Cómo es el proyecto artístico que visibiliza historias del colectivo LGTBIQ+ – GENTE Online
 

Cómo es el proyecto artístico que visibiliza historias del colectivo LGTBIQ+

LGTBIQ+
Una iniciativa lanzada por Isha Escribano y Gaby Herbstein busca contar historias de personas hoy reconocidas como disidentes.

Los cambios sociales que se dieron en el país en el último tiempo vienen acompañados por conquistas por parte de la comunidad LGTBIQ+. En junio de este año el Congreso de la Nación sancionó la ley de cupo laboral trans. En este contexto, Isha Escribano y Gaby Herbstein pensaron cómo podían hacer para contar historias disidentes a través del arte. 

Fue así como nació Proyectx108, una iniciativa fotográfica que invita a participar a todas aquellas personas que se reconozcan de un género distinto al que les asignaron al nacer: trans, travestis, transexuales, transgénero, género no binario, queer, intersex, género fluido y agénero

Isha Escribano es periodista, médica, música, life coach y mujer trans. Todos los días sacrifica su historia en pos de impulsar a otros en el camino a ser. 

Amigas: Isha Escribano y Gaby Herbstein desarrollaron la iniciativa en conjunto.

Con Gaby Herbstein, una de las fotógrafas con más trayectoria de América Latina, le dieron forma al proyecto y lanzaron la convocatoria. Pueden participar todas las personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+ que deseen brindar su testimonio. 

La idea del proyecto es hacer fotografías a personas hoy consideradas disidentes, digo hoy porque esto va a ser obsoleto en un tiempo. Yo les hago una entrevista y cuando se hace la entrevista se filma. Entonces tenemos muestra fotográfica y material fílmico para hacer un documental”, dice Isha una tarde soleada de julio a través de Zoom. 

El material que piden para participar es poco: enviar imágenes propias y un texto explicando la historia de la persona. Dentro de las disidencias, el material se centra en mostrar historias de personas insertas en la sociedad.

El proyecto busca visibilizar a las disidencias insertas dentro de la sociedad.

Vamos a mostrar historias con final feliz, a mostrar color, alegría, celebración y plenitud de esas personas que, finalmente, están donde siempre quisieron estar. Y que están incluidas en la sociedad. Vamos a buscar diversidad y literal esto también del color porque vamos a usar la paleta de color del arcoíris en la realización del arte de las tomas”, cuenta Herbstein. Además, asegura que serán cerca de 20 los testimonios seleccionados. 

Lo que no se ve no existe 

Los avances políticos y sociales en materia de género y disidencias se fueron ampliando con los años. Isha reconoce estos logros, pero asegura que aún falta habitar un espacio social que ninguna ley puede otorgar, pero que inevitablemente ocurrirá con el paso del tiempo. 

A lo que falta no se lo puede forzar, eso termina sucediendo gracias a todas estas cosas y un montón de proyectos y personas. Una cosa es que un CEO de una compañía importante diga 'en mi empresa hay personas trans trabajando'. Y otra cosa es que esa persona te tome de la cintura, te lleve al Club House del Nordelta y diga, 'ella es mi mujer y estamos muy enamorados'”, explica. 

La obra artística contará de una muestra fotográfica, un documental y un libro.

A lo largo de la entrevista, tanto Gaby como Isha hacen énfasis en la importancia de visibilizar lo que, para el grueso de la sociedad, es distinto.

La luz, al pasar por un prisma se manifiesta de múltiples colores opuestos. Esa luz no es más que belleza, pero esa belleza se muestra de diversas formas. La idea es que, por medio del arte, podamos hacer que cada persona pueda ver belleza en sus semejantes y en ella misma. Así como se ha aprendido a odiar, también se puede aprender a amar”, expresa Escribano.

Por otro lado, Gaby detalla cuál es el fin del proyecto: “Es normalizar, llegar a normalizar estos temas. Porque todavía se visibilizan casos en general donde uno ve imágenes como oscuras, tristes, entonces en este caso la idea es aportar el granito de arena para llegar una normalización. No pensamos que vamos a cambiar el mundo, pero sí aportar algo”. 

Herbstein será la encargada de fotografiar a las personas que formen parte de la iniciativa.

Al momento de cierre de esta nota se recibieron cerca de 20 testimonios con la intención de formar parte de la iniciativa. Una de las historias que más impacto generó fue la de una mujer policía trans que, al momento de clarificar su identidad estaba casada y, luego de la transición, volvió a contraer matrimonio con su esposa.  

Hace poco, Isha se convirtió en la primera ciudadana trans argentina en rectificar su pasaporte italiano. Este logro, claro, se celebró en redes. En un país marcado a fuego por el acceso a la identidad, las conquistas personales se vuelven colectivas y funcionan como motor. 

108: la historia del número elegido para el proyecto 

Durante sus viajes a la India, Isha se enamoró del número 108 por diversas razones relacionadas al plano espiritual. “Lo hermoso de ese número es que resume lo que para mí es un camino evolutivo en la vida de cualquier ser humano. Es pasar de ser uno: identidad, ego, yo, a ser nadie, el ego se disuelve. Y de ser nadie pasa a ser el todo, el 8, el infinito”, manifiesta sobre el motivo por el cual el número forma parte del proyecto. 

Podés participar completando el formulario correspondiente a Proyectx108.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig