“Sueño con romperla en la Selección” – GENTE Online
 

“Sueño con romperla en la Selección”

Actualidad
Actualidad

Messi hará lo que quiera con su carrera. Hace jugadas que normalmente un jugador logra a los 25, 26 o 27 años. Quizá en 10 años podré decir que yo jugué con Messi. Un jugador así no es normal”. (Thierry Henry, jugador del Barcelona y de la Selección de Francia).
.............................................................................................
El ritual, característico en estos años del Barcelona de Messi, es un festejo que ya se convirtió en tradicional. Al final de cada coronación y vuelta olímpica, las luces del Camp Nou se apagan y sólo queda iluminado el círculo central, donde los jugadores –de a uno y micrófono en mano– le dedican unas palabras al estadio colmado. El año pasado, un Messi más alegre que lo habitual disparó: “¿Querían las tres? ¡Aquí están las tres! Y el año que viene vamos a seguir y vamos a ganar todo. ¡Vamos a festejar todo otra vez!”. Por eso este domingo, luego de haberse consagrado campeón de la Liga de España tras vencer al Valladolid por 4 a 0, su voz era la más esperada en esas tribunas a full. Es que Leo no sólo convirtió doblete en el partido: fue el goleador de la Liga, con 34 goles –igualando, de paso, el récord que había marcado el brasileño Ronaldo con esa camiseta en la temporada ’96/’97–, y Botín de Oro del fútbol europeo –premio que se le otorga al jugador con más goles entre copas y ligas–, con 47 festejos en total. Cuando las pantallas mostraron que el argentino tomó el micrófono, una ovación lo recibió al grito de “¡Messi, Messi!”. Leo dejó por unos segundos a Tomás, su sobrino de 4 años de edad (hijo de su hermano Rodrigo), y sorprendió al mundo: “Este año no voy a decir nada raro. Simplemente darles las gracias a todos. ¡Visca Barça, visca Catalunya! (¡Vamos Barcelona, vamos Cataluña!). ¡Y aguante Argentina, la c... de su madre!”.
Unas horas más tarde, cuando los festejos del domingo se habían extendido con una cena en familia con mamá Celia, papá Jorge, hermanos, sobrinos y unos pocos amigos, atiende el teléfono, para hablar con GENTE de un nuevo momento soñado.

“¿Qué sorprendió a todos lo que dije en el estadio? Nunca pienso mucho lo que voy a hablar: salgo y digo lo que me sale en ese momento. Y ahora que en el Barcelona se terminó todo, sueño con romperla en la Selección”. Así, el pibe de 22 años que todos quieren ver jugar el Mundial de Sudáfrica, vuelve a la Tierra, sorprende con su humildad y responde. Lea atentamente. Son palabras del mejor jugador del mundo.

–Todos los argentinos queremos saber cómo vas a llegar al Mundial. Pero antes dejo de lado la ansiedad y te pregunto por el Barcelona. ¿Cómo estás viviendo este momento?
–Me siento feliz, pero como a veces leo en distintos medios argentinos, sin mis compañeros nada de esto hubiera sido posible. Porque no soy un dibujito animado invencible. No es que Messi entra a la cancha y les gana a todos. Acá somos un equipo y un cuerpo técnico que trabaja, y mucho, para conseguir las cosas.

–Son impresionantes las maravillas que dicen de vos tus compañeros. ¿Cómo influyen tantos elogios?
–Cuando escucho a los chicos que me elogian tanto, pienso: “No les puedo fallar”. Y es un orgullo muy grande, obvio.

–Para que la temporada fuera perfecta esta vez faltó la Champions, ¿verdad?
–A todos nos hubiese encantado. Lamentablemente no se nos dio, aunque estuvimos cerca. Todos queríamos salir bicampeones de la Orejona, pero es muy difícil. Somos un equipo de fútbol y no podemos ganar todos los partidos. Igual, el año va a ser perfecto si Argentina sale campeón del mundo.

–¿Estás ansioso con el Mundial?
–¡Quiero que arranque mañana! ¿Eso responde tu pregunta? La verdad que sí... Todo jugador cuando se acerca un Mundial se pone impaciente. Es el evento más importante, y encima representando a tu país.

–Dijiste que “soñás con romperla en la Selección”. Sabés que somos más de cuarenta millones de argentinos que compartimos ese sueño, ¿no?
–(Carcajadas) Lo sé, y por eso voy a dar todo. Quiero hacer goles en todos los partidos. Quiero romperla de verdad y ser la figura del Mundial. Tenemos mucha calidad en el equipo. Ojalá pueda aportar toda mi experiencia.

–¿Sos consciente de que hasta ahora no rendiste con la celeste y blanca igual que con la blaugrana?
–Seguro. Yo soy el primero que sale fastidiado de la cancha cuando las cosas no me salen... Y mucho más si es un partido de la Selección. Para mí, jugar bien de verdad con la camiseta argentina es una materia pendiente. ¡Espero aprobarla en Sudáfrica, y con
un diez!

–Acá en Argentina muchos dijeron que en Barcelona sos un tipo feliz y en la Selección no. ¿Es así?
–No, son todas pavadas. ¿Qué jugador no va a ser feliz cuando se pone la camiseta que alguna vez usó Maradona? El que piensa eso es un estúpido. El tema es que mi rendimiento fue bajo porque no pude sacar lo mejor de mí. Pero es un lindo desafío que tengo por delante.

–¿Le tenés fe al equipo?
–Seguro, confío mucho en mis compañeros, en Diego, y en lo que yo pueda aportar personalmente. Hoy siento que vamos a salir campeones del mundo.

–¿Coincidís en que nos tocó una zona fácil?
–No. En el fútbol de hoy nada es sencillo.

–A priori, Nigeria, Corea del Sur y Grecia no nos tendrían que complicar el pase a segunda ronda...
–Es verdad, pero tenemos que pensar partido a partido. Varias veces fuimos a un Mundial siendo campeones y no pudimos levantar la Copa. Equipo y técnico tenemos. Ahora sólo nos falta encontrar nuestro mejor nivel, para romperla en Sudáfrica.

–¿Qué sentís cuando los elogios llegan, aparte de tus compañeros, de Maradona?
–Es difícil explicarlo con palabras. A ver, para que no quede como un chupamedias... Diego me viene elogiando antes de ser técnico de la Selección. Ahí, cuando lo escuchaba me daba mucha vergüenza. Ahora que le toca dirigirme y sigue hablando bien de mí, pienso: “La tengo que romper”.

–Muchos te comparan con Diego. Hicieron goles similares y son determinantes para sus equipos. ¿Vos lo sentís así?
–Los que dicen que me parezco es porque no lo vieron jugar, o se olvidaron. Nunca más nacerá un jugador como él. Fue único e irrepetible. El resto estamos a un millón de años luz.

–El último Mundial lo ganamos en México ’86 con Diego en la cancha. ¿Podremos volver a repetir con él en el banco y vos con la “diez” en la espalda?
–Lo único que quiero es traer esa copa para Argentina, como sea. Y ojalá que se dé este año con Maradona como técnico. Ahí sí me voy a sentir un jugador completo. Leo sonríe mientras una lluvia de papelitos envuelven al jugador argentino. Fue el domingo, en los festejos del Barça tras ganar la Liga española. Detrás de él Tomás, su sobrino de 4 años, corre con su camiseta.

Leo sonríe mientras una lluvia de papelitos envuelven al jugador argentino. Fue el domingo, en los festejos del Barça tras ganar la Liga española. Detrás de él Tomás, su sobrino de 4 años, corre con su camiseta.

En el partido ante el Valladolid convirtió los tantos que le faltaban para ser el goleador. Mostró un nivel superlativo, el mismo que todo el año europeo.

En el partido ante el Valladolid convirtió los tantos que le faltaban para ser el goleador. Mostró un nivel superlativo, el mismo que todo el año europeo.

Con Tomás, hijo de su hermano Rodrigo en brazos, cantó el Himno del Barcelona mientras la gente en la tribuna, con sus cánticos, lo reconocía como el jugador más querido y valioso del plantel.

Con Tomás, hijo de su hermano Rodrigo en brazos, cantó el Himno del Barcelona mientras la gente en la tribuna, con sus cánticos, lo reconocía como el jugador más querido y valioso del plantel.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig