“Tenemos más curiosidad que los periodistas por saber de qué sexo será nuestro bebé” – GENTE Online
 

“Tenemos más curiosidad que los periodistas por saber de qué sexo será nuestro bebé”

Actualidad
Actualidad

El embarazo es apenas perceptible. La campera de plumas no ayuda, claro. Su porte envidiable, tampoco. “Ya van tres meses…”, aclara, por si hiciera falta, la super top argentina. Y jura que aún no sabe el sexo de su cuarto hijo. Alejandro Gravier se reconoce ansioso. “Bueno, algo más que ansioso… El tema me intriga bastante, ¿sabés? Imaginarás que tenemos más curiosidad que los periodistas por saber de qué sexo será nuestro bebé. Seguramente, en la próxima ecografía se develará el misterio”, agrega. Claro, luego de dar vida a tres varoncitos (Balthazar, de 8; Tiziano, 5, y Benicio, 2), el hombre sueña con una hija. “Aunque si viene otro nene, entre los cuatro y yo armamos el equipo de fútbol-cinco y chau”, ríe.

.........................................................................................

El llegó a París el viernes, vía Milán. Ella desembarcó el sábado, en vuelo directo desde la Argentina. Se alojaron en el Hyatt Hotel. Y en su primera tarde juntos en la capital gala sólo dieron una vuelta, tomados de la mano, por la vecina Place Vendôme. ¿La excusa de semejantes vacaciones? Acompañar a Los Pumas por su gesta histórica en la Sexta Copa del Mundo Francia 2007. “¿No es poco, verdad? Los gustos hay que dárselos en vida”, comentaban ilusionados por el increíble desempeño del team nacional en suelo local.

El domingo, claro, fueron a la cancha. Aunque antes pasaron por el banderazo argentino en el Arco de Triunfo. Valeria Mazza posó frente a cientos de cámaras y firmó cientos de autógrafos. Sin chistar ni ponerse nerviosa, a lo diva del pueblo. Ya en el Stade de France se ubicaron en la segunda bandeja, frente al Palco de Honor. Gravier lucía una camiseta blanca en la que había mandado escribir la leyenda

I am a Puma”. Más tarde desandaría su historia en el rugby: “Jugué toda mi vida en el San Isidro Club. ¡Si hasta competí en primera con El Tano Loffreda, el entrenador de Los Pumas! Llegué al seleccionado juvenil, a Los Pumitas… Ahora, después de mucho tiempo, volví al club. Mi hijo mayor, Baltha, empezó a jugar al rugby este año. Y todo eso, te aseguro, me contagió mucha energía. Por eso apenas vi que Los Pumas superaron a Escocia y pasaron a las semifinales, no dudé ni medio segundo: llamé a Vale para que nos encontremos acá y me tomé el primer avión para venir”.

.........................................................................................

A la hora del cierre, luego de la derrota y de despedir de pie y con aplausos al equipo argentino, Valeria y Alejandro pasearon por Montmartre y el Sagrado Corazón y confesaron que se quedarán en París una semana más. “Porque Los Pumas se merecen que gritemos bien fuerte cuando busquen conseguir el tercer puesto, de nuevo ante los bravos locales”.

La diosa argentina y su marido, de recorrida por la Place Vendôme, cercana al Hyatt Hotel en el que se alojaron. “<i>Si viene otro nene, entre los cuatro y yo armamos el equipo de fútbol-cinco y chau</i>”, anticipa Ale.

La diosa argentina y su marido, de recorrida por la Place Vendôme, cercana al Hyatt Hotel en el que se alojaron. “Si viene otro nene, entre los cuatro y yo armamos el equipo de fútbol-cinco y chau”, anticipa Ale.

Bella, siempre bella Valeria, la señora de Gravier. El no deja de mimarla durante el embarazo y está atento a cada antojo que le surja.

Bella, siempre bella Valeria, la señora de Gravier. El no deja de mimarla durante el embarazo y está atento a cada antojo que le surja.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig