«Somos divertidos, atorrantes… y un poco sexy» – GENTE Online
 

"Somos divertidos, atorrantes... y un poco sexy"

Actualidad
Actualidad

-Joya. Chau. Gracias por la onda -saludan cerrando la mano derecha en el pulgar del periodista.

-Gracias a ustedes.

Chau que en verdad es hola, ya que arrancamos esta nota por el final. ¿Motivo? Convenir de entrada que los muchachitos en
cuestión rompen los preconceptos. Enumerémoslos. Preconcepto I: son extravertidos, cancheros y hasta soberbios. Preconcepto II: se la pasan arreglándose y cuidando su aspecto. Preconcepto III: actúan al aire de sí mismos. Preconcepto IV: mueren por el fútbol. Preconcepto V: se vanaglorian enumerando cantidad y calidad de conquistas amorosas. Preconcepto VI: viven al margen de todo.

-¿Coinciden con que abundan los preconceptos?
Mariano Martínez (23):
-Coincido. Damos esa imagen por los papeles que nos tocan. El chico que interpreto, por ejemplo, no se banca que le toquen el pelo. Y a mí no me importa.

Nicolás Cabré (22):
-Las 'extensiones' del pelo, querrás decir (bromea). No, en serio, somos pibes comunes que laburan de esto y adoran esto. Y nos adaptamos al personaje. Si generamos preconceptos a través de la pantalla, alegrémonos, porque nos consideramos opuestos a Martín y Pablo Marquesi. Amamos la profesión que desarrollamos.
Yo de péndex veía Rambo y me escondía para imitarlo. Aunque admito, por razones de lomo, que Martínez se parece a Stallone más que yo. Sería nuestra gran diferencia...

Mariano:
-...Y que me como las uñas y vos no. Igual lo mío venía de bicivolador. Los palos que me pegué. O de Bruce Lee y Hombre araña. Me la pasaba colgado de los árboles como un mono tití.

-No serán las únicas diferencias entre ustedes, suponemos. ¿Qué escribirían en su currículo si fueran desconocidos y el dueño de Pol-ka, su jefe, Adrián Suar, les pidiera que contaran quiénes son?
Mariano:
-Pondría algo así como "Me llamo Mariano Gastón Martínez, nací el 5 de diciembre de 1978 en la Capital Federal y soy hijo de Patricia -ama de casa- y Ricardo -comerciante-, y hermano mayor de Sol, Matías, Rodrigo, Diego y Gustavo. Vengo de una familia de clase media baja, me crié en Avellaneda y vivo solo en un departamento de Colegiales. Terminé el secundario comercial. Hincho por Boca
(
fundamental dato si de Suar se trata), colecciono merchandising de Los Simpsons
y suelo ir al gimnasio. Arranqué la profesión en publicidad y debuté como actor en La nena (1997)
".

Nicolás:
-Anotaría "Me llamo Nicolás Cabré, nací el 6 de febrero de 1980 en la Capital Federal y soy hijo de Cristina -portera de una escuela- y Norberto -tachero- y hermano menor de Duilio. Vengo de una familia de clase media baja, me crié en Mataderos y vivo solo en una casa de la zona. No terminé el secundario nacional (ni me vas a creer, Adrián, si te juro que lo haré). Hincho por Almagro y suelo leer variadas biografías. Arranqué la profesión en publicidad y debuté como actor en La ola está de fiesta (1990)".

-Bastantes coincidencias, señores.
Mariano:
-Sin mencionar que los dos admiramos a Luis Miguel y a Cristian Castro.

Nicolás:
-Dos románticos, los chabones.

-¿Y cuándo se conocieron los románticos chabones Cabré y Martínez?
Nicolás:
-En un boliche de Pilar, ¿no?, durante el 98. Yo salía con una chica de Mi familia es un dibujo, donde trabajaba Mariano.

Mariano:
-Nos saludamos, poco más. Hoy empezamos a entablar una grata amistad. Y, son 12 horas diarias juntos, ¿viste?

Nicolás:
-Descubrí a una gran persona. Nos contamos secretos. Confiamos. Antes de entrar en el medio, yo
pretendía convertirme en veterinario. Adoro los animales. Por ahí, suma para que me lleve genial con él.

Mariano:
-Ajá, seguís herido, papu. Pasa que el otro día vino una nena a preguntarme si aceptaría formar parte de su comparsa y se la mandé, asegurándole que "a Cabré le nombrás 'comparsa' o 'corso',
y va al sitio que le pidas". La pobre lo encaró y consultó, y Nico dudó, nervioso: "¿'Corso´? ¿'Comparsa´? ¡¿Yo?!". No sabía adónde meterse.

-Existe alrededor de ustedes una especial histeria femenina. Algunos, incluso, observan cierto revival con aquellos galancitos de los ochenta, encabezados por Carlín Calvo y Ricardo Darín. No sabemos cuántas fanáticas seguirán interrumpiendo el reportaje (ya pasaron 8 y serán 14 en 74 minutos) pero, ¿cómo se sienten ante tamaño abordaje? ¿Compiten a ver quién firma más autógrafos o posa para más fotos?
Mariano:
-¿Competir? ¿Para qué, si le gano? Mentira, viene empatado. A mí me encanta la euforia de la gente. Sin embargo, sé que no debo subirme al pony ni comprar lo que vendo. Mi meta es hacer buen cine, buena tele, buen teatro. No perder la brújula.

Nicolás:
-Ocurre que si te creés lo que pasa en torno a vos, terminás sobre la banquina. Deseo convertirme en un gran actor. Me queda un toco por aprender y dar. Y como me siento privilegiado de poder desarrollar lo que me apasiona, necesito cuidarlo.


-Vale el enfoque. No obstante resulta imposible escaparle a la realidad. Y la realidad indica que ustedes son una de las claves de
Son amores (lunes a viernes a las 21 por Canal 13, casi 30 puntos de promedio), ciclo que cautiva tanto a damas como a caballeros. La pregunta más vieja de la historia de la televisión. ¿Por qué semejante éxito?
Mariano:
-Eso es lo copado. Tal vez las chicas nos persiguen, pero también hay chabones que te gritan en la calle: "¡Me hacés ca... de risa!".

Nicolás:
-Complicado se pone cuando te encaran con "¡Qué rico perfume usás!".

Mariano:
-(Carcajada). Quizá somos divertidos, atorrantes… y un poco sexy, pero sentimos que la pegada es el programa: familiar, cotidiano, futbolero.

-¿Cómo juegan al fútbol ustedes?
Nicolás:
-Calzándonos remera y botines.

Mariano:
-Buzo, si hace frío.

-¿Además son cómicos? Pregunto si se sienten futbolistas frustrados, como el 90% de los argentinos.
Nicolás:
-Cero futbolista frustrado. 

Mariano:
-Juego un poco, me divierte y punto.

-¿Qué más los divierte?


Mariano:
-Invitar los martes a mis amigos El gallego, Chispita, Rito y Peti, y cocinarles pollo al horno con sal, arroz, crema, queso gratinado y papas.

Nicolás:
-Caminar dos cuadras y tomar mate en lo de mis viejos, o juntarme a pavear con mis amigos Leo y Willy.

-Bravos, eh.

Nicolás: -Callate. El otro día me dijeron que soy introvertido como un perro con los dientes afilados: por lo misterioso y fiel, y porque cuando no me cierra algo, muerdo.

-¿Fiel con las mujeres, también?

-Desde que conocí el amor amor, sí. Ahora soy fiel fiel.

-Ahora significa Agustina Córdoba, la chica de SuperM 20/02?

-Error. Los periodistas la vienen pifiando mal. Olvidate de ella. Ando de novio y el nombre lo guardo para mí. Yo me acostumbré a los romances inventados, pero no quiero herir a terceros. A veces le das un beso a tu chica y las fans te insultan.


-¿Fan ella?

-Nunca salí con una fan. Apenas dos novias en mi vida.


-¿Usted, Mariano?

-Tres. Muero por Lola (Ponce, cantante argentina de gira por Italia). Mucho teléfono, requetemucho mail. Y me gusta la frase del perro para mí.

-¿Mujeres es su tema inicial de conversación?
Ambos:
-Seguro. ¿Hay mejor tema para distenderse y entretenerse?


-¿Recordar la primera vez, por ejemplo?
Ambos:
-Ooootro, che.


-Se acobardaron.
Nicolás:
-Sólo te voy a contar una cosa de la primera vez: es cosa mía.

Mariano:
-Yo también te voy a contar una cosa de la primera vez: inolvidable... ¿No tenés un tema más comprometido?


-Abundan. Consíganme un diario argentino y charlamos.
Ambos: -
Los temas de un diario argentino, más que serios son tenebrosos.


-Imagínense. Lo confirman ustedes dos que andan bárbaro. ¿Ayudan a su familia?
Ambos:
-Obvio que damos una mano.


-Interesante. ¿Y qué sería de su presente si no tuvieran trabajo propio, casa propia, auto propio?
Nicolás:
-Jodido. Sé lo que la pena mi familia. Yo me preocupo por cuidar y valorar. Me lo enseñaron mis viejos. Invertí en un bar (Dubai; Nicaragua al 5500) pero la mano surge pesada. Aparte, quedé agarrado en el corralito. Debería meterme en los zapatos de un desempleado como mi hermano para contestarlo. ¡Qué impotencia!

Mariano:
-También tengo parientes desocupados y guita encerrada. No sé qué haría sin trabajo. Me duele ver el noticiero y descubrir al país dentro de un pozo ciego, con los jubilados cobrando bajo la lluvia o en una calesita. Sufro las caras de tristeza. De allí que cuando alguien se acerca esperanzado con un "Gracias por aflojarnos los nervios una hora cada día", se me ilumina la cara.

-Final y mea culpa. Acaban de tirar por la borda media docena de preconceptos, caballeros.

-Joya. Chau. Gracias por la onda -saludan cerrando la mano derecha en el pulgar del
periodista
.

-Gracias a ustedes.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Christian Beliera 
asistente: Diego García 
producción: Inés Azumendi
agradecemos a Levi's, Adidas y Club Atlético All Boys

Mientras posan pegados a la tribuna del <i>Club All Boys</i>, los porteños disfrutan su mejor momento en la pantalla chica. Ninguno se mudó al centro. Cabré vive solo en Mataderos y Martínez vive solo en Colegiales.

Mientras posan pegados a la tribuna del Club All Boys, los porteños disfrutan su mejor momento en la pantalla chica. Ninguno se mudó al centro. Cabré vive solo en Mataderos y Martínez vive solo en Colegiales.

Me encanta la euforia de la gente. Sin embargo, se que no debo subirme al pony ni comprar lo que vendo. Mi meta es no perder la brújula". (Martínez)
"Deseo convertirme en un gran actor. Me queda un toco por aprender y dar". (Cabré)
">

"Me encanta la euforia de la gente. Sin embargo, se que no debo subirme al pony ni comprar lo que vendo. Mi meta es no perder la brújula". (Martínez)
"Deseo convertirme en un gran actor. Me queda un toco por aprender y dar". (Cabré)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig