“Soy ambiciosa y muy atrevida: una kamikaze” – GENTE Online
 

“Soy ambiciosa y muy atrevida: una kamikaze”

Actualidad
Actualidad

"Es la primera vez que estoy sola. Me separé el año pasado de un novio con el que tuve una relación de dos años, y estoy disfrutando este momento. Siempre estuve con alguien, pero necesitaba un tiempo para reencontrarme conmigo misma. Y la verdad es que me siento bárbara así”. Daniela Urzi (30) no para un minuto. En el mundo, es la cara de la firma internacional Revlon. Además, de Aveda y L’Oréal. Y no para de recibir ofertas. Ahora está por unos pocos días en el país, y mientras la maquillan y la peinan para una producción de ropa interior (Lody), charla con GENTE y a la vez habla por teléfono, intentando armar su agenda para el próximo viaje internacional, con destino todavía incierto.

Cuando termina de confirmar su vuelo respira aliviada. Y sonríe. Luce unas sandalias altísimas –seguramente con la firma de Manolo Blahnik, uno de sus zapateros preferidos– como si nada. Se cambia de conjunto y vuelve a posar. Parece increíble que realmente esté sola. “Sí. No insistas. Ahora, cuando vengo a la Argentina sólo quiero ver amigos”, bromea.

–Uno de ellos es Adrián Suar.
–Sí. Somos grandes amigos. Me lo presentó Guga Pereyra (el RRPP) y nos conectamos rápidamente. Además, me ofreció trabajar como actriz en alguno de sus programas. Podría ser divertido. Era algo nuevo que tengo ganas de experimentar. Me propuso un papel de mala, genial. Pero no pude aceptarlo, porque debo viajar y no me puedo comprometer. Pero no va a faltar oportunidad para que trabajemos juntos. Algún día me gustaría ser actriz. Cuando vengo a Buenos Aires, Adrián es una de las personas con las que siempre hablo.

–¿Realmente tiene ganas de actuar cuando deje el modelaje?
–Todavía no pienso en abandonar la moda. Lo que me gusta hacer, y de hecho lo hago cuando tengo tiempo, es diseñar joyas. Esta que tengo puesta la dibujé yo. Es de platino y diamantes. También me gusta la fotografía. Soy muy buena con la cámara.

–Perdón, pero vuelvo un instante al tema de las pasiones. ¿Su amor por Hernán Chammah, su manager, terminó definitivamente?
–Ya no somos pareja, pero lo quiero muchísimo. Yo por Hernán, mato. Pero prefiero no explayarme. Es un tema muy íntimo. ¿Me lo respetás?

–¿Se adaptó a vivir sola recorriendo el mundo?
–Hace nueve años que vivo en el exterior. Tengo mi casa en Nueva York, pero nunca sé dónde voy a estar. Lo único que sé, por ahora, es que las próximas semanas viajo a Hamburgo para hacer unas fotos nuevas de Revlon. Pero después, ni idea. Eso tiene este trabajo, mucha adrenalina. Recuerdo que cuando me fui de Argentina no tenía grandes motivaciones. Pero llegué lejos, porque soy muy ambiciosa y atrevida, una kamikaze diría yo. Por eso me animé a dejar mi país. Pero cuidado, que afuera nadie critique a mi tierra, porque me enojo.

–¿Urzi nacionalista?
–Siempre hablo muy bien de mi país. Estoy orgullosa de ser argentina. Soy escondedora cuando me preguntan por los problemas económicos que padecimos. Me defiendo, y capaz que miento. Digo que todo está bien y chau. Me molesta que cualquiera hable mal de la Argentina. Yo a los extranjeros les digo que es maravillosa. Traje a muchos clientes a trabajar aquí. No sé, siento que represento al país, aunque sea en el mundo de la moda, que es lo mío.

–A los 30, ¿está pensando en el retiro como modelo o en prolongar su carrera? Hay mujeres que se deprimen, porque sienten que entran en una edad crítica.
–La verdad es que me siento de veinte. Y además, hay varios casos de modelos que tienen cuarenta años. Creo que depende mucho de cada cuerpo, de las ganas que uno tenga, del estado físico. Yo voy bastante seguido al gimnasio, me cuido, tengo un personal trainer. Hago todo lo posible para estar bien.

–¿Cuál es el secreto para triunfar?
–Creo que el problema de muchas modelos es que ellas mismas se hacen mala fama. Les puede ir bien, pero como no son del todo profesionales, con el tiempo se pierden. Porque esto no es sólo cuestión de belleza. Yo digo que todo pasa por la personalidad. Porque chicas lindas hay miles, pero con personalidad, pocas.

–¿Piensa que alguna vez va a extrañar todo lo que hoy le sucede en el mundo de la moda?
–No lo sé, pero no me preocupa. Además tengo mil proyectos, por ejemplo, mi propia línea de joyas, como te conté.

–¿Soportaría vivir alejada del glamour y los lujos que proporciona el mundo del fashion?
–Te digo algo: sería feliz viviendo en un ranchito en una isla desierta. Ese es mi gran sueño, mi proyecto para cuando me jubile. Soy una mina simple, sin aires de diva ni caprichos.

De paso por Buenos Aires posó para la campaña de Lody. Y dijo: “<i>Algún día podría ser actriz. Suar me ofreció un papel genial, de mala. No pude aceptarlo, pero no va a faltar oportunidad para que trabajemos juntos. Somos grandes amigos</i>”.

De paso por Buenos Aires posó para la campaña de Lody. Y dijo: “Algún día podría ser actriz. Suar me ofreció un papel genial, de mala. No pude aceptarlo, pero no va a faltar oportunidad para que trabajemos juntos. Somos grandes amigos”.

“<i>El problema de muchas modelos es que ellas mismas se hacen mala fama. Les puede ir bien, pero como no son del todo profesionales, con el tiempo se pierden. Porque esto no es sólo cuestión de belleza. Yo digo que todo pasa por la personalidad</i>”

El problema de muchas modelos es que ellas mismas se hacen mala fama. Les puede ir bien, pero como no son del todo profesionales, con el tiempo se pierden. Porque esto no es sólo cuestión de belleza. Yo digo que todo pasa por la personalidad

“<i>Me molesta que cualquiera hable mal de la Argentina. Yo a los extranjeros les digo que es maravillosa. A muchos clientes los traje a trabajar aquí. No sé, siento que represento al país, aunque sea en el mundo de la moda, que es lo mío</i>”

Me molesta que cualquiera hable mal de la Argentina. Yo a los extranjeros les digo que es maravillosa. A muchos clientes los traje a trabajar aquí. No sé, siento que represento al país, aunque sea en el mundo de la moda, que es lo mío

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig