“Soy bien ambiciosa y no tengo límites” – GENTE Online
 

“Soy bien ambiciosa y no tengo límites”

Actualidad
Actualidad

Lo aclara al toque, antes de cruzar la puerta: los bares la ponen incómoda, siente que todos la miran y esa clase de situaciones la intimida. Pero, sabe, no le queda otra. Va a tener que afrontar el desafío, nomás. Y una vez más. Entonces, se calza las gafas negras, saca pecho y avanza con la frente bien alta. En ese mismísimo segundo resulta sencillo entenderla: porque caen chiflidos, guauuus, piropos inocentes… y de los otros, que nunca faltan. ¿Qué pasó? Lo que ella ya sabía que iba a pasar: los hombres presentes (mozos y cajero incluidos) acaban de reconocerla. “¡Hola a todos!”, les responde la rubia con su brazo en alto. Y así, los hace callar. Es que, a esta altura del partido, Rocío Guirao Díaz –modelo de Multitalent– es una experta en eso de calmar fieras.

–¿Viste que te dije…?
–¿Siempre te pasa esto?
–Siempre, en todo momento, vaya donde vaya. Dejé de frecuentar ciertos lugares desde que me hice un poco más conocida porque no puedo comer, ni hablar con amigos, ni nada. Igual, está todo bien. Aprendés a manejarlo.

–Veo. Y zafás bastante bien…
–A las situaciones molestas siempre hay que hacerles frente. A todo, así de sencillo. Si te ruborizás o te escondés, perdiste.

–Además, de alguna manera, vos lo generaste desde la provocación.
–Y, sí. Si te hacés fotos sexys y sos la tapa de una revista, te tenés que hacer cargo. Yo manejo mi carrera, mi destino, y soy muy consciente de eso. Quise ser modelo: lo fui. Quise verme provocativa: lo logré. Ahora quiero cantar, y tal vez hasta grabe un CD. Voy bastante encaminada. Estoy tomando clases de canto y…

–Perdoná, perdoná: ¿CD, dijiste?
–Sí. Si te conté que estaba cantando…

–Cantar, cantamos todos. Lo que nunca mencionaste es que te lo estuvieras tomando en serio…
–En serio, en serio, tampoco. A ver, ¿cómo te explico? Canto desde siempre, me encanta cantar. Y ahora se dio esto de componer mis canciones, y me gusta lo que hago.

–¿Y vos, a quién escuchás?
–Adoro a Shakira, me gusta mucho el blues y el jazz. Ahora, estoy ensayando covers de Janis Joplin, Josse Stone, Norah Jones y Tracey Chapman. Me encanta escucharme. Me parece que puede llegar a funcionar. Por ahora, pienso hacer una especie de mini-show para mi cumpleaños con familiares y amigos, nada formal. Pero, ¿quién sabe, no? En esta carrera todo puede pasar.

–Pero si cumpliste 22 el 27 de junio...
–Pero lo voy a festejar el 13 de julio en el Faena. Es que no quería que faltara nadie por culpa del Mundial. Por eso, a la hora de poner un día, elegí ése. Va a ser algo íntimo, para familiares y amigos. Seremos unas doscientas personas.

–Doscientas deja de ser íntimo. ¿No tenés vergüenza?
–¿De qué? ¿De cantar frente a toda esa gente? No, ninguna. Además, te dije: van a ser todos amigos y conocidos.

–Límites tampoco…
–Tampoco. Yo no tengo límites y soy bien ambiciosa. No tengo ambiciones desmedidas, no pretendo quitarle el lugar a nadie, no mato ni piso cabezas, pero estoy llena de sueños por cumplir.

–Rocío cantante, es uno.
–Rocío cantante es uno, sí. Quizá el primero que llegue a concretar. Cuando me gusta algo me tiro a la pileta. No ando con vueltas. Además, ¿sabés qué? La carrera de modelo está llena de pros y contras. Por un lado es realmente espectacular: viajás, te pagan bien, conocés gente nueva e interesante todo el tiempo, te da cierta fama, cierta popularidad y si sabés usar la cabeza te abre millones de otras puertas. Bueno, quiero usar mi cabeza para eso. Porque si bien voy a estar siempre muy agradecida a esta profesión, el de modelo es un trabajo bastante ingrato, es una de las pocas profesiones que no duran toda la vida: o te reinventás o fuiste.

–A ver… ¿cómo es eso?
–Y sí, nombráme alguna modelo que haya empezado a los 15 y haya vivido sólo de su profesión. Ninguna: a cierta edad, cambian el rumbo. O se convierten en actrices, o en conductoras de televisión, o cantan, o se ponen a diseñar ropa o a proteger animales, como Brigitte Bardot. Esta carrera es divina, pero nuestros envases también traen fecha de vencimiento. Si no aprovechás el momento para despegar, vas muerta.

–¿Y lo tuyo es la música?
–Me gusta mucho, sí. Pero ojo que no descarto trabajar en Hollywood. Me encantaría hacer televisión en Los Angeles, como para empezar.

–¿Estudiás teatro?
–Todavía no es el momento. Cuando llegue lo haré.

–¿Jamás dudás de vos?
–Muchas veces Soy re-humana, muy sensible y llorona. Yo te hablo así, pero eso no significa que no le tema al fracaso. El que dice que no le teme al fracaso es un hipócrita. Todos tenemos miedo de que nos vaya mal. Nunca dije que iba a ser la mejor. Sólo pienso intentarlo.

–Conseguiste fama de la noche a la mañana. ¿Toda esta movida es sólo para mantenerla?
–Ni me preocupa eso. De hecho, estuve en el Festival de Cannes y me hicieron fotos porque entré por la alfombra roja. Pero ningún fotógrafo tenía idea de quién era, ni de cómo me llamaba, y mucho menos de qué era lo que hacía ahí.

–Eso: ¿qué hacías ahí?
–Me invitaron y acepté para hacer contactos. Quería ver cómo se mueve y cómo viene Hollywood.

–¿La conclusión?
–La pasé bomba. Es un lugar increíble. Las mujeres van súper-producidas a todos lados, tanto de día como de noche. Ahí, entre los eventos, las casas de moda y los casinos, hay movida las 24 horas. Además, te chocás en cualquier rincón con celebridades internacionales de primera línea: me crucé con Penélope Cruz, Carmen Maura, Pedro Almodóvar, Tom Hanks… Todos, estaban todos... Te juro que por momentos me salía la cholula de adentro y moría por pedirles un autógrafo. Pero bueno, en esas ocasiones una se debe controlar. Y me controlé.

–¿Y? ¿Te ves en unos años entre ellos?
–Es otro de mis sueños. O de mis ambiciones. Ojalá. Mi gran ventaja es que me animo a todo. Y, como dije antes, siento que no tengo límites.

Rocío en la meca del verano europeo. Allí, confió que grabar un CD y convertirse en actriz son sus próximas metas.

Rocío en la meca del verano europeo. Allí, confió que grabar un CD y convertirse en actriz son sus próximas metas.

“El que dice que no le teme al fracaso es un hipócrita: todos tenemos miedo de que nos vaya mal. Yo nunca dije que iba a ser la mejor, sólo pienso intentarlo”

“El que dice que no le teme al fracaso es un hipócrita: todos tenemos miedo de que nos vaya mal. Yo nunca dije que iba a ser la mejor, sólo pienso intentarlo”

“Si te hacés fotos sexys y sos la tapa de una revista, te tenés que hacer cargo. Yo manejo mi carrera, mi destino, y soy muy consciente de eso”

“Si te hacés fotos sexys y sos la tapa de una revista, te tenés que hacer cargo. Yo manejo mi carrera, mi destino, y soy muy consciente de eso”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig