«Soy una chica muy medida; casi nunca cometo excesos» – GENTE Online
 

"Soy una chica muy medida; casi nunca cometo excesos"

Actualidad
Actualidad

En su infancia en Ramos Mejía practicó gimnasia artística. De esos años de entrenamiento sobre una viga, apenas más ancha que sus pies de niña, le quedaron dos marcas: su cuerpo fibroso y cierta obsesión por el equilibrio. "Casi nunca cometo excesos", afirmará en plena nota. Hace terapia, practica pakua -un arte marcial japonés que se basa en encontrar el equilibrio entre lo físico y lo espiritual-, consulta un médico nutricionista para alimentarse de manera armónica, y se confiesa: "Soy una chica muy medida, muy prolija y ordenada". Así es María Eugenia Tobal (28), la Mecha de Padre Coraje (todos los días a las 22.30 por Canal 13), "un personaje tierno, con un lado agresivo y uno más femenino que aparece sólo por momentos", cuenta.

-Tobal, ¿nunca se pasa de la raya?
-Trato de evitarlo. Trabajo mucho sobre mi persona, me psicoanalizo y me hago preguntas para entender qué me pasa. Estoy tratando de hacer un camino prolijo por la vida.

-Algún pecado predilecto debe de tener…
-Dejame pensar… La gula, no. No me pierde la comida, y desde que consulté a un nutricionista aprendí a comer sano. Tampoco soy ambiciosa, porque creo que todo llega cuando tiene que llegar. Soy muy aburrida, en realidad. Mi única perdición es la ropa, ¡me encanta la ropa! Si tuviera mucha plata, tendría un ropero enorme, con muchos zapatos, aunque ni siquiera los usaría.

-¿Cómo actriz también es tan medida? Cuándo hizo las escenas íntimas con Carolina Peleritti para 099 Central, no se la vio muy inhibida...
-No. Cuando hago un personaje no tengo problemas en andar liviana de ropa, ser sexy o hacer una escena jugada. El papel de la policía homosexual que hice en 099 fue un momento clave en mi carrera. Básicamente, quisimos contar una historia de amor. Decidí confiar en el director, en los autores y en Carolina, con quien nos hicimos muy amigas, y sobre todo en mí misma.

-¿Y a usted misma, se exige mucho?
-Mucho. Siempre estoy buscando la perfección, pero no debería porque no existe. Lo que hace interesante a una persona es que no sea perfecta. Es algo de mí que me gustaría cambiar.

-¿Cómo se lleva con la soltería? (N. de la R.: el año pasado se separó del jugador de volley Sebastián Jabif).
-Soy parte de una generación que está muy desvinculada, estamos como desencontrados. Veo mucha gente sola alrededor de los 30, y a esta altura está visto como algo muy normal. Yo me acostumbré enseguida a estar sola. Pero soy de las que creen que lo ideal es estar al lado de una persona que uno ame, poder ir juntos hacia algún lugar. Mientras tanto, está bien estar sola. Uno crece, se conoce más a fondo, reconoce las propias miserias.

-Tenés ganas de enamorarte, entonces.
-La verdad es que me cuesta enamorarme; por algo sólo tuve dos novios en mi vida. Me gustaría compartir, estar en pareja, porque cuando me enamoro es en serio. Soy sumamente transparente y demostrativa.

Olvídese por un momento del maquillaje, la pollera de tul transparente, la mirada de comehombre que ve en las fotos de estas páginas. Sentada en el bar de Pol-ka, en jeans y remera de algodón, Tobal aparece tal cual es: una chica simple con unos ojazos verdes increíbles y una linda sonrisa. Se le nota la infancia de barrio (Barrio Marina, en Villa Luzuriaga), los años en el Normal de San Justo, la escuela de teatro de Carlos Moreno en plena adolescencia, la relación con sus hermanos Rubén (32) y Guillermo (30), y el ejemplo de sus padres Ofelia (docente) y Pedro (ingeniero).

-¿La televisión la alejó de sus raíces de barrio?
-No, soy una mina sencilla, un ser humano como cualquier otro. Sigo teniendo los mismos amigos de la infancia y me siento muy unida a mi familia. Ahora mi hermano mayor acaba de tener un bebé y me modificó todo. Estoy conmovida por verlo a él padre, por ver a mi sobrinito y pensar que es mi sangre. (Se le llenan los ojos de lágrimas).

-Lo que será cuando sea mamá, si le pega tanto el rol de tía…
-¡Ufff! No me quiero imaginar. Tengo un modelo muy fuerte de familia. Mi sueño es criar a mis hijos de la misma manera, como mis viejos lo hicieron con nosotros. No cambiaría nada: la misma libertad, el mismo amor, esa unión de verdad. Cambiemos de temaque estoy muy llorona.

-¿Sueña con el momento de hacer un papel protagónico?
-Me encantaría. Ya me va a tocar. Pero te cuento que todos los papeles los hago con el mismo esfuerzo y cariño que un personaje central. No me gusta hacer nada de taquito, cada escena es como si fuera la última y la mejor.

-¿Cuál es el papel que mejor le sale en la vida: hija, hermana, amiga o amante?
-Los cuatro juntos hacen una auténtica Eugenia.

-Y como amante, ¿pone todas las armas de su extraordinaria belleza en juego o la va de perfil bajo?
-Cero producción. Me encanta la ropa sexy, el maquillaje y toda la producción para alguna ocasión especial, pero me siento más sensual en jeans, remera y a cara lavada.

por María Noel Alvarez
fotos: Machado Cicala
Estilismo y asesor de imagen: Jorge León.
Maquilló Mariela Ostrowiecki. Peinó: Juan Manuel para Roberto Giordano, con productos Sebastian.
agradecemos a: Kosiuko, Reebok, Susila Tantrik, Think Pink, Malu & Carla Ricciardi, Fahoma y María Vázquez

En <i>Padre Coraje</i>, interpreta a Mecha, de la banda de Coraje… Aunque el personaje de Arana la mira como a una amiga, ella esconde una gran pasión. En la vida, está sola y con muchas ganas de encontrar un compañero para siempre.

En Padre Coraje, interpreta a Mecha, de la banda de Coraje… Aunque el personaje de Arana la mira como a una amiga, ella esconde una gran pasión. En la vida, está sola y con muchas ganas de encontrar un compañero para siempre.

Soy de las que creen que lo ideal es estar al lado de una persona que uno ame; poder ir juntos hacia algún lugar"">

"Soy de las que creen que lo ideal es estar al lado de una persona que uno ame; poder ir juntos hacia algún lugar"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig