Sola, sin Nacho y con sus perros – GENTE Online
 

Sola, sin Nacho y con sus perros

Actualidad
Actualidad

"Cubero sex symbol”, decía una bandera colgada en el alambrado, el domingo 20 de julio durante el partido entre Vélez y Argentinos Juniors. “Cubero, tomá este caramelo, así te seguís comiendo los mejores caramelos”, bromeó un periodista deportivo al entrevistarlo durante el entretiempo. Y Cubero siempre sonriente y educado, pero sin desmentir nada. Lo cual, por lo menos, es raro. Porque si su affaire con Nicole hubiera sido puro cuento, el jugador por lo menos hubiera dicho: “No, mirá, ojalá…”. Pero no, Cubero no habla demasiado: se limita a sonreír con picardía. Y –a veces– el que sonríe, otorga.

El trabajo de modelo tiene esas cosas: tu matrimonio puede estar derrumbándose, en la televisión pueden decir que vos andás con un futbolista o que tu esposo está saliendo con una actriz y vos, mientras tanto, tenés que compartir con él una sesión de fotos y poner cara de que te estás derritiendo… de amor.

No debe ser nada fácil. Es, en realidad, una situación bastante rara, pero el trabajo de modelo es así.

Y el miércoles pasado, a Nacho (30) y a Nicole (25) les tocó vivir esa paradoja en carne propia. Mientras en la televisión de la tarde explotaba su crisis matrimonial, ellos posaban bien pegaditos para la campaña gráfica de Prestige, una firma de ropa deportiva con la que habían firmado contrato cuando las cosas todavía andaban bien. Y que tuvieron que cumplir, por supuesto.
 
Las fotos se hicieron en el estudio de Machado-Cicala en Villa Crespo y duraron todo el día. Como para desestimar cualquier rumor, sabiendo que la prensa iba a estar ahí, Nacho y Nicole llegaron juntos a bordo de la camioneta de la modelo, poco después de las nueve de la mañana. El manejaba y en el asiento del acompañante iba ella, tan imperturbable como siempre, con su perrita Luna sentada en la falda, testigo privilegiado de lo que realmente pasa en esa pareja.

Y es que en todas estas historias mediáticas, siempre pero siempre aparece un can en el medio. Tita Merello tenía a Corbata. Susana tuvo a Jazmín. Flor de la V tiene a Cayetano. Y Nicole, entre la jauría de veintisiete perros que hospeda en su chacra, tiene a su preferida: Luna. Un caniche toy hembra, de 9 años, a la que la modelo siempre tiene con ella: la lleva al teatro, a las producciones, a los desfiles, y es la única que duerme adentro de la casa.

¿Y qué diría la perrita de Nicole si hablara? ¿Qué historia contaría?

Imaginemos… Quizá, tal vez: “Los problemas con Nacho empezaron en el verano. Nacho estaba cansado de quedar relegado al papel de secretario de Nicole, dependiendo económicamente de ella. Las peleas y los roces eran cada vez más frecuentes. Y en mayo, en una producción para la revista Hombre, Nicole conoció al jugador Fabián Poroto Cubero y hubo intercambio de teléfonos. Dicen que los encuentros furtivos habrían sucedido en el departamento de un empresario textil amigo de ella. En la chacra, la relación con Nacho se volvía insostenible. El sospechaba que algo pasaba. Y, de pronto, salió en todos los medios. Durante ese tiempo, con las cámaras persiguiéndolos, Nicole y Fabián habrían dejado de verse hasta que las aguas se calmaran. Sin embargo, con Nacho las cosas no están definidas. Están atravesando una crisis, claro, pero todavía no dan por perdido al matrimonio. Nacho está viviendo en el departamento de unos amigos. Nicole alterna entre su chacra de Los Cardales y su departamento de Palermo, para estar cerca de sus pocas amigas. Con su madre, Claudia, y su hermana, Geraldine, hace más de un año que no se habla. Nacho, por su parte, está musicalizando una obra de títeres de su padre, con lo que cubre sus gastos mínimos. Y con la plata de esta última campaña, planea comprarse una nueva guitarra criolla, porque tiene la misma desde los 12 años. ¿El futuro? Bueno, eso pinta bastante oscuro…”. Si Luna hablara…

En Multitalent, la agencia de Nicole, dicen que la modelo atraviesa días de definiciones. O indefiniciones. No sabe si las cosas van a arreglarse en su matrimonio o si se van a romper para siempre. Por el momento, ella pasó el fin de semana sola, sin Nacho, en la chacra de Los Cardales. El paradero de él es desconocido. Se dice que está durmiendo en un departamento en Martínez. Lo cierto es que Nacho dejó de ser modelo de Multitalent hace dos meses, para dedicarse enteramente a la música. Quiere volver a grabar parte del disco que tiene en preparación, está haciendo la música de una obra de títeres de su papá (“con lo que me banco mis gastos mínimos”, dice), terminando de hacer las campañas gráficas que le quedaron pactadas y después, sí, quiere salir a tocar. ¿Qué música hace Nacho? “Soy una suerte de Lenny Kravitz latino”, adelanta él.

El miércoles, en un alto en la sesión de fotos para comer los sandwichitos del catering, Nacho hizo algunos comentarios como: “Ay, con esa gorra le queda la cara tapada, tan linda que es…”. Y le dijo a la dueña de la marca: “Y con la ropa que le ponés, también la tapás. Mirá el lomo que tiene”. La señora se puso colorada y él siguió: “No te preocupes. Esta noche yo le saco la ropa en casa…”. Esta charla –tan forzada como informal– sucedía alrededor de una mesa con quesos, lomitos y periodistas. Nicole había hecho mutis por el foro. Con la perrita caniche en brazos. Si Luna hablara…

Nicole, con sus perros, el sábado a las dos y media de la tarde en su chacra en el country Las Vizcachas, a unos 70 kilómetros de Buenos Aires. La top decidió aislarse hasta decidir qué va a pasar con su matrimonio.  Su perrita Luna la acompaña a sol y a sombra.

Nicole, con sus perros, el sábado a las dos y media de la tarde en su chacra en el country Las Vizcachas, a unos 70 kilómetros de Buenos Aires. La top decidió aislarse hasta decidir qué va a pasar con su matrimonio. Su perrita Luna la acompaña a sol y a sombra.

Nacho, en la puerta del estudio donde el último miércoles realizó la producción de fotos junto a Nicole, paseando a Luna, la perrita preferida de Nicole. El desmintió cualquier distanciamiento y dijo: “<i>Los rumores son puro invento</i>”.

Nacho, en la puerta del estudio donde el último miércoles realizó la producción de fotos junto a Nicole, paseando a Luna, la perrita preferida de Nicole. El desmintió cualquier distanciamiento y dijo: “Los rumores son puro invento”.

Nacho, Nicole y la perrita Luna, que se coló en el estudio durante la sesión de fotos para la campaña de la marca de ropa deportiva Prestige. La única testigo presencial de la crisis matrimonial. Mientras duraron las fotos, Nacho y Nicole demostraron tener buena onda entre ellos y hasta se hicieron chistes. A la salida, hubo persecución y pelea con los fotógrafos, y terminaron todos en la comisaría.

Nacho, Nicole y la perrita Luna, que se coló en el estudio durante la sesión de fotos para la campaña de la marca de ropa deportiva Prestige. La única testigo presencial de la crisis matrimonial. Mientras duraron las fotos, Nacho y Nicole demostraron tener buena onda entre ellos y hasta se hicieron chistes. A la salida, hubo persecución y pelea con los fotógrafos, y terminaron todos en la comisaría.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig