“Soy una mujer carnívora y latina con orgullo” – GENTE Online
 

“Soy una mujer carnívora y latina con orgullo”

Actualidad
Actualidad

Paulina Susana (35), o Pau a secas, chaparrita de México DF, 1,69 de estatura, toda de dorado, terriblemente tentadora, con capa y todo, en una cornisa de Los Angeles, para el clip de Ni una sola palabra –tema que promete “besos hasta el amanecer”, y el primer single de su nuevo disco, Ananda–. Así, como una superchica del placer, se muestra. Y una superchica, parece ser…

Los intelectuales me critican, pero se toman dos tequilas y bailan mis temas”, dispara, muy sexy y con las púas puestas, a los que se atreven a flagelarla. Esa es la idea: a no meterse con Paulina. Como verán más tarde, no es sólo de la boca para afuera. Consecuencia obvia de pasar toda una vida siendo una star, criada desde el vamos para el éxito, hija de Susana Dosamantes, actriz telenovelera muy famosa, entró a los 7 nomás al Centro de Capacitación de Televisa, gran canal azteca, para ver si se convertía en un boom, con clases de canto y danza, para después entrar en Timbiriche, que eran como Los Parchis, pero mexicanos.

Hoy también, está su novio, desde hace un año y medio, Nicolás Vallejo Nájera, alias Colate, español, empresario, que Paulina trajo a Buenos Aires hace un año, cuando vino a filmar un clip. Hace unas semanas, él la llevó de vacaciones y a los besos por el Mediterráneo. Sobre don Colate acá ni se sabe, pero en su país de origen tiene linda fama de playboy, por salir, por ejemplo, con Inés Sastre, actriz muy bombón. Dice, con su lengua de playboy, que por ella tiene algo: “superior a lo físico”, y que aprovechó –dicen las lenguas pérfidas– el bajón emocional de Paulina tras romper con su ex, el actor –telenovelero también– José María Torres, para arrimarse un poquito.

Y sobre Ananda, hay que decirlo, es cosa superior a todo lo que hizo antes. Se tiene fe con este disco. Tanto, que piensa conquistar Europa y Asia, donde el pop latino es cosa algo inexplicable. Paulina está, cuenta, “en Europa, super relajada, muy cool”.

–Te hiciste de un verdadero dream team argentino para este disco. Te llevaste de lo mejorcito, sin dudas.
–Son maravillosos, talentosísimos. Todos, sin duda: Gustavo Santaolalla, Cachorro López, Juanchi Baleirón (viola y voz de Los Pericos), Guille Vadalá (bajista de Fito Páez)... Colaborar con ellos ha sido crecer. Y la Argentina también. Su comida, su arquitectura. Me siento unida a ella.

–En el clip de Ni una palabra, estás, digamos, bastante hot sobre esa terraza. Una absoluta superchica en bikini.
–¡Ja, ja, ja! ¡Es que yo soy así! Me refleja como soy. No soy nada tranquila. Soy muy fuerte.

–¿Tan fuerte como para conquistar Europa y Asia? Es un terreno duro para una popstar latina.
–Tengo todos los elementos para hacerlo. Y no es que sea ambiciosa. De veras que tengo todas las cartas de amor necesarias para lograrlo. Soy una mujer bien carnívora. Y latina con orgullo. Esa es la esencia de Paulina. Si vienes a alguno de mis conciertos lo podrás ver. Además, soy una mujer muy contemporánea, y sé lo que quiero.

–Difícil, a los chicos nos gusta tener el mando.
–Simple: yo les dejo que se crean ese cuento de que mandan.

–¿Cuántos años de carrera ya, Paulina? Desde que estabas en Timbiriche.
–Desde que tengo 7. Pero lo que importa no es el tiempo, sino la dedicación que le he puesto a mi carrera.

–¿A veces no te dan ganas de dejar todo, de decir: “Basta, ya es demasiado. A tener hijos y punto”?
–¡Es que mi hijo también es la música! Y ganas de tenerlos no me faltan. Siempre he querido. Las mujeres, a esas ganas, las tenemos genéticamente. Y si quiero parar, pues me tomo un año sabático, como ya me lo he tomado.

–O también, unas lindas vacaciones por Marbella con tu novio.
–Claro, es muy bueno. Sirve para regenerarnos. Además, soy una mujer de todos los mares.

…………………………………………………....................

Todo muy bonito con la regeneración pacífica y con todos los mares del mundo. Pero para los paparazzi mexicanos, su relación con su chico es cosa digna de fotografiar. Así que, hace unos días, en un aeropuerto en Miami, Paulina se hartó un poquito de tanto flash. Y devolvió a los carterazos. Bueno, ella dijo que es una mujer bien fuerte. O más bien carnívora.

Paulina: 1,69 de estatura, pero, eso sí, pura explosión. A golpe de cartera alejó a los fotógrafos en Miami hace unos días. Se reconoce fuerte. Y, además, lo demuestra.

Paulina: 1,69 de estatura, pero, eso sí, pura explosión. A golpe de cartera alejó a los fotógrafos en Miami hace unos días. Se reconoce fuerte. Y, además, lo demuestra.

Entre los rascacielos de Los Angeles, Paulina filmó con pinta de <i>supergirl</i> dorada su nuevo clip, <i>Ni una sola palabra</i> –tema muy caliente y rockero, producido por Cachorro López, bajista de Los Abuelos de la Nada–.

Entre los rascacielos de Los Angeles, Paulina filmó con pinta de supergirl dorada su nuevo clip, Ni una sola palabra –tema muy caliente y rockero, producido por Cachorro López, bajista de Los Abuelos de la Nada–.

O a la española también. Desde hace un año, su chico es Nicolás Colate Vallejo Nájera, empresario y <i>playboy</i> de buena fama, que la llevó de vacaciones por el Mediterráneo. Ella, el año pasado, lo trajo a Buenos Aires.

O a la española también. Desde hace un año, su chico es Nicolás Colate Vallejo Nájera, empresario y playboy de buena fama, que la llevó de vacaciones por el Mediterráneo. Ella, el año pasado, lo trajo a Buenos Aires.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig