«Tener novia te hace sentir bien, no importa si es de 20, 30 u 80 años» – GENTE Online
 

"Tener novia te hace sentir bien, no importa si es de 20, 30 u 80 años"

Actualidad
Actualidad

-Weich, arrancó con Sorpresa 2002 con 22.2 puntos de rating y picos de 25. ¿Es cierto que ya prepara la Sorpresa 2003?
-No, ¿por qué? ¿Qué están diciendo?


-Que está agrandado y quiere ser el próximo galán de la futura novela de Adrián Suar.

-Mmmmm, me encantaría. Soy alto, rubio y de ojos celestes. No veo por qué no podrían elegirme…. En
Pol-ka siempre explotan lo mejor que tenés, así que…

-¿Se animaría?

-Fuera de broma, me gustaría. Tienen muy buenos libros. Claro que hay que poseer un cierto talento, porque eso no te lo pueden inventar. Tendría que recordar las épocas de
Clave de Sol, cuando a los 20 "mataba". Ojo que no sólo los lindos tienen derecho a enamorarse.


-¿Lo dice porque Suar logró convertir en galanes a Juan Leyrado, Dady Brieva y Miguel Rodríguez?

-Y… la verdad es que de los que nombraste ninguno es lindo ni galán, por eso me tengo cierta fe. Pero hablando en serio, creo que el rubro galán ya no existe, ni tampoco los culebrones de antes. El Arnaldo André de otros tiempos ya no se da…. Por favor, esperame que ya seguimos…

Julián Weich (36) no para un minuto. Va y viene por los estudios de Central Park en Martínez y está pendiente de cada detalle para que su nuevo ciclo Sorpresa 2002 (Domingo de 20 a 22 horas) sea un éxito. Luego pide un camarín, pero como no está listo, invita a seguir la charla en el bar. Se muestra hiperactivo y las respuestas le surgen a borbotones. En medio de un descanso, aparecen Gustavo Bermúdez y Araceli González, protagonistas de la novela
Mil Millones. Weich le gasta una broma a Gustavo y recibe con un beso a la actriz. "Juli, tengo ganas de entrar en esas carreras de aventura en las que vos participás. ¿Hay que entrenar mucho?", le consulta Araceli, que luce orgullosa sus flamantes extensiones. Luego Julián atiende a una radio. Se lo nota bastante apurado, y casi no respira esperando la próxima pregunta.


-¿Qué imagen cree que la gente tiene de usted?

-La gente cree que soy más bueno, más alto, mas bondadoso y más chinchudo de lo que soy…

-No puede negar que es bastante chinchudo. Cuando llegamos, no le gustó nada que le pidiéramos hacer una foto en exteriores.

-No soy chinchudo, soy serio. Y tengo claro lo que quiero. Hoy tenés que tenerme compasión porque estoy recansado y repodrido por el primer programa. Lo que pasa es que la gente compara al que se divierte en la tele con el serio, y dice: "Es amargo". Soy como un payaso que se saca el maquillaje y sale del circo a la calle.


-¿Y no es un poquito amargo?

-No, me divierto mucho y hago que la gente se divierta, pero en la intimidad. No salgo por la calle a cargar a la gente. En reuniones de amigos soy muy divertido.


-¿Descubrió por qué las madres siempre lo ponen como ejemplo del yerno ideal?

-Eso fue en una época en que la querida revista GENTE hacía encuestas y siempre aparecía como el más bueno.


-¿Y eso es malo?

-Es divertido, punto. Porque para saber si soy el mejor padre tendrías que preguntárselo a mis hijos; si soy el mejor hijo, tendrías que hablar con mi madre, y si soy el mejor marido te lo puede contestar mi mujer. La gente puede suponer, pero hasta ahí. Pero la tele magnifica lo bueno y lo malo.

-¿No le parece positivo tener imagen de bueno en esta época de chantas?

-Que me digan que soy un buen tipo es un piropo. Tiene que ver con todo lo que hice en mi carrera. Nunca actué de malo, siempre tuve perfil de bondadoso. Así hiciera de asesino, la gente no vería a un asesino.


-¿Y le gustaría hacer de villano?

-De asesino, de violador o de travesti, pero no creo que nadie me llame para hacer esos papeles porque van a decir: "Este está trabajando para Unicef, no le van a creer".


-¿Es tan bueno como la gente cree?

-No (sonríe). Jamás hablé de mí y dije como soy. Nunca comenté: "Soy un tipo
buenísim
o". Pero la gente siempre habló de mí. Y lo mejor de todo es que me quiere.

-¿Está en una etapa de cambios? Le pregunto porque incorporó el deporte aventura a su vida y también un nuevo amor…

-Lo que pasa es que estas carreras están de moda, y entonces se ven más. Pero desde chico practico judo, buceo, rugby, de todo. Y el deporte aventura ahora tiene más auge.

-¿Le aporta adrenalina a su vida?

-Me exige continuidad. Y me obliga a correr dos veces por semana, a andar en bicicleta. Tengo que estar en forma.

-¿El cambio físico fue por hacer tanta actividad o por respeto a aquella máxima que dice: "Todo lo que hacen los hombres es para levantarse minas"?

-(Sonríe). El cambio en mi cuerpo es una cuestión que le ocurre a cualquiera que se ponga a hacer actividad física.

-No me contestó cuando me referí a su nueva pareja. ¿Está realmente enamorado?

-Estoy muy bien, pero los sentimientos no se pueden describir. Cualquier palabra que pueda usar para explicar un sentimiento no existe, puede sonar hasta ridícula.


-¿Bárbara (27), su pareja, lo aceptó con sus tres hijos?

-Me presenté así y no le quedó otra. Ja, ja.


-¿Cómo vivió la transición entre la separación de su esposa y esta nueva pareja?

-Yo me casé para toda la vida. Pero no pudo ser. Por suerte tuve una buena separación. No hubo terceros, simplemente no queríamos estar más tiempo juntos.

-Por ahí dijo que tener una novia joven lo hacía sentir muy bien.

-Mirá, lo que creo es que tener novia te hace sentir bien, no importa si es de 20, 30 u 80 años.

por Miguel Braillard
fotos: Santiago Turienzo
producción: Gabriela Díaz

Me encantaría ser el galán de la próxima novela de Suar. Ni Juan Leyrado, ni Dady Brieva ni Miguel Rodríguez son lo que se dice lindos. Por eso me tengo cierta fe".">

"Me encantaría ser el galán de la próxima novela de Suar. Ni Juan Leyrado, ni Dady Brieva ni Miguel Rodríguez son lo que se dice lindos. Por eso me tengo cierta fe".

No soy chinchudo, simplemente soy un tipo serio. Lo que pasa es que la gente compara al que se divierte en la tele con el serio y dice: "Es un amargo". Yo soy como un payaso que se saca el maquillaje y sale del circo a la calle".">

"No soy chinchudo, simplemente soy un tipo serio. Lo que pasa es que la gente compara al que se divierte en la tele con el serio y dice: "Es un amargo". Yo soy como un payaso que se saca el maquillaje y sale del circo a la calle".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig