Siempre me sentí una privilegiada por tener curvas"." /> «Soy desinhibida, pero odio mostrar mis lolas» – GENTE Online
 

"Soy desinhibida, pero odio mostrar mis lolas"

Actualidad
Actualidad

Y el mejor cuerpo de la Argentina aterrizó en la costa Atlántica. Y los hombres soñaban con cruzársela en la playa. Y ese momento imperdible llegó el sábado 20. Y ella pisó las arenas de Club de Mar en ojotas, envuelta en un pareo. Y se quedó en microbikini. Y se recostó al sol. Y se metió al mar. Y salió. Y se fue. Y… ¿dónde está el topless?

-Disculpe, Grudke. ¿Ya se va?

-Sí, ¿por…?

-¿Ya se bronceó, eso fue todo?
-¿Qué esperaban?

-Un topless, como Dios manda.
-¡Los decepcioné! Lo siento. Pero el corpiño jamás me lo quito. Para broncearme, claro.

-Pero usted, que tiene cuerpo de modelo top y lo luce en las pasarelas, que tiene la gracia de los actores y se sube a las tablas y hasta se anima al teatro de revistas, ¿cómo le puede hacer algo así al sexo masculino?

-(Ríe) Bueno, bueno, ya… Que una cosa es subirse a una pasarela o al escenario o posar frente a una cámara, y otra muy distinta andar sacándose el corpiño así porque si.

-¿Y las famosas marcas que las mujeres odian?
-Ahí quedarán. Quizás cuando vuelva de las fiestas, después de Navidad, alquile una casa con mucha ligustrina y ahí me lo quite.

-No venga ahora con que tiene inhibiciones…
-No, soy muy desinhibida, pero odio mostrar mis lolas. Siempre me sentí una privilegiada por tener curvas, pero no es razón suficiente para andarlas mostrando…

Vino a Mar del Plata para estrenar junto a Nito Artaza la nueva obra del 2004: Argentina, todo un show. Allí interpreta a Cristina Fernández de Kirchner y a Zulemita Menem embarazada, entre otras famosas. Este 2003, que lo dedicó al perfeccionamiento artístico (tomó clases de teatro con Nora Musenco), le dio sus frutos: Marcelo Tinelli la convocó para que integre el elenco de Los Roldán, su gran apuesta de tevé para el año que ya llega. "Trabajo mucho para poder actuar con la misma seguridad que siento desfilando sobre una pasarela", cuenta ella.

-Una duda: esas curvas que no termina de animarse a mostrar, ¿cuánto la han ayudado en esta vida?
-Mucho. Y sino, decime qué hacés acá…

Llegó de Oberá a los  19 años y conquistó las pasarelas con sus piernas interminables y sus curvas perfectas: 90-60-90. Hoy, la misionera que también  se anima al teatro de revistas, dice que le gusta provocar.

Llegó de Oberá a los 19 años y conquistó las pasarelas con sus piernas interminables y sus curvas perfectas: 90-60-90. Hoy, la misionera que también se anima al teatro de revistas, dice que le gusta provocar.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig