“Somos tan distintas que no competimos” – GENTE Online
 

“Somos tan distintas que no competimos”

Actualidad
Actualidad

Una es la típica morocha argentina. Ojos rasgados, labios bien carnosos, 1,70 de altura y medidas contundentes, 87-62-87. La otra es una rubia despampanante. Ojos verdes, mirada gélida, rasgos tan delicados, piernas larguísimas y 87-60-89 centímetros de contorno.

Pero así como las ve, tan pero tan distintas, las dos son modelos, las dos tienen 23 años y las dos conviven con sus jefes y managers, que justamente son hermanos y socios en GN Models. Natalia Botti, la morocha, está de novia hace dos años con Willy García Navarro (40), y Pía Slapka, la rubia, está casada con Paul (37). Y las cuñaditas aseguran que no se parecen en nada.

Natalia, que es madre de Bautista (4), vive hace dos años con Willy en un departamento de Belgrano. “No estamos casados pero convivimos –aclara ella–. Así que aprovecho para mandarle un mensaje a Willy: “Gordo, estoy esperando que me lo pidas…” (risas). Esta semana, además, la morocha está viajando a Cancún para desfilar y está terminando de definir dos proyectos para debutar en la tevé abierta como conductora. “Algo que antes decía que nunca iba a hacer, pero que descubrí que me encanta”, confiesa.

Pía, por su parte, es la cara de Caro Cuore, Sans Doute y Axe y tiene desfiles programados en Mendoza, Córdoba, Paraguay, Bolivia y Colombia. Por estos días, con Paul, su marido, están en plena mudanza a San Isidro, adonde apuntan a vivir más tranquilos tras los tres episodios cardíacos que sufrió él en los últimos dos años. ¿Hijos? “Quién sabe, quizá en la próxima nota que me hagás ya tenga pancita. Todavía no estamos buscando, pero lo estamos pensando mucho”, asegura la rubia.

–¿Cómo se definirían como modelos?
Botti:
A mí me encanta hacer moda. Mi perfil es muy tranqui, tengo muchas tapas de Para Ti, hago muchas notas editoriales de moda y afuera trabajé para la revista Marie Claire.
Slapka: Yo estoy más en lo que se dice modelo de comercial, aunque también hago muchos desfiles.

–¿Compiten?
Botti:
Somos tan distintas que no competimos. O buscan a una rubia o a una morocha.
Slapka: Cada una tiene su estilo, muy definido. Igualmente, yo siento que no compito con nadie. Por más que tuviera una cuñada que fuera rubia, yo seguiría haciendo lo mismo.

–¿Pasaron por el cirujano plástico alguna vez?
Botti:
Yo no, aunque no tengo nada en contra de las cirugías. La cara sé que no me la tocaría, porque no queda bien. Siempre se nota. Igual, nunca digas nunca… a lo mejor, cuando sea más vieja.
Slapka: Hoy, a los 23, digo: “No me toco nada”. Es como dice ella: las señoras infladas y estiradas que les agarra la locura, y son un horror. Yo la veo a mi mamá con todas sus arrugas y está divina.
Botti: Hay chicas muy lindas que se han desfigurado. ¡Mal! En la boca, por ejemplo, siempre se nota. Y no hay nada peor que se note que estás operada.

–¿A dónde les gustaría llegar con su carrera?
Botti:
Mmmm… Depende. Por ejemplo, yo al principio renegaba de mostrar un poco más. Pero en Argentina se reconoce mucho eso. Y después empezás a abrir más la cabeza y, por ahí, lo hacés. No te digo salir desnuda, pero mostrás un poco más. Te abrís a cosas nuevas. Yo siempre decía que nunca iba a hacer televisión. Y hace poco me propusieron hacer la conducción de un piloto, lo hice y me encantó.
Slapka: A mí justo me agarrás en una etapa en la que estoy bastante tranquila en cuanto al trabajo. Y por momentos me pregunto: “¿Quiero seguir laburando de esto? ¿Me hace feliz lo que hago?” Estoy tratando de descubrir lo que realmente me da felicidad.

–¿Y ya encontraste alguna respuesta?
Slapka:
Estoy viendo… Me gustaría ayudar. Tengo una de mis hermanas que se está abocando a eso. Ahora vengo de una peregrinación a Medjugorje, en la ex Yugoslavia, donde se aparece la Virgen. Fui con mi hermana, un hermano y un grupo de gente. Y me pegó bastante. Así que ya te contaré…

–Cambiando de tema, ¿cómo es vivir con sus jefes?
Botti:
Laburar con Willy tiene su lado bueno y su lado malo. Lo bueno es que, obviamente, tengo mucha confianza, que sé que me va a cuidar, que me escucha. Lo malo es que, a veces, cuesta separar lo laboral de lo emocional. Si discutís por algo de trabajo, después en tu casa no estás “ay, mi amor, ¿cómo te fue?”. Queda un poco la mala onda, pero igual hay mucho amor entre nosotros, así que son pocas las discusiones.
Slapka: A mí, en cambio, trabajar con Paul es lo mejor que me pudo pasar. En este laburo no te cuida nadie mejor que uno. Y después, tu familia. Es bueno saber que estás contenida. De hecho, GN Models empezó porque yo había decidido laburar sin agencia y Paul se ofreció a ayudarme con los contratos y la parte económica. Y después se fue armando la agencia.

–Pía, ¿cómo es tu cuñado Willy?
Slapka:
Willy es bueno, aunque muy especial. Lo dejo ahí, el resto queda en familia (risas).

–Y Natalia, ¿cómo es Paul?
–Idem. Poné lo mismo… (risas)

Natalia Botti empezó a modelar a los 18, después de tener a su hijo Bautista (4). Pía, en cambio, empezó a trabajar a los 13 años, desfilando ropa de adolescentes. ¿Sus curvas? 87-62-87 para Nati y 87-60-89 para Pía.

Natalia Botti empezó a modelar a los 18, después de tener a su hijo Bautista (4). Pía, en cambio, empezó a trabajar a los 13 años, desfilando ropa de adolescentes. ¿Sus curvas? 87-62-87 para Nati y 87-60-89 para Pía.

“<i>Aunque no tengo nada en contra de las cirugías, la cara sé que no me la tocaría, porque jamás queda bien. Siempre se nota. Igual, nunca digas nunca… A lo mejor, cuando sea vieja…</i>”

Aunque no tengo nada en contra de las cirugías, la cara sé que no me la tocaría, porque jamás queda bien. Siempre se nota. Igual, nunca digas nunca… A lo mejor, cuando sea vieja…

“A mí trabajar con  Paul, mi marido, es lo mejor que me pudo pasar. En este laburo no te cuida nadie mejor que uno. Y después, tu familia. Es bueno saber que estás contenida”

“A mí trabajar con Paul, mi marido, es lo mejor que me pudo pasar. En este laburo no te cuida nadie mejor que uno. Y después, tu familia. Es bueno saber que estás contenida”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig