" /> "> «Sólo el estudio y el deporte ayudan a los chicos a salir de la calle» – GENTE Online
 

"Sólo el estudio y el deporte ayudan a los chicos a salir de la calle"

Actualidad
Actualidad

"De un potrero de una villa parecida a ésta surgió Diego
Maradona. Estoy seguro de que cuando jugó su primer
Campeonato Evita,
él sintió la misma emoción que hoy viven ustedes”
.
Mientras 300 pibes esperaban ansiosos con sus camisetas sin estrenar, el secretario
de Deporte y Turismo de la Nación se preparaba para dar el puntapié
inicial en Ciudad Oculta, pleno corazón del barrio de Mataderos. Cuando
los delegados le pasaron la pelota para inaugurar la jornada, Daniel Scioli miró
fijo a los organizadores y bromeó: “Ojo, ustedes saben que mi fuerte
es la motonáutica. No se vayan a reír si hago una pifiada”
.
Luego intentó hacer jueguito, y la cuenta sin que el balón tocara
el suelo apenas llegó hasta tres. Mientras él sonreía, Karina
Rabolini, su pareja, y Lorena, su hija, lo “alentaban”: “Al
lado de estos chicos quedás como un patadura…”
. Enseguida
sonó el silbato que dio comienzo al primer partido. “Trajimos arcos,
pelotas, camisetas, y en muy poco tiempo demostramos que en un lugar humilde como
esta villa, con casi nada, se puede hacer mucho. La cara de los chicos refleja
que el deporte es fundamental en la vida de la gente, principalmente de los jóvenes.
Estas competencias unen a miles de pibes de todo el país, por eso vamos
a hacer lo imposible para que todos los que quieran participar puedan hacerlo”
,
comentaba Scioli, entusiasmado.

A su lado, los pibes agitaban los carteles
que identificaban sus equipos: Comedor Dar Amor y Rompan Todo eran
los más entusiastas. “Che, Scioli, no te preocupes que de acá,
de la Villa 15, también va a salir un crack como Diego, eh”
, bromeó
un chiquilín de ocho años que se identificó como el pulpo,
por sus brazos y piernas largos y finitos.

–Scioli, ¿usted
pudo participar de los torneos Evita?

–No, no tuve la suerte. Reconozco
que no era un virtuoso en el fútbol, si es por eso que me lo preguntás
(sonríe). Siempre pensé que además del estudio, lo que saca
a los pibes de la calle es el deporte. Por eso estoy acá. Este es un momento
en que muchos hablan y hablan, pero hacen muy poco o nada. En tiempos tan difíciles,
se presenta una buena oportunidad para hacer algo por los jóvenes. Además,
el deporte le abre una gran puerta al turismo, que es la industria que hoy genera
el mayor ingreso de dólares en la Argentina.

–¿Qué
significa para usted relanzar este tipo de campeonatos?

–Y… una
gran emoción. Al cumplirse cincuenta años de la desaparición
de Evita, estos juegos cobran un significado especial. Espero que puedan servir
de vehículo para atender la salud y la educación. Y también
como gran semillero de futuros deportistas que surgieron a partir de 1948.

Las
finales nacionales de los Juegos Evita 2002 se realizarán en Santa Rosa,
La Pampa, entre el 17 y el 20 de octubre próximo, con participantes de
las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Jujuy, Salta, Misiones,
Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, Formosa, Corrientes, Entre Ríos,
y de la Capital Federal. En total habrá unos 800.000 chicos.

–¿Y
después, qué?

–Seguir trabajando como hasta ahora. Yo
no descuido ningún sector de mi secretaría. El deporte y el turismo,
para mí son muy importantes. La demostración está en que
tanto en el básquet como en el hockey y el tenis, anduvimos muy pero muy
bien. Y a través de estos embajadores nos conocen en el mundo y el mundo
se interesa por nosotros. Es una cadena. No es casualidad que esta temporada invernal
haya sido histórica en cuanto a la recepción de turistas. Y creemos
que el verano también será positivo. Estoy seguro de que plazas
como Mar del Plata y Pinamar van a liderar las preferencias en nuestra costa atlántica.

–Además,
ahora también se viene el Campeonato Mundial de Vóley.

–Sí,
espero que contagie esperanza a todos los argentinos en un momento tan crítico.
Y que sirva como una pequeña ventanita para mostrarnos al mundo. Ojalá
nuestro equipo haga un buen papel.

–¿Qué siente cuando
ve a los pibes de la villa jugando el Torneo Evita?

–Que los marginados
necesitan que trabajemos sin pausa para que puedan ser felices. Si todos los políticos
hacemos un esfuerzo y nos sinceramos, la Argentina puede cambiar. Ese es mi objetivo:
que cambie para bien. Un sueño que pienso ver cumplido algún día.

por
Miguel Braillard
fotos: Maximiliano
Vernazza


Daniel Scioli, su mujer, Karina Rabolini, y el doctor Eduardo Lorenzo Borocotó posan junto a uno de los equipos de Ciudad Oculta. De un barrio similar, pero de Fiorito, y con un equipo llamado Cebollitas apareció en el mundo del fútbol Diego Maradona (arriba).

Daniel Scioli, su mujer, Karina Rabolini, y el doctor Eduardo Lorenzo Borocotó posan junto a uno de los equipos de Ciudad Oculta. De un barrio similar, pero de Fiorito, y con un equipo llamado Cebollitas apareció en el mundo del fútbol Diego Maradona (arriba).

Daniel Scioli junto a Cristina Alvarez Rodríguez -sobrina nieta de María Eva Duarte y actual subsecretaria de Cultura de la provincia de Buenos Aires- durante la presentación de los <i>Juegos Evita 2002</i>.

Daniel Scioli junto a Cristina Alvarez Rodríguez -sobrina nieta de María Eva Duarte y actual subsecretaria de Cultura de la provincia de Buenos Aires- durante la presentación de los Juegos Evita 2002.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig