«Tener hijos con Diego es un proyecto a largo plazo» – GENTE Online
 

"Tener hijos con Diego es un proyecto a largo plazo"

Actualidad
Actualidad

Iba a venir con Diego, pero bueno, él se quedó en Buenos Aires, a ver si se le ocurría algún nuevo hit. Pero Debora -porteña, hincha de San Lorenzo, 29 de edad, 1,76 de altura, 90-61-91 y afición a tejer en sus ratos libres- tendrá revancha, porque se toman vacaciones juntos a fin de mes, con destino todavía incierto. Y ella, con un par de días para disfrutar, aprovecha la nieve. Cerro Castor, Ushuaia, bien al sur y todo blanquísimo, con la gente esquiando o a lomo de snowboard. O, mejor dicho, los caballeros, que la ven ahí: cuerpito gentil sobre las pistas, mientras Debora posa y ellos pierden un poco el equilibrio. Así, el frío da gusto. Para ella, son gajes del oficio. Cosa de costumbre.

-Hace nueve años que trabajás de modelo. ¿Cómo hacés para encontrarle todavía el placer?
-Justamente porque no es un trabajo común. Lo mezclo con el placer. No es rutinario; manejo mis tiempos. Así es difícil que se te vaya la pasión.

-De cualquier manera, la pasión la tenés puesta en tu novio...
-Sí, estoy muy bien. Ahora Diego se quedó en Buenos Aires.

-¿Le servís de inspiración?
-Ojalá pueda ser su musa inspiradora. Pero creo que a él todas las situaciones de la vida le deben servir para crear.

-Y de convivencia, ¿cómo andamos?
-Estamos gran parte del tiempo juntos, pero no convivimos.

-Cuando él se va de gira y no te lleva, debe ser difícil aguantar la soledad...
-Es que pasamos muy poco tiempo separados; lo máximo fueron veinte días. Cuando pasa eso, trato de canalizar toda la energía en el trabajo.
Si no, lo extraño mucho.

-Se dice que en el secundario Diego era un chico tremendo, líder del grupo y bastante liero. ¿Sigue así?
-Es un chico muy simpático. Y no, ya no es liero. Era bravo, aunque yo no lo conocía. Estaba metido siempre en los líos. Lo agarré en el mejor momento, ¡ja, ja, ja!

-De vuelta a eso de vivir juntos: ¿hay planes?
-Por ahora no. Hace un año y pico que estamos juntos, y como es una relación atípica en cuanto al ir y venir, no nos hace falta.

-¿Qué te genera esa distancia?
-Te sirve para pensar. Acrecienta todo, lo bueno y lo malo. Tiene su encanto. Con los años y la experiencia, me fui asentando más. Ahora veo el amor de otra manera. Antes era todo más idealizado: el príncipe azul en su caballo… Pero como el príncipe azul siempre destiñe, el amor ahora lo veo como algo real, más sólido.

-¿Cómo llegaste a ese cambio, Debora?
-Ahora soy una mujer. Antes era más adolescente, tenía más caprichos. Además, estoy con un hombre que me quiere, me respeta. El vínculo es más fuerte, pasa por el amor, no por la histeria. Y cuando pasa algo -porque siempre pasa- lo que te mantiene vivo es el amor. Cuando las cosas son enfermas, tarde o temprano se corta.

-Hace unos meses se comentó que habías dejado a Diego porque él te había sido infiel.
-Eso nunca pasó. Pero siempre se dicen esas cosas por estar al lado de alguien tan conocido. Nuestra vida privada está más expuesta que lo normal. Tengo que aprender eso, porque es inevitable. Vamos a resguardar nuestro amor todo lo que podamos, pero a veces no se puede tanto. Pero el día que tenga algo importante para decir, lo diré.

-¿Hijos?
-No por ahora, es un proyecto, pero a largo plazo. Quiero disfrutar de mi relación. El casamiento y los hijos son como el punto más importante del amor. El noviazgo es muy lindo, aunque imagino que el casamiento también lo es. Son etapas que no quiero quemar, quiero vivir todo.

-¿Y la vida de popstar de Diego?
-Es linda. Pero es duro para él estar de gira todo el tiempo. Estar solo, extrañar… Pero hoy por hoy, para mí acompañarlo es un placer.

-Se le deben tirar las chicas encima, supongo…
-No soy celosa. Si lo fuera, no podría estar con alguien como él. Me moriría enroscada, envenenada. Aprendí con los años a que las cosas pasen por otro lado. Si hay un motivo real, sí, pero si se le tira encima una fan, no es para hacer una escena.

-¿Creés en el amor para toda la vida?
-Hummm, es difícil... Creo en el amor real, lo bajo a la tierra. No creo en los cuentos de hadas, pero sí en un amor sano y para siempre.

-Hay muchas modelos que se enamoraron de músicos. ¿Qué tienen ellos?
-Diego no me sedujo por ser
cantante. Yo, de hecho, no tengo
ídolos. No era su fan y ni siquiera sé si tenía alguno de sus discos. Me conquistó su simpatía, su simpleza. Y justamente, siendo un artista tan reconocido,
no ser nada creído.

-¿Diego se mete en tu carrera?
-Para nada. Si yo le pido un consejo, me lo da, pero nada más. Yo sé bastante bien lo que quiero de mi vida.

¿Medidas? 90-61-91. Y por el frío ni se preocupa: teje en sus ratos libres. ¿Su novio <i>popstar</i>? Componiendo en Buenos Aires. Los caballeros que están en el centro de esquí de Tierra del Fuego, agradecidos.

¿Medidas? 90-61-91. Y por el frío ni se preocupa: teje en sus ratos libres. ¿Su novio popstar? Componiendo en Buenos Aires. Los caballeros que están en el centro de esquí de Tierra del Fuego, agradecidos.

Diego no me sedujo por ser cantante. No era su fan y ni siquiera se si tenia alguno de sus discos. Me conquisto su simpatía, su simpleza"">

"Diego no me sedujo por ser cantante. No era su fan y ni siquiera se si tenia alguno de sus discos. Me conquisto su simpatía, su simpleza"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig