Sin amores – GENTE Online
 

Sin amores

Actualidad
Actualidad

La sangre que une a Mariano Martínez y Nicolás Cabré es negra. De tinta. De
cartucho de impresora. Es la sangre con que, día a día, se redactan los guiones
de Son amores. Palabras santas, para los actores de ley. Y en esas escrituras,
hoy se dice que, más allá de las diferencias y peleas, ellos son hermanos (los
Marquesi), que Martín (Mariano Martínez) está de novio con María (Marcela
Kloosterboer), que Pablo (Nicolás Cabré) está de novio con Anita (Agustina
Cherri), y que ambas parejas se pelearán antes del viernes en la televisión. Lo
que no se dice es que justamente ambas parejas ya se habrían peleado y que
Mariano (Martín) ya no saldría con Marcela (María), como Nicolás Cabré (Pablo)
ya no saldría con Agustina (Anita). Sí, lo que la tinta, la sangre negra no
dice, pero sí decimos nosotros es que la realidad no sólo se asemeja a la
ficción, sino que se adelantó a ella.

"TODO SE HABIA VUELTO MONOTONO…"
, le confió Martínez a uno de los técnicos. Y
continuó: "No hay un porqué. Terminamos sin un motivo grave. Nos seguimos
queriendo, pero preferimos tomarnos un descanso. Que debamos seguir trabajando
juntos hasta el 15 de diciembre, no ayuda ni nos permite repensar nuestra
relación
", remató desnudando los motivos de una ruptura que nadie creía posible
unos meses atrás, cuando ambas parejas, por separado, viajaron a las playas de Buzios en una especie de vacaciones teñidas de mini-luna de miel. Martínez-Kloosterboer,
durante enero, antes de que ella empezara a dormir en el departamento que él
tiene en el barrio de Colegiales. Y Cabré-Cherri, en agosto, antes de que él
empezara a dormir en el duplex que ella tiene en el barrio de Las Cañitas. Pero
en las últimas semanas, las noches volvieron a ser en soledad. "En realidad,
Nicolás siempre dice que nunca se fue de su casa de Mataderos -
cuenta un
asistente de producción-. Tampoco demuestra si está bien o mal. Es una persona
muy tranquila, no le gusta el bardo. Siempre fue reservado. Le cuesta confiar
sus cosas íntimas a la gente. Son sus miedos. A veces parece que nunca termina
de relajarse. Lo vamos a extrañar en la productora. Gran tipo y profesional. Con Nico casi ni necesitamos repetir las escenas
", redondea el mismo asistente,
escapándose por la tangente.

CLAVES DE UN DESENLACE ANUNCIADO.
Esta semana en la tira, Pablo (Cabré) mete un
gol, lo lesionan y deben hospitalizarlo. El médico determina que nunca más podrá
volver a jugar al fútbol. Martín (Martínez) y el tío Sánchez (Miguel Angel
Rodríguez) no saben cómo darle la mala noticia, aunque Pablo muy adentro suyo la
intuye. Anita (Cherri) va a comprarle los remedios, pero Pablo se escapa a la
cancha, para recordar emocionado su último tanto. Martín va a buscarlo y lo
contiene. "En otro momento, hubiésemos hecho que lo contenga Anita, ésa es la
verdad -
admite uno de los productores-, pero como el horno no estaba para
bollos, entonces preferimos que lo haga directamente Martín".

Entretanto, el propio Martín Marquesi arregla con un canal de televisión para
que le pongan varias cámaras en su casa y hacer del transitar cotidiano un
reality-show sin que su familia se entere. María (Kloosterboer) le pide que por
ningún motivo lleve su idea a la práctica, pero la necesidad de fama de Martín
es más fuerte que el ruego de su novia. Al "aire", Pablo adelanta que se va a ir
a un país lejano, pero que no se lo dirá a nadie. Anita escuchan esto por la
tele y se ofende. Del mismo modo que se ofende María por la movida de Martín.
Conclusión: dos de las principales parejas de la ficción argentina del 2003
terminan por pelearse…, imitando la realidad.

¿UN FINAL ABIERTO O UN FINAL CERRADO? Verdad o consecuencia de los libros, las
dos parejas terminarán peleadas. Algunos aseguran que los galanes les pidieron a
los autores sacar escenas con sus ex, aún conscientes de que ninguna de las dos
parejas le puso un cerco final y definitivo a su relación. En la vida real como
en la ficción, ambos noviazgos decidieron tomarse un tiempo, un respiro para
poder pensar. El futuro les brindará lo que buscan: aire. Martínez protagonizará
El juego de rol, un unitario de terror junto a Dolores Fonzi, por Telefé.

Kloosterboer tiene ofertas para trabajar en la novela de Natalia Oreiro (también
en Telefé) o quedarse en Pol-ka para sumarse a Pensionados, la tira diaria que
Canal 13 piensa imponer en el 2004. Lo mismo que Cherri, quien sin embargo
todavía no firmó contrato para permanecer en las huestes de Suar. Cabré, por su
lado, no ve la hora de terminar las grabaciones y dedicarse de lleno a ensayar
con Alfredo Alcón la obra de teatro El gran regreso, que estrenarán en el
próximo año.

Como siempre, el soberano tiempo dirá. Lo cierto es que por ahora lo de ellos,
lo Martín (Mariano Martínez) y María (Marcela Kloosterboer), lo de Pablo
(Nicolás Cabré) y Anita (Agustina Cherri), lo de Mariano (Martín) y Marcela
Kloosterboer (María), lo de Nicolás (Pablo) y Agustina (Anita) son amores.
Amores que vienen y se van.

El 15 de diciembre terminarán las grabaciones. Martínez y Cabré no hablan de

El 15 de diciembre terminarán las grabaciones. Martínez y Cabré no hablan de "ruptura definitiva" y esperan ansiosos esa fecha para poder meditar sobre el futuro de sus respectivas parejas.

De regreso a Colegiales, Martínez ya no recibe a Kloosterboer en su departamento. Derecha: la pareja feliz, durante la última entrega de los Martín Fierro.

De regreso a Colegiales, Martínez ya no recibe a Kloosterboer en su departamento. Derecha: la pareja feliz, durante la última entrega de los Martín Fierro.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig