“Sólo puede arrasarnos un tsunami. Ya superamos varias tormentas” – GENTE Online
 

“Sólo puede arrasarnos un tsunami. Ya superamos varias tormentas”

Actualidad
Actualidad

Tengo claro que vinieron por mi familia. Lo sabía. Los estaba esperando”, cuentan sus seres más queridos que dice Luis Ventura (58) en la intimidad, mientras enfrenta uno de los momentos más difíciles de su vida: se lo señala como el padre del bebé que tuvo el 26 de abril Fabiana Liuzzi (43) –ex de Chichilo Viale, Santiago Bal y Jacobo Winograd–, más allá de que los resultados de ADN todavía no se completaron. Sin dudas, la noticia provocó una severa crisis en su matrimonio de 29 años con Estelita (56), la mujer más importante de su vida, como él mismo la define. Luis dejó su casa y se fue a vivir a la de su padre, fallecido hace más de dos años, a escasas cuatro cuadras de distancia del hogar conyugal.

VENTURA DIXIT. El periodista está convencido de que quienes no lo quieren intentan difamarlo aprovechando un error, y así se los confió a sus íntimos.

● “Vienen por mi familia, que es lo más sagrado que tengo. Introdujeron el tema a la fuerza para lastimarnos, pero no se dieron cuenta de que no soy tonto y me doy cuenta”.

● “Nos están pegando con rabia, pero no saben que con Estelita nos seguimos amando. Sé que el día que muera, ella va a estar a mi lado”.

● “Al amor lo tengo resuelto hace 30 años. Estelita es la mujer de mi vida y mis sueños, con la que proyecté tener hijos. Nadie va a poder destruir eso”.

● “Los que me atacan no lo asumen, ponen cara de ‘yo no fui’. Se hacen los desentendidos, pero hablan de mi familia”.

● “He pasado tormentas peores, discusiones y diferencias, como tiene cualquier pareja en tanto tiempo. Pero todo se resolvió dentro de mi hogar”.

● “Nunca voy a perder el amor que me tienen mis hijos y Estelita, más allá de cualquier dificultad”.

● “El que esté libre de culpas que tire la primera piedra”.

● “Mi mujer y mis hijos van a ser mi familia hasta el día que me muera, por más que a algunos no les guste”.

¿Quiénes cree Ventura que le están pasando esta factura que le cuesta la familia?

Está convencido de que Jorge Lanata introdujo el tema, diciendo que había un juicio por paternidad contra el periodista, cuando según él tal reclamo legal no existe.

Piensa que Beto Casella (54) –con quien mantuvo una fortísima discusión en su programa Bien levantado, que se emite por FM Pop 101.5– lo apuntó por una tapa de Paparazzi donde se lo vinculaba con la locutora Carolina Wyler (28). Ventura jura que no tuvo nada que ver con esa tapa porque no estaba en el país –visitó al papa Francisco–, y sostiene que cuando se realizó fue absolutamente consensuada. Pero hoy elige no hablar de Casella.

Su entorno dice que también le dolió mucho que Mirtha Legrand lo vuelva a mencionar en su último almuerzo, donde asistieron a su mesa Fabián Doman y su novia, Carolina Nuin, Analía Franchín, Alfredo Leuco, Laura “Panam” Franco y Pamela David, refiriéndose a la polémica carta escrita de puño y letra por Daniel, el hijo fallecido de la diva, que Ventura guarda. Según ella declaró, la misiva no refiere a ningún tema que pueda suscitar escándalo. Para Ventura el contenido no es tan liviano como Mirtha sostiene.

HABLA ESTELITA. Ella cuenta que sufre como nadie este presente, distanciada del hombre con quien compartió la mitad de su vida.

● “Tengo espalda para defenderme. Mientras esté con mis hijos al lado, nada me va a doblar. Ellos dos son mi sostén”.

● “Facundo y Nahuel son fruto de un amor al lado de un hombre maravilloso, a pesar de que ahora todos le pegan. El es el padre, y decidimos tenerlos con todo el amor del mundo”.

● “Yo sé que hay enemigos, y molestaba que nosotros fuéramos felices. Pero a esa gente le digo que no festeje, porque sigo amando igual que siempre”.

● “No nos van a voltear. Soy de roble. Se dicen muchas cosas, pero no hay nada confirmado”.

● “Aunque la cosa no llegue a buen término entre nosotros, Luis es el amor de mi vida”.

● “Enterarme de esto no fue nada agradable. Estoy hace 29 años con Luis. Es el padre de mis dos hijos, que fueron traídos al mundo con mucho amor”.

● “Me parece bien que se haya hecho el ADN. Es lo que tendría que haber hecho antes. De aquí en más, hay que esperar y ver qué sucede”.

● “Con los resultados en la mano se verá cómo sigue esto. Yo estoy bien, tranquila y acompañada por mis hijos, que son lo que más me importa en esta vida”.

● “Yo me fui a trabajar por dos temporadas a Mar del Plata y siempre estuve en contacto con Luis. Si se sintió solo, me lo tendría que haber dicho”.

● “Sólo puede arrasarnos un tsunami. Ya superamos varias tormentas y salimos ilesos. Nadie sabe el dolor que estoy atravesando”.

● “Hay que esperar a que se sepa la verdad de todo esto que se dice de Luis. Después nos vamos a encerrar él y yo, para ver qué hacemos. Puede ser que sigamos juntos, más allá de que otros deseen lo contrario”.

Hoy, ambos saben que más allá de lo que cualquiera pueda llegar a decir, lo que está en juego es nada más y nada menos que la familia que construyeron, con virtudes y defectos, durante tres décadas. Y juran que no piensan rifarla así nomás.

Una clásica postal familiar de tiempos no tan lejanos. Estela ceba mate y Luis disfruta sus amargos espumosos. Hoy ella sigue en el hogar familiar con sus hijos, Facundo y Nahuel, y él se fue a vivir a la casa de su padre, a cuatro cuadras de allí.

Una clásica postal familiar de tiempos no tan lejanos. Estela ceba mate y Luis disfruta sus amargos espumosos. Hoy ella sigue en el hogar familiar con sus hijos, Facundo y Nahuel, y él se fue a vivir a la casa de su padre, a cuatro cuadras de allí.

Luego de mudarse, Luis ordena sus cosas en el departamento que fue de Antonio, su papá, fallecido hace dos años. El periodista muestra que nunca se quitó las alianzas: la del Civil, la de los 25 años, y la que era de su mamá. Y se prepara mate sólo para distraerse. Estelita, sola en su casa, define: “Puede ser que sigamos juntos... Quién sabe...”.

Luego de mudarse, Luis ordena sus cosas en el departamento que fue de Antonio, su papá, fallecido hace dos años. El periodista muestra que nunca se quitó las alianzas: la del Civil, la de los 25 años, y la que era de su mamá. Y se prepara mate sólo para distraerse. Estelita, sola en su casa, define: “Puede ser que sigamos juntos... Quién sabe...”.

“El día que muera, ella va a estar a mi lado” (Ventura)<br /> “Si Luis se sintió solo, me lo tendría que haber dicho” (Estelita)

“El día que muera, ella va a estar a mi lado” (Ventura)
“Si Luis se sintió solo, me lo tendría que haber dicho” (Estelita)

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig