Ahora leyendo
Retiran del mercado a Poppy, la muñeca de ‘Trolls 2’, por “condicionar a los niños a pensar que el abuso sexual está bien”

Retiran del mercado a Poppy, la muñeca de ‘Trolls 2’, por “condicionar a los niños a pensar que el abuso sexual está bien”

Redacción Gente

Tiene un sensor ubicado entre las piernas. Los padres, que advirtieron “que la risa se activa tocando sus partes íntimas”, firmaron una petición y denunciaron al fabricante.

Poppy, la muñeca rosada de Trolls 2, retirada del mercado por sexualizar a los niños.

Las muñecas troll de la película Trolls 2: gira mundial provocaron una masiva petición de padres que lograron retirarlas del mercado, por tener un sensor entre las piernas. Tal como explicaron los activistas, el juguete “promueve el abuso sexual“.

Que la muñeca rosa inspirada en Poppy “tenga un sensor que tengas que activar tocando sus partes íntimas y que se ría al momento de sentarla”, como detallan los especialistas, es avalar el abuso infantil y la pedofilia.

Como la ubicación del sensor es inapropiada, Hasbro se vio obligada a retirar de la venta las “Trolls World Tour Giggle and Sing Poppy Dolls”.

La controversial muñeca con un sensor ubicado en sus partes íntimas.
Los videos que están subiendo los padres en sus redes, ya que algunos insisten en que es una noticia fake.

Muchos padres firmaron la petición argumentando que el juguete “condiciona a nuestros hijos a pensar que la pedofilia está bien”. El pedido, elevado por la madre Jessica McManis, señala: “Cuando tocas un botón en la parte privada de la muñeca, ella jadea y suelta una risita al sentarse. ¿Qué les hará pensar este juguete a nuestros niños inocentes y fáciles de impresionar? Que es divertido cuando alguien te toca tus partes privadas”.

Puede interesarte

Muchos usuarios se quejaron en las redes sociales y se unieron al masivo reclamo, con reflexiones como ésta: Un juguete que viola la dignidad humana de las niñas reafirma la misógina forma de sexualizar a la mujer y a toda la niñez”.

Tras el escándalo, Julie Duffy, vocera de la firma, aclaró: “Reconocemos que la ubicación del sensor puede ser percibida como inapropiada. Esto no fue intencional y estamos complacidos de poder proveerles a los consumidores otra muñeca Poppy de un precio similar, para reemplazarla. Estamos en proceso de retirar este artículo para que ya no esté a la venta”.

Ir Arriba