme la barriga…
").

No es casual que estemos en Bahamas. En esta sofisticada isla, desde hace
cuatro años tiene su residencia principal -además de su mansión de Miami y su
piso en Barranquilla-, que comparte con quien es desde el año 2000 su amor, su
pareja. Pero Antonio de la Rúa no aparecerá esta tarde en que su novia presenta
Fijación oral, su primer disco en castellano en siete años. Por eso
primero hablamos de música, de Gustavo Cerati (autor de Esperado, uno de
los temas), de Alejandro Sanz (a dúo con Shakira canta La tortura), y de
Rick Ruben Rubin -ex productor de los Red Hot Chili Peppers-, el artífice del
álbum que se lanzará el 9 de junio. Claro que el hijo del ex presidente estará
siempre presente: su chica le escribió un tema -Días de enero- en el que
le canta, no sin cierta polémica: "Conté varios rasguños que te hicieron por
ahí./ Ya vas a ver cómo van a sanar poco a poco tus heridas./ Has sido un
extranjero en tu propio país…/ Si yo digo 'cómo dices', tú aún dices 'qué
decís'.
"

-Nadie conoce a Antonio como yo, ni nadie me conoce a mí como él. Llevamos
cinco años juntos y hemos llegado al lugar ideal de nuestra relación, cuando dos
personas se aceptan como son, con sus defectos, con sus virtudes, y se acompañan
y se apoyan y se aman… En los tiempos difíciles he sido su doctora, y él ha sido
mi hospital. Porque yo también necesito mucho que me cuiden
...

-Y además de fuente de inspiración, ¿qué otro rol ocupa él en tu carrera?
-Antonio se encarga de toda la parte no artística de mi carrera, de la que
no me quiero encargar yo, la que me quita tiempo e inspiración. El es el CEO,
la cabeza de mi empresa, se ocupa de los asuntos legales. No te olvides que es
abogado. Antonio hace, y mucho. No es un mantenido, como han sugerido por ahí.
Yo tengo el modelo masculino de mi padre, que ha trabajado toda su vida, y no
podría estar al lado de un hombre al que yo deba mantener. Además, cuando
compongo un tema, Antonio es una de las primeras personas en escucharlo, ya que
me gusta compartir lo que hago con mi pareja.

-La tortura, el reggaetón -mezcla de hip hop y salsa- que cantás a dúo con
Alejandro Sanz y que encabeza los rankings de las radios en estos días, toca el
tema de la infidelidad masculina. ¿Está basado en alguna experiencia personal?
-En realidad, en la experiencia de muchas mujeres latinoamericanas que
padecen el machismo. Lamentablemente, hay muchos hombres que le ponen los
cuernos a su esposa y que luego vuelven a ella pidiéndole perdón, creyéndose con
el derecho de absolución de todos los pecados, como si ello fuese parte del
acuerdo matrimonial.

-Insisto: ¿vos fuiste víctima de una traición de este tipo?
-Todas las mujeres vivimos el machismo de cerca, lo tuvimos como vecino. Y
esta canción pretende exorcizar los demonios del pasado, esos de los que uno no
quiere ni acordarse.

-Algunos pensaron que la letra de La tortura aludía a unas fotos que se
publicaron en las que se te veía discutiendo duramente con Antonio…
-Ese día tuvimos una discusión como la que puede vivir cualquier pareja, y
ciertos periodistas malintencionados inventaron una mentira diciendo que era la
pelea que había puesto punto final a nuestra relación. Cuando vimos las fotos
-en la imagen yo tengo una cara de piedra-, no pudimos hacer otra cosa que
reírnos. Discutimos, sí, no más de cinco minutos, entramos a la casa y ya se nos
pasó. Lo raro y malsano en una pareja sería que no discutiera…

-¿Y por qué discuten con Antonio?
-Oye, ¿y por qué discutes tú con tu mujer?

-Por ejemplo, cuando le falta condimento a la ensalada…
-¿Ves? Tú también eres el típico machista latino del que te hablaba. Mira
que hacer un escándalo porque le falta sal a la lechuga… ¡Pobre mujer, la tuya,
tan guapa que es…!

-Un momento, Shakira, te aclaro que en mi casa el que cocina soy yo…
-Ahí sí que me agarraste… En nuestra casa cocina el que esté con más ganas,
más libre… Claro que Antonio hace unos asados… Ya le enseñó su técnica a toda la
familia…

-Hablando de familia, ¿tu madre no está reclamando los nietos?
-¡Y cómo…! "Shaki, Shaki, Shaki, ¿cuándo voy a ser abuela yo..? Voy a
estar muy vieja para cargar a esos chicos…
" Por ahora, los chicos son los de
mi fundación Pies Descalzos. Con la colaboración de varias empresas de mi
país construimos escuelas en lugares en los que los distintos gobiernos
colombianos no pudieron -o no quisieron- ayudar. Y no sólo escuelas, también
alimentación gratuita para miles de niños desnutridos, y asistencia psicológica,
ya que la mayoría proviene de hogares en los que la violencia es cosa de todos
los días.

-Presidís una fundación, sos embajadora de la UNICEF, dedicás gran
parte de tu tiempo a miles de chicos. Entonces, ¿para cuándo los propios?
-Tener un hijo es el gran proyecto de mi vida. Pero antes de llegar a esa
meta quiero cumplir con un par de obligaciones para conmigo misma. En quince
años de carrera me debo un año sabático, para no hacer nada, para estar con
Antonio, para viajar a Buenos Aires y caminar por La Recoleta. Además, el día
que lleguen mis hijos, me dedicaré a full a ellos. Voy a ser una madre
sobreprotectora, empalagosa, de esas que hacen que sus niños no vean la hora de
irse de casa…

-Hace dos años me dijiste que tal vez imaginabas tu boda para mayo del
2004…

-En realidad te dije para el mes de mayo… de cualquier año. Pero un día de éstos
los sorprendo y me caso… en diciembre. Además, planear una boda lleva una
producción mucho mayor que hacer un disco. "Antonio, invitemos a nuestros
padres y hermanos… ¿Y los tíos? Si no los invitas, se ofenden…
" Y entonces
va a aparecer el tema de los primos, los primos hermanos, los primos segundos…
Barranquilla entera y Buenos Aires no van a caber en la iglesia. La otra
posibilidad sería escaparnos y aparecernos, de pronto, como la señora De la Rúa
y el señor Mebarak (Nota: el apellido de Shakira). Y en ese caso, ni mis padres
ni mis suegros nos volverían a dejar entrar a sus casas. Organizar una boda no
es una tarea fácil… ¿Me das una idea?

Shakira, tal como posó en la producción de fotos de su nuevo disco. Todavía no decidimos el momento, pero cuando lleguen mis hijos seré una madre superprotectora, de esas que atosigan a sus niños".">

Shakira, tal como posó en la producción de fotos de su nuevo disco. "Todavía no decidimos el momento, pero cuando lleguen mis hijos seré una madre superprotectora, de esas que atosigan a sus niños".

Antonio es el CEO, la cabeza de mi empresa, se ocupa de los asuntos
legales. No te olvides que es abogado. El hace, y mucho. No es un mantenido,
como han sugerido por ahi"
">

"Antonio es el CEO, la cabeza de mi empresa, se ocupa de los asuntos
legales. No te olvides que es abogado. El hace, y mucho. No es un mantenido,
como han sugerido por ahi
"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig