Le vamos a dar pelea a cualquiera"." /> «Sueño con quedar en la historia como el primer argentino que ganó un título en la NBA» – GENTE Online
 

"Sueño con quedar en la historia como el primer argentino que ganó un título en la NBA"

Actualidad
Actualidad

Aunque el calendario marcaba viernes 2 de mayo y el reloj decía que era la
una de la mañana, la cancha del club Bahiense del Norte, en Bahía Blanca, estaba
repleta. Es que faltaban pocos minutos para que la pantalla gigante, instalada
para la ocasión, devuelva la imagen de aquel chico que hace diez años brillaba
en ese mosaico blanco y negro, y hoy triunfa en la NBA. Por eso la salida de San
Antonio Spurs se festejó tirando papelitos y el primer triple de Emanuel, como
un gol de Batistuta. Y cuando la chicharra anunció el final del último cuarto,
hubo festejos, abrazos y lágrimas, allí, en Bahía Blanca, a miles de kilómetros
de Phoenix, Arizona. Es que como ya casi es costumbre, el hijo pródigo de Bahía
Blanca había sido una de las figuras de la cancha. Ahí, donde los equipos
invierten millones de dólares y donde hay estrellas de la talla de Shaquille
O`Neal, Chris Webber, Kobe Bryant y Allan Iverson, Manu ya es uno de los
consagrados. Hace apenas un mes fue destacado con el premio El Novato del mes. Y
hasta la megaestrella Michael Jordan lo distinguió con elogios: "Ginóbili es un
muy buen jugador y sin dudas un ejemplo a seguir para la juventud . Está en un
gran nivel, y lo más importante: muchas veces es determinante para que su equipo
gane un partido".

La voz ronca de Tom James, el gerente de San Antonio Spurs, trata de imponerse a
la música de rap que suena dentro del vestuario: "Manu, Manu, ¿where the hell
are you"
, grita mientras de fondo se escuchan cantos y festejos. Hace diez
minutos que el equipo, que hace 24 horas obtuvo el pasaporte a las semifinales
tras ganar la serie por 4-2 ante Phoenix Suns, terminó su rutina de
entrenamiento y según Tom, sólo tiene diez minutos para hablar con GENTE: "Me
están volviendo loco pidiéndome notas con Gino. Sus actuaciones tienen tanta
repercusión, que la semana pasada hasta me llamaron de un canal de China".

-Emanuel, cuando suena el despertador por la mañana, ¿te pellizcás para darte
cuenta de que todo lo que te está pasando no es parte de un sueño?
-No, tengo al lado de la cama un martillo y todos los días le pido a Marianela,
mi novia, que me dé un buen golpe. Ya no le tengo confianza ni a los pellizcones
(carcajadas).

-¿Es algo muy fuerte para un jugador argentino estar a 72 horas de jugar una
semifinal de conferencia de la NBA ante Los Lakers, los actuales tricampeones?

-Cuando te ponés a pensar, entrás en estado de shock. Pero esto no sólo le
pasaría a un argentino. Para cualquier persona esto es un sueño. Hasta para los
mismos americanos.

-¿Y cómo te tratan? Porque es como que vos entraste y les robaste un sueño en su
propia casa.
-Sí, todos los días camino por las calles y cuando me reconocen los chicos que
están tirando al aro, me corren para "fajarme" (risas). No, hablando en serio,
todos me quieren ayudar para que me sienta cómodo.

-Si tuvieras que contarles a los argentinos qué es jugar en la NBA, ¿qué les
dirías?
-Y... es muy difícil describir todo lo que rodea a este mundo (se toma unos
segundos)... Se podría comparar con lo que siente un jugador de fútbol cuando se
va a jugar a Europa. Y por ahí un poco más, porque eso en el fútbol es algo
habitual. Pero para un basquetbolista, éste es un sueño muy lejano.

-Y en cuanto a la gente, al fanatismo, a los estadios...
-Es algo increíble. Acá entrás a la cancha y siempre hay 20 mil personas. Lo que
sí no existe es el mismo fanatismo que en una cancha argentina. Son más
correctos y callados. Por ahí entonan algún cantito y nada más. Además, esto
está montado sobre una estructura súper profesional para que todos los partidos
se vivan como una verdadera fiesta.

-Y por ejemplo los Spurs tiene algún cantito como el clásico de la cancha que
dice: "...no me importa lo que digan/ lo que digan los demás/ yo te sigo a todas
partes/ cada vez te quiero mas".

-No, acá lo más groso es mover las palmetas cuando el rival tiene un tiro libre
(carcajadas). Como te dije, todo se maneja con mucho respeto. Lo que sí es muy
común, si estas pasando por un buen nivel, que coreen tu nombre.

-¿Y en ese momento qué pasa por la mente de Emanuel Ginóbili?
-Te corre un escalofrío por el cuerpo y se te pone la piel de gallina. Vos pensá
que estos tipos vieron jugar verdaderos monstruos. Y que hoy griten "Gino (golpe
a tres veces con el dedo en el auricular del teléfono) /Gino" es algo que te
llena de orgullo.

-¿Sos consciente de que tu buena actuación abre las puertas para que otros
jugadores argentinos puedan llegar?
-Un poco sí, pero creo que no sólo eso: la actuación de todo el seleccionado
argentino en el Mundial de Indiannapolis 2002 fue la verdadera llave para estar
acá.

-¿Te hablaron en algún momento del triunfo argentino sobre los Estados Unidos?
-Sí, por ejemplo Gregg Popovich, el DT de los Spurs, en ese momento era el
técnico del Dram Team, y muchas veces destaca la actuación que tuvimos, sobre
todo cuando le ganamos a la selección de los Estados Unidos. No es para menos,
¡nunca antes habían perdido un partido! Muchos me dijeron que si bien estuvieron
tristes por la derrota, entendían que les hizo muy bien, porque había muchos
jugadores que estaban subidos a su soberbia y pensaban que nunca nadie les iban
a poder ganar.

-Fuera del básquet, ¿cómo fue tu adaptación a Texas -donde están los Spurs- y a
la NBA toda?
-Y, terminás haciendo una típica vida americana. Por las comidas, los horarios y
el ritmo de vida… En plena temporada se juegan hasta cuatro partidos por
semana... Por eso, cuando no viajo, yo trato de estar todo el tiempo con mi
novia, mirando películas o con la computadora.

-¿Dónde estás viviendo?
-En San Antonio, Texas, en un barrio residencial a 30 minutos del centro. Es un
lugar muy lindo con jardín, mucha tranquilidad y mucho sol.

-¿Cómo es una semana en la vida de Ginóbili?
-Ninguna es igual a otra. Por ahí me toca una afuera y después una adentro. Acá
se juega cada dos días, y cuando tengo partido, entreno por la mañana, después
duermo la siesta y voy para la cancha. Al día siguiente entreno y por la tarde
duermo la siesta. Si no estoy muy cansado voy con Marianela al cine. Como te
dije, es una vida bastante tranquila.

-¿Y esa tranquilidad se interrumpió en algún momento en la guerra con Irak?
-No, para nada. Si bien es algo que no le gusta a nadie, en ningún momento se
alteró el ritmo de vida. La única diferencia es que te revisan un poco más en el
aeropuerto, hay más seguridad en las calles, pero nada en especial. Y si bien
estuve al tanto de todo lo que pasaba, traté de no desconcentrarme y poner todas
mis energías en completar este sueño.

-¿Pasa por tu cabeza ganar el anillo de campeón en la primera temporada?
-Yo sueño con quedar en la historia como el primer argentino que ganó un título
en la NBA, pero para eso todavía falta mucho. Ahora se vienen los Lakers, que
son difíciles pero no imposibles. Hasta ahora demostramos que somos el equipo
más regular, y le vamos a dar pelea a cualquiera.

Manu vuela ante la atenta mirada de Tim Duncan, la estrella de su equipo. Los Spurs derrotaron a Phoenix Suns por 4-2 y van por el anillo. Ginóbili es el tercer argentino en llegar a la NBA, después de Pepe Sánchez y Rubén Wolkowyski.

Manu vuela ante la atenta mirada de Tim Duncan, la estrella de su equipo. Los Spurs derrotaron a Phoenix Suns por 4-2 y van por el anillo. Ginóbili es el tercer argentino en llegar a la NBA, después de Pepe Sánchez y Rubén Wolkowyski.

Emanuel mostrando toda su garra dentro de la cancha contra los Phoenix Suns. Aunque al principio no pudo jugar por una lesión en el tobillo, ya está recuperado y sus triples fueron decisivos para que su equipo sea el mejor de la temporada regular.

Emanuel mostrando toda su garra dentro de la cancha contra los Phoenix Suns. Aunque al principio no pudo jugar por una lesión en el tobillo, ya está recuperado y sus triples fueron decisivos para que su equipo sea el mejor de la temporada regular.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig