“Sigo enamorada, pero hoy prefiero estar lejos” – GENTE Online
 

“Sigo enamorada, pero hoy prefiero estar lejos”

De pronto se enteró de que su marido podría estar involucrado en una red de lavado de dinero en el que estarían comprometidos el empresario Lázaro Báez, el financista Federico Elaskar y el esposo de Iliana Calabró, Fabián Rossi. Y no supo qué hacer. Karina Olga Jelinek (32) se encerró, se deprimió, y decidió “tomarse un impasse” con Leonardo Fariña (26). Así lo dijo en su primera aparición televisiva. Pero los días fueron pasando y el tema, lejos de esclarecerse, se enturbió cada día más. Ella se llevó una de las peores partes. Una amiga íntima cuenta que se deprimió muchísimo, que ni ganas de ir al gimnasio tenía, que le daba miedo salir a la calle. Fariña, consecuente con el impasse, se fue del departamento que compartían en Libertador y Salguero. Ella se quedó ahí sola aunque, cuenta dicha amiga, está buscando alternativas para mudarse. Hoy no sale más que para trabajar como modelo. Así sucedió el martes 7 de mayo, día en que su ¿ex? salió al aire en Intrusos y aceptó el distanciamiento con Karina. También aclaró que se casó enamorado y que su boda, financiada por regalías que le pagó Carlos Molinari, no fue ninguna pantalla ni truco publicitario, como el mismo empresario también había precisado.

pese a todo, se animó a salir a la calle para volver a enfrentar a su gran amor, la pasarela. Convocada por su amiga Patricia Profumo para desfilar en la presentación de su campaña Tango, Karina dedicó el martes exclusivamente al modelaje. A eso de las cinco de la tarde salió en su Smart rumbo a un consultorio médico de una amiga. Estuvo allí cerca de una hora y luego, a eso de las seis, volvió a su casa. Más tarde, ya cuando se acercaban las 20 –hora del desfile–, volvió a la calle con tantas ansias, que cuando llegó al Buenos Aires Design (donde se llevó a cabo el desfile) fue directo al estacionamiento y entró a contramano, sin importarle que ésa es la rampa de salida. Como fuera, estacionó su auto y, siempre sonriendo, habló con GENTE en exclusiva.

Lo primero que aclaró fue que no tiene nada claro respecto a la situación de su marido, pero que no bien sepa algo y aclare sus pensamientos luego de dialogar a fondo con Fariña, va a enfrentar los micrófonos con más tiempo y contestará todos los interrogantes de los medios periodísticos. Mientras tanto, dirá lo que pueda decir.

–Leo aceptó que se habían tomado un tiempo, y que te pidió que no hablaras del caso. ¿Es así?
–Sí, es verdad que nos tomamos un tiempo. Y de lo otro no voy a hablar, porque no sé nada. Cuando se aclaren las cosas sí, pero hasta entonces ninguno de los dos va a decir nada.

–¿Cómo llevás la separación?
–Como puedo. Pero hoy estoy sola y tengo que aceptarlo así. Sigo enamorada, pero prefiero estar lejos hasta entender mejor las cosas.

–¿Lo viste a Leo en todo este tiempo?
–No, no lo vi todavía. Sigue siendo mi marido pero hoy no tengo relación, nada... No hablamos, no nos vemos... Nada de nada.

–Los últimos días se dijo que Leo tenía un hijo. Una mujer de La Plata lo declaró en la televisión. ¿Cómo te cayó eso y todo lo que se viene hablando al respecto?
–No, no sabía lo del hijo, tampoco lo escuché. Y claro que todo lo que se habló me cayó mal, pero tampoco sé cómo son las cosas. Entonces, por el momento prefiero no hablar.

–El último tiempo estuviste muchos días sin salir. ¿Cómo estás hoy de ánimo?
–No quiero hablar más de mi vida personal. Estoy tratando de organizar todo de nuevo. Estuve veinte días encerrada y trato de volver a hacer mis cosas, recuperar mi vida.

–¿Qué es lo que más necesitás recuperar?
–Mi trabajo me hace bien, y ver a mis amigas. Hoy es lo mejor que puedo hacer. ¿No?

...................................................................................

Más tarde, la modelo de Life Chekka, cerrará el desfile en la pasarela del Buenos Aires Design. Vestida de novia y con alas, caminará ante el aplauso de la gente que la ve enfrentar el mundo –de la moda– con la entereza de una top. Es que allí, donde las luces no faltan, Karina encuentra su mejor versión y la senda por la que parece caminar firme. Ella, que de pronto se enteró de que su marido podría estar involucrado en una red de lavado de dinero, por ahora sigue caminando con la vista al frente, intrigada, queriendo saber quién le dice la verdad. Y repite casi como un ruego para intentar salir de tantas preguntas que le hacen: “Nos debemos una charla con Leo; quiero escuchar su verdad”.

Martes 7 de mayo. Cinco de la tarde en el barrio de Recoleta. Karina se ríe luego de un comentario cariñoso del cuida-coches de la cuadra. Nacional y popular, la modelo puso su mejor cara para cumplir con su compromiso sobre la pasarela.

Martes 7 de mayo. Cinco de la tarde en el barrio de Recoleta. Karina se ríe luego de un comentario cariñoso del cuida-coches de la cuadra. Nacional y popular, la modelo puso su mejor cara para cumplir con su compromiso sobre la pasarela.

Así de diosa llegaba al Buenos Aires Design para el desfile de Patricia Profumo. Triste en lo personal, pero “contenta de volver a trabajar”, según dijo. La ayudó con el maquillaje y el peinado Federico Hecht.

Así de diosa llegaba al Buenos Aires Design para el desfile de Patricia Profumo. Triste en lo personal, pero “contenta de volver a trabajar”, según dijo. La ayudó con el maquillaje y el peinado Federico Hecht.

“Leo sigue siendo mi marido pero hoy no tengo relación, nada... No hablamos, no nos vemos... Prefiero estar alejada hasta entender lo que pasó”

“Leo sigue siendo mi marido pero hoy no tengo relación, nada... No hablamos, no nos vemos... Prefiero estar alejada hasta entender lo que pasó”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig