“Somos coquetos y siempre exigimos photoshop” – GENTE Online
 

“Somos coquetos y siempre exigimos photoshop

Actualidad
Actualidad

Diego Capusotto y Fabio Alberti posan frente a cámara. “No nos hagan posar como dos boludos”, advierten. Dicen que no es el mensaje que pretenden transmitir con su espectáculo. “Queremos que la gente reflexione y se vaya del teatro sabiendo del sino trágico que tiene cada uno”, aclaran. Pronto comenzará una nueva función de ¡Qué noche, Bariloche! (de miércoles a domingo, con doble función los sábados), Y, sobre el escenario del teatro Lorange desfilarán los personajes clásicos de Todo X 2 pesos: Irma Jusid, Peperino Pómoro, el Hombre Bobo, Boluda Total… Además, se presentará Ricardo Ascona, un cantante melódico que escupe entre estrofas y tiene problemas de gases. Y estará también el teletubbie Tinky Brisky, fanático de Jorge Corona y experto en el arte de contar chistes verdes… Los sketches son efectivos: el público ríe más que en cualquier otro espectáculo de la calle Corrientes. La entrevista supone un breve repaso acerca de la actualidad. Nacional e internacional, claro. Diego Capusotto advierte: “No pretenderás que hablemos en serio”.

–¿Cuál es la pregunta más repetida en sus entrevistas?
Diego:
¿Cómo empezaron?”.
Fabio: ¿De qué te reís?” y “¿Quiénes son tus referentes?”.

–Otra pregunta que no pretende ser original: ¿por qué no están en televisión?
Diego:
Cuando terminamos, no pensábamos volver. Pero ahora tenemos ganas.
Fabio: Lo que pasa es que ahora está el Mundial de básquet, que modificó toda la grilla de programación. Tenemos que esperar.

–La mayoría de los artistas muere por estar en televisión.
Fabio:
¡Sobre todo en Crónica!

–Otro lugar común en sus reportajes es que siempre intentan identificar a su público como adolescentes…
Fabio:
(Interrumpe) Es un mito, porque tenemos un público multitarget. ¡Si pagan las entradas con varias tarjetas! También viene gente muy mayor: el otro día se murió uno en la sala.

–¿Cómo definirían este nuevo espectáculo?
Diego:
Es un multimedia tres cuartos. De nylon, claro.

–Finalmente, tienen marquesina sobre la calle Corrientes. ¿El sueño cumplido?
Diego:
Yo siempre soñé con hacer algo en la calle Talcahuano. Ahora estoy a cincuenta metros, muy cerca de concretarlo.
Fabio: Yo aproveché que estamos cerca de la calle Uruguay, la calle de los acrílicos, y me inyecté acrílico en los pómulos para lucir bien sobre el escenario.

–Usted lo dice en broma, pero es evidente que su foto de la marquesina fue modificada con photoshop.
Fabio:
Nosotros somos coquetos y siempre exigimos photoshop.
Diego: En realidad, nos hicimos fotochop: ¡el día de la producción fotográfica estábamos muy borrachos!

–A propósito de ¡Qué noche, Bariloche!, ¿qué recuerdos tienen de su viaje de egresados?
Fabio:
Yo viajé, pero volcó el micro y murió toda la división. Sobreviví yo y uno que quedó medio idiota. ¡Un desastre!
Diego: No conozco Bariloche. Nunca terminé el colegio. Me dejaron cursar algunas materias de Odontología pero, cuando mis compañeros dentistas hicieron el viaje de egresados, yo tuve que ir a sacarme una muela.

–Ahora que sólo son espectadores, ¿qué creen que le falta a la televisión de hoy?
Fabio:
A la mía, una mesita. ¡La tengo apoyada en el piso!
Diego: Más colores pastel. Y canales: quiero un país con 834 canales de televisión, donde todos bailen por un sueño.

–¿Quién debería ganar en Bailando por un sueño?
Fabio:
El chico que es maestro de natación rural y le quiere poner un motor fuera de borda al caballo para volver al pueblo. Me conmovió ese sueño.
Diego: Yo quiero bailar pasodoble con Norma Aleandro. Y mi sueño es tener una parrilla con pileta. Mientras se hacen los chorizos, me pego un chapuzón.

–Sinceramente, ¿bailarían por un sueño?
Diego:
Bailaría una polca con Norma Aleandro. Pero el programa se llamaría Bailando por un seno.

–¿Por un seno de quién?
Diego:
No, para ponerme senos. ¡Siempre soñé con ser travesti!
Fabio: Yo bailaría una pol-ka con Adrián Suar.

–¿Los preocupa la salud de Fidel Castro?
Diego:
Si finalmente hay democracia en Cuba, exijo que hagan el programa ¡Hola, Gusana!

–¿Piensan que Alfio Basile va a poder con Boca y la Selección, todo al mismo tiempo?
Fabio:
Yo pienso que va a poder perder con los dos.

–¿Acaso su corazón millonario está dolido, Alberti?
Fabio:
Como viene River, yo voy a llorar al Muro de Aguilar. ¡El presidente se está construyendo una casa en Martínez con un muro más grande que el de Sandro!

–¿Los conmovió la noticia del francotirador de Belgrano?
Diego:
Esto que pasó es muy común en Estados Unidos, un país que le encanta a Feinmann. Yo sólo pido que no pongan más “el loco de Belgrano” porque parece una falta de respeto a don Manuel.
Fabio: Los periodistas se zarparon cuando entraron a la casa y concluyeron que el tipo podía ser un asesino porque le encontraron libros de Edgar Alan Poe. Entonces, si entrás a mi casa, yo también soy un asesino en potencia.
Diego: ¡El problema es si te encuentran diez libros de Coelho! Algo malo te está pasando…

–¿Le creen a Wanda Nara cuando dice que es virgen?
Diego:
¿Por qué no? Lo que sorprende es el cambio de look de la virgen, desde Lourdes hasta Wanda.

–¿Están atentos al culebrón que protagoniza el curioso triángulo amoroso entre Gael García Bernal-Dolores Fonzi-Natalie Portman?
Diego:
¿Qué pasó? ¿Armaron un trío? Natalie Portman es un gran baterista.
Fabio: A mí me sorprendió que García Bernal es igual a Nancy Dupláa. Y ésto no lo digo en joda. Fijáte.

–¿Siguen el debate de los superpoderes en el Congreso?
Diego:
Si Superman no dice nada, ¿de qué nos vamos a quejar nosotros?

–Gerardo Sofovich se declaró “rey de la calle Corrientes”…
Fabio:
(Interrumpe) ¡Ja, ja, ja! Mirá cómo me río de Sofovich.
Diego: Nosotros somos los reyes de Uruguay para Callao… Es un tema de jurisdicción. Lo discutimos cuando quiera, porque somos muy pesados: tenemos fierros.

Antes de empezar la nota, Capusotto y Alberti dijeron: “<i>No nos hagan posar como dos b... ni pretendan que hablemos en serio... Además retoques de imagen, la marquesina del teatro tuvo fotochop, porque ese día estábamos muy borrachos”</i>.

Antes de empezar la nota, Capusotto y Alberti dijeron: “No nos hagan posar como dos b... ni pretendan que hablemos en serio... Además retoques de imagen, la marquesina del teatro tuvo fotochop, porque ese día estábamos muy borrachos”.

“<i>Si finalmente muere Fidel Castro y hay democracia en Cuba, como piden muchos, exijo que hagan el programa ¡Hola, Gusana!</i>”

Si finalmente muere Fidel Castro y hay democracia en Cuba, como piden muchos, exijo que hagan el programa ¡Hola, Gusana!

¡Qué noche, Bariloche! es un espectáculo de larga vida: llegará a Mar del Plata en el verano, y luego girará por el interior del país. “<i>Somos los reyes de la calle Corrientes, de Uruguay hasta Callao. Si Sofovich tiene algún problema, lo peleamos</i>”, desafían Capusotto y Alberti.

¡Qué noche, Bariloche! es un espectáculo de larga vida: llegará a Mar del Plata en el verano, y luego girará por el interior del país. “Somos los reyes de la calle Corrientes, de Uruguay hasta Callao. Si Sofovich tiene algún problema, lo peleamos”, desafían Capusotto y Alberti.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig