«Somos más que amigos» – GENTE Online
 

"Somos más que amigos"

Actualidad
Actualidad

Los chicos crecen. Felipe Colombo (24) y Camila Bordonaba (22) ya dejaron atrás la generación ErreWay, esa que los tuvo bajo el ala protectora del Cris Morena Group desde la época de Chiquititas. “¿Nuestro primer encuentro? Me acuerdo perfecto. El iba a ser mi pareja en un video clip, porque estábamos por pasar a la etapa de adolescentes. Me habían hablado mucho del mejicano, pero cuando salí a verlo al pasillo me quería morir: ‘¡No puede ser! ¡Mirá las porras que tiene ese chico!’. Después lo cargábamos mucho por su manera de hablar: ‘Vamos a comer poio’, decía. Y nosotros: ‘¡Ja! ¡Qué bol…!’”, recuerda Camila con su amigo al lado. Aquel día Bordonaba no encontró a su príncipe azul, pero pasaron varios años y los niños prodigio de Cris cruzaron la vereda y se reencontraron en Son de Fierro, la tira de Pol-ka que aparece en el prime time de Canal 13. Acá juegan a interpretar a dos pibes que llevan el barrio en las venas. Camila define a su personaje, Karina, como una chica ilógica que “está muy loca”. Colombo dice que no entiende mucho lo de los códigos de barrio, porque no los mamó de chico. Eso ya quedó claro en la explicación de su amiga.

–¿Camila se burlaba mucho de vos?
Felipe:Estábamos todo el día juntos y nos peleábamos por lo que fuera. Yo soy muy tranquilo. Bah, soy re denso y ella…
Camila: (Interrumpe) …y yo tengo un carácter de m… No me banco una. El pretendía que estuviéramos todo el tiempo de buen humor. Yo tenía 15 años: estaba con el colegio, la tele, la fiesta de quince… A veces les avisaba que estaba de mal humor, me encerraba en el camarín a estudiar, y él venía a cargosear.
Felipe: Una vez me dijo: “¡Odio que siempre estés de buen humor!”. Pero cuando supo que yo era un mejicano molesto nos fuimos queriendo más. Nuestra relación pasa siempre por distintos estadios. ¡Tenemos una foto en las pirámides de Teotihuacán con una cara de c… terrible!
Camila: Porque fuimos a Cancún juntos y cuando llegamos te fuiste con tus amigos. Me dejaste colgada.

–Rebelde Way fue una etapa rara: el país se caía a pedazos y ustedes en esa nube de éxito…
Camila: Empezó en 2001, con el país en llamas. De un programa que no se sabía si salía, a ese boom de viajes, discos…
Felipe: Cuando presentamos el disco en el Abasto, había doce mil personas esperando que saliéramos. ¡Se subían a cualquier lado para vernos! Nosotros estábamos todo el día encerrados en el estudio, y de repente nos encontramos con esa locura.

–Después de ese disco llegó el viaje a Israel, donde tenían más custodia que los Beatles…
Felipe: Era histeria adolescente en estado puro. Es cierto, nos sentíamos los Beatles. Pero a la vez no podíamos creer lo que pasaba y filmábamos todo.
Camila: Era un país desconocido; no sabíamos el idioma y estallaban bombas por todos lados. Nos encontramos con gente sacada, con guardias agresivos que nos cuidaban como si fuéramos Bush.

–Después de tantas giras juntos, habrás sido víctima de la vocación nudista de Felipe…
Camila: Debo confesar que es algo muy incómodo: le encanta mostrar su colección de boxers por todos lados. Por mí no había problema, sino por la gente que se encontraba con este anormal caminando desnudo por cualquier pasillo.
Felipe: Me siento cómodo así y no tengo ningún pudor físico. Además, lo nuestro era como una hermandad.

–Matt Damon juró que odiaba besar a Angelina Jolie porque era su amiga. ¿Cómo se sentirían compartiendo una escena fuerte?

Camila: Hasta ahora, en Son de Fierro no nos besamos apasionadamente. Y si me piden una escena de alto voltaje prefiero compartirla con él antes que con un desconocido. Yo sé que puedo estar totalmente desnuda delante de él y que no va a pensar: “¡Uy, mirá qué buena que está!”. Creo que me va a cuidar y va a tratar de protegerme, de que no me vean. No sería un bajón, como estar en pel… delante de un tipo que no conozco. En ese sentido pensamos igual.

–Felipe puede enseñarte mucho: tiene un master en escenas hot…
Camila: Porque este cochino hizo Doble vida. ¡Yo le vi el cu…! Nunca haría un desnudo. Cuando es así no puedo pensar en lo profesional. No me sentiría cómoda, me angustiaría.

–¿Qué puede decir el gurú de las escenas de sexo?
Felipe: No me pongas ese título, por Dios. Cuando hice el desnudo en Doble vida consideré que estaba dentro de un formato y de una historia. Me parecía coherente y estaba cuidado. Fue divertido. No me puedo quejar.
Camila: ¿Te vas a quejar por una escena de sexo con Juanita Viale?

–Comparten trabajo, eventos sociales y culturales. Muchos juran que los une más que una amistad.

Camila: No sé cuándo empezaron con eso… Al principio nos daba risa, porque nos decían: “Felipe fue a tu casa. ¿Son novios?”. Claro que nos vemos. Si hasta nos fuimos de vacaciones juntos a México…
Felipe: A veces causa gracia, pero llega un momento en que cansa, porque puede haber gente en el medio. Nunca ocultamos nada. ¿Por qué íbamos a hacerlo ahora? Uno se abre, cuenta cosas sinceras y se termina distorsionando todo. Muchas veces me leo en una nota y digo: “Este tipo es un bol…”. La gente nos vio crecer en pantalla, literalmente, pero no estamos en la casa de Gran Hermano.

–Felipe dice que siempre termina siendo amigo de las mujeres porque no se anima a decirles nada. ¿No le estará pasando eso con vos, Camila?
Camila: ¡Nooo! Tampoco es un quedado.
Felipe: Es que la relación con Cami pasa por otro lado, no por si me la quiero levantar y me animo o no. Es otro registro. Pero es cierto que soy tímido con las mujeres. Tanto, que a veces no llego a ser ni amigo. No pasa nada… ¡Qué lento, Dios!

–Convengamos que te costaría más decirle algo a Camila que a otra chica.

Felipe: No me avergüenza decirle a Camila que la amo. Ella lo sabe, pero entiende de qué amor se trata.
Camila: Claro, somos ese tipo de amigos que son hermanos por elección. Uno no elige a sus hermanos, pero a Feli lo elegí. Yo tengo las fotos de mis hermanos y, al lado, la de Felipe.

–¿Saben que por no blanquear su romance se van a perder unos cuantos protagónicos?
Los dos: (Se miran y ríen) Hasta acá está bien… Después de varios años,  Felipe y Camila  se reencontraron en la pantalla de <i>Son de Fierro</i>, como Lucho y Karina. Vacacionan juntos y comparten eventos. Todos repiten la misma pregunta: ¿hay amor?

Después de varios años, Felipe y Camila se reencontraron en la pantalla de Son de Fierro, como Lucho y Karina. Vacacionan juntos y comparten eventos. Todos repiten la misma pregunta: ¿hay amor?

“<i>Hasta ahora, en </i>Son de Fierro <i>no nos besamos apasionadamente. Y si me piden una escena de alto voltaje prefiero compartirla con Felipe antes que  con un desconocido</i>”

Hasta ahora, en Son de Fierro no nos besamos apasionadamente. Y si me piden una escena de alto voltaje prefiero compartirla con Felipe antes que con un desconocido

Así definen su amistad Felipe y Camila: “<i>Somos más que amigos. Nos elegimos como hermanos</i>”, explican.

Así definen su amistad Felipe y Camila: “Somos más que amigos. Nos elegimos como hermanos”, explican.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig