Es pediatra, su hijo murió a los siete meses y donó los órganos: "Es un aliciente ante un dolor tan profundo" – GENTE Online
 

Su hijo murió a los siete meses y donaron sus órganos: “En medio del peor dolor pensás que hay otra familia que espera”

Sabrina Critzmann cuenta el duro camino que atravesó junto a su marido cuando falleció su bebé; en el Día Nacional de la Donación de Órganos, esta pediatra de 33 años narra su experiencia y alienta a otros a emprender este camino.
Actualidad
Actualidad

Ojalá no signifique lo que estoy pensando”. Sabrina Critzmann recuerda lo que pasó por su mente aquel día de julio de 2017 cuando su bebé, que había cumplido siete meses, cayó gravemente enfermo. Esta médica pediatra, recibida en la UBA, ya sabía el difícil escenario que estaba a punto de afrontar.  

Juan Martín nació en diciembre de 2016 con una patología grave y pasó 40 días internado en neonatología con diagnósticos desalentadores. Pero salió adelante, dejó el hospital y empezó a crecer sano y feliz junto a sus padres; hasta que cumplió los siete meses. “Cuando creíamos que ya había pasado lo más terrible que nos podía pasar, se enfermó mucho”, cuenta Sabrina. Fiebre, un poco de mocos. En un escenario previo al coronavirus, “no era nada raro”. Sin embargo, matrimonio de médicos, percibieron que “algo más pasaba”.

“Ojala no sea lo que estoy pensando…que esto que estoy viendo no sean indicios de una meningitis”, se repetía Sabrina para sus adentros, mientras esperaba junto a su marido Patricio que los médicos confirmaran el diagnóstico. 

Era meningitis. Y el cuerpito de Juan Martín, que en tan poco tiempo ya había vivido demasiado, no soportó los embates de la enfermedad“Una mañana lo miro, estaba muy mal, con convulsiones. Ya se hablaba de que si podía vivir iba a tener muchas secuelas. Pero a las horas hubo complicaciones, sufrió varios ACV y dejó de respirar solito”. 

En ese momento, en el que dejó de respirar por sí mismo, el costado médico de Sabrina entendió que ya no había vuelta atrás. “No puedo dejar de ser pediatra por ser mamá; no pude dejar de ver lo que veía por ser mamá”. Ella ya conoce los signos que indican que algo ya no tiene marcha atrás . 

Juan Martín nació en diciembre de 2016 con una patología grave y pasó 40 días internado en neonatología con diagnósticos desalentadores. A los siete meses contrajo meningitis y murió.

“Con su papá lo miramos y le dijimos que su vida era de él y que lo íbamos a acompañar; y que si estaba cansado, y se quería ir, también lo íbamos a acompañar”. Luego siguieron otros episodios, más daño cerebral y, con el diagnóstico de muerte encefálica - el equivalente a cuadro irreversible-  hicieron la pregunta. “¿Podemos donar sus órganos?”.

El camino a la donación

En medio del duelo por su primer hijo, comenzó el operativo donación. La pediatra cuenta que no es un proceso fácil para el donante pero tampoco para el que recibe. “ Son muchas pruebas que uno transita mientras está haciendo un duelo: ver si hay compatibilidades, medir a la persona, las distancias para el traslado” - cuenta y añade-  “es todo muy fuerte pero a la vez es esperanzador: hay otro bebe que puede recibirlos”.

Durante todo ese proceso, el principal miedo de esta madre era que su hijo no lo tolerara. “Fueron 2 o 3 días y en mi mente fueron meses”, recuerda. Los días eran demasiado largos: pensaba en si habría alguien compatible, en las cosas que estaban en juego, en las familias que podían estar esperando los órganos de su bebe de 7 meses. “Pensaba en esas familias que están ahí, a la espera, y reciben un llamado en el que les dicen ‘hay una posibilidad''' . Sabrina se emociona porque ella ya había estado de ese lado. Afuera del quirófano, velando por la vida de su hijo. “Se lo que es sentir ese miedo”.

Una vez que terminaron las pruebas, Sabrina y su marido acompañaron a su hijo a la puerta del quirófano y se despidieron de él. Saben que se hicieron varias donaciones pero no quisieron preguntar más.  

“¿Si fue mucho? Si, fue mucho", reconoce. Pero explica que lo que la ayudó es "tener información". Saber qué es lo que iba a pasar, conocer los pasos, los procesos, el después. "No tener miedo, no caer en mitos o fantasías tan comunes en torno al tema". En este sentido, el matrimonio de pediatras consideran fundamental el acompañamiento tanto de familiares como profesionales de la salud durante el proceso. 

“Fue mucho, pero valió la pena", repite. "El duelo se sigue haciendo siempre, el dolor no se va a ir va a cambiar de forma y esto, es un aliciente para el dolor. Hoy estoy agradecida con mi hijo por haberme permitido donar sus órganos”, finaliza.

Sabrina junto a su hijo Lisandro, que hoy tiene dos años. Le hablan de su hermano y le muestran fotos. "Es parte de su historia"

El día después

Fue muy difícil para el matrimonio volver a la pediatra tras la muerte de Juan Martín. Enfrentarse todos los días a las caritas de niños de la edad de su hijo, revivir situaciones similares,  ver el miedo de las familias. Pero salieron adelante y nació su segundo hijo, que hoy tiene 2 años. “El duelo sigue, cada día que llevo a mi hijo a la plaza y mira la calesita sabiendo que debería estar su hermano, con cuatro años. Pero además de estar triste decidí celebrar la vida que pude compartir con mi hijo”, reflexiona. 

Junto al padre de sus hijos recuerdan la fecha en que falleció, pero también los meses que disfrutaron juntos. “Es difícil llegar a ese lugar de festejar el tiempo compartido”, reconoce.

Sabrina escribió el libro “Hoy no es siempre, guía para una crianza respetuosa”, que fue declarado de Interés por el Senado de la Nación y declarado de Interés Legislativo.

Hoy Sabrina reparte su tiempo entre su familia y el Centro Médico Jacarandá, que fundó para acompañar a las familias desde diferentes especialidades. Además, escribió el libro “Hoy no es siempre, guía para una crianza respetuosa” y acompaña a las familias a través de las redes y charlas, en las que comparte su historia de resiliencia  y alienta a otras familias a emprender el camino de la donación “sin miedos”.

 “Cuando uno elige la medicina piensa en salvar vidas. No esperábamos hacerlo de esta manera terrible, pero estuvo en nuestras manos”, finaliza.

Día Nacional de Donación de Órganos

El domingo 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos en conmemoración del nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante en un hospital público.

Este año el mensaje principal será de agradecimiento a las personas que donaron sus órganos. En 2021, 567 pacientes recibieron un trasplante de órganos y 424 uno de córneas gracias a 294 donantes. 

Bajo el lema #GraciasDonantes se compartirán distintas piezas en las redes sociales, en las que pacientes que hayan recibido un trasplante y personas que expresan su voluntad a favor de la donación brindarán sus testimonios, con el objetivo de dar aliento a quienes esperan y multiplicar el mensaje del valor de la donación.  

“Desde el inicio de la pandemia el objetivo principal fue seguir garantizando la continuidad de la oportunidad del trasplante, entendiendo que cada posibilidad puede ser única en mucho tiempo para quienes lo necesitan”, dijo Carlos Soratti, presidente del INCUCAI. 

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig