“Somos muy católicos: queremos tener siete hijos” – GENTE Online
 

“Somos muy católicos: queremos tener siete hijos”

Actualidad
Actualidad

Soy feliz! El bebé nos cambió la vida. Además, descubrí que Martín es el mejor papá del mundo. Está siempre pendiente de nuestro hijo, mimándolo y ayudándome en lo que puede…”, dice la mamá (la vedette Evangelina Anderson, 25), con un babero doble. El nombre completo del bebé es Martín Bastián. Nació el 3 de mayo en Munich, Alemania (donde papá, Martín Demichelis, 28, juega desde 2004 para el Bayern), y pisó por primera vez la Argentina unos veinte días después. Bajó del avión en los brazos de papi, cubierto en una manta. Y en la cancha de River tuvo su presentación en sociedad, con la camiseta de nuestra Selección, durante el partido contra Colombia. Pero el sábado 27 de junio por fin se le vio la carita. Fue durante su bautismo en el resort Sofitel La Reserva Cardales.

FESTEJO INTIMO. Eva y Micho planearon un party post ceremonia muy íntimo. “Sólo familiares y muy pocos amigos: nada de famosos”, dijeron. Los grandes ausentes fueron Juana, la abuela de Martín, y su papá, Juan Carlos, que se quedó a cuidarla en Córdoba. Tampoco estuvo Aldito, el abuelo de Eva. ¿Los padrinos? Celeste, la hermana mayor de Evangelina, y Adrián De Vicente, ex futbolista y colaborador cercano del representante de Martín, Jorge Cysterpiller, que en los últimos años se convirtió en el mejor amigo del jugador del Bayern Munich. “Tengo tres hermanas, Silvina, Rocío y Jazmín; y Martín, dos, Fabiana y Georgina, y todas quieren ser madrinas. Igual, que se queden tranquilas: somos muy católicos y queremos tener, por lo menos siete hijos”, prometió Eva.

Después de la ceremonia religiosa en el silo Art & Social Meetings, del Sofitel, los invitados pasaron al salón Bernardo Houssay, donde se sirvió el almuerzo. ¿El menú? Bocaditos, hojaldre de hongos, bruschetas, mini empanadas y estación de pastas, para la entrada. El plato fuerte fue ojo de bife a la parrilla, servido con salsa Malbec, milhojas de papas y tomate a la provenzal.

ESCARPINES DE ORO. Los temas más tocados durante el meeting fueron moda, trabajo, fútbol… Las chicas estaban encantadas con el vestido de Las Oreiro de Eva, aunque ella aclaró: “Ojo que no hubo nada de canje: pagamos todo…”. Ahí cerca estaba Mariana de Melo, que además de recibir piropos de un periodista televisivo, se encargó de promocionar su propia marca, MdeM. ¿Qué hacía el papá? No se separó de su hijo y ya le ve futuro de crack: “Tengo que acostumbrarlo a patear con la zurda de chiquito. Este va a ser talentoso de verdad”. Así pasó la tarde. Micho miró todo el tiempo su teléfono, porque extrañaba a su papá y a su abuela, tanto que antes de regresar a Alemania el lunes viajaron a Justiniano Posse, en Córdoba. Muchos les preguntaron por el casamiento.

¿Será antes de fin de año? Todo depende de si Eva acepta la oferta de Nito Artaza para hacer teatro de revista durante el próximo verano. “Puede ser antes del Mundial o no. Todavía no lo sabemos. Somos muy católicos y nos gustaría. Soñamos con una familia muy grande, tal vez con siete hijos”, anunciaron a los besos. Bastián –sus padres lo llaman por el segundo nombre– nació el 3 de mayo en Munich. Lució un traje de terciopelo con camisa blanca, de la firma Pâtisserie.

Bastián –sus padres lo llaman por el segundo nombre– nació el 3 de mayo en Munich. Lució un traje de terciopelo con camisa blanca, de la firma Pâtisserie.

Evangelina y Martín apostaron al negro. Ella, con un vestido y un saco de encaje de Las Oreiro; él, by Etiqueta Negra y Rochas.

Evangelina y Martín apostaron al negro. Ella, con un vestido y un saco de encaje de Las Oreiro; él, by Etiqueta Negra y Rochas.

Ambos se hicieron brushing con un coiffeur.

Ambos se hicieron brushing con un coiffeur.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig