Ahora leyendo
El uso del tapabocas podría generar inmunidad al coronavirus

El uso del tapabocas podría generar inmunidad al coronavirus

Avatar

Así lo afirma un reciente estudio de la Universidad de California que, curiosamente, citó en su trabajo a un crucero argentino.

El New England Journal of Medicine publicó una nueva hipótesis sobre los tapabocas, barbijos o “mascarillas”, como les dicen en España.

Si bien al arranque de la pandemia se recomendaba que sólo lo empleen las personas que tengan síntomas de alguna enfermedad respiratoria, desde el 5 de junio la Organización Mundial de Salud (OMS) recomendó su uso universal.

Su uso demostró ser esencial en la prevención del contagio del Covid-19, porque no sólo actúa como una barrera física para que la persona que la usa no se contagie, sino que hace el trabajo inverso, es decir, impide que una persona sintomática o asintomática pueda contagiar a los demás.

Stephanie Demner el 15 de septiembre en el aeropuerto de Ezeiza.

En relación con esto, un grupo de investigadores del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad de California, en San Francisco, planteó que los tapabocas actúan como un elemento de variolización, que hace que si nos infectamos usándolos, la enfermedad se reduzca considerablemente. Tanto, que el usuario sería asintomático.

Esto se da porque el uso del barbijo impide que nos llegue una gran carga viral.

Mariano Martínez luciendo un tapabocas negro en agosto.

En está línea, destacan que en las sociedades en donde el uso de los barbijos es casi universal, la proporción de casos asintomáticos es del 80%, mientras que en las sociedades en donde su uso no es generalizado, la proporción de casos asintomáticos es del 40%.

Además, sorprendentemente, los estadounidenses citaron dos situaciones en las que los tapabocas produjeron un alto número de casos asintomáticos: la primera es en un crucero argentino, en el que los pasajeros recibieron mascarillas quirúrgicas y el personal barbijos N95, y la segunda en una planta procesadora de carnes de Estados Unidos, en la que todos los empleados usaron tapabocas. En ellos, la proporción de asintomáticos llegó a ser del 81% y 95%, respectivamente.

Puede interesarte

Fabián Cubero con un tapaboca de Vélez en junio.

El estudio cierra con esta conclusión: “En última instancia, combatir la pandemia implicará reducir tanto las tasas de transmisión como la gravedad de la enfermedad. La creciente evidencia sugiere que el enmascaramiento facial en toda la población podría beneficiar a ambos componentes de la respuesta”.

Ir Arriba