“Siempre que me preguntan por qué equipo hincho, contesto: ¡Por el de Maradona!” – GENTE Online
 

“Siempre que me preguntan por qué equipo hincho, contesto: ¡Por el de Maradona!”

Actualidad
Actualidad

De verdad, Lola, no la acompañó un candidato, una simpatía, un potencial novio, cerca en ese irrepetible momento?
–Lamentablemente me encuentro sola. Una pena ya que momentos así se disfrutan más si tenés una pareja al lado. Igual...

Perdón, ¿en este par de semanas fuera de Buenos Aires usted y Tinelli ni cruzaron una llamada?
–Para nada (ríe). Te lo comenté la vez pasada: mi corazón anda vacío y no hay quien hoy pueda ocuparlo. Pero, dejame terminar la frase. Quería decir que, igual, tras la presentación, abrazarme a mis padres (María y Héctor), mi hermana (Claudia) y mi sobrina (Tiziana), y compartir unas horas cerca de ellos en el hotel Hilton, me hizo sentir que no faltó amor al despedir el gran día. Cerré los ojos, feliz, a las 5 AM.

El “gran día”, dice Paola Fabiana Ponce (30 años, desde el 25 de junio), que acaba de regresar a suelo patrio después de “una quincena de adrenalina a flor de piel”, tras participar, el jueves 18 por la noche y ante 90 mil fans, en la ópera rock I promessi sposi (Los prometidos esposos), bajo la dirección de Michele Guardí y al son de la música de Pippo Flora, desde el estadio donde juega el Inter, flamante campeón de la Champion League.

Un logro que no le resultó sencillo, ya que en la previa, y frente a las exigencias propias de filmar en nuestro país la versión italiana de Sin tetas no hay paraíso y lucirse en Bailando por un sueño 2010, necesitó organizar un régimen especial de ensayo. “En lugar de los noventa días de preparación general, pude resolverlo en medio mes, aunque aprendiendo la letra dentro de aviones, practicándola incluso bajo la ducha y puliendo todo durante las últimas semanas en Milán. Logré llegar bien preparada. Sin embargo, las ovaciones tras cada tema y a la despedida, hicieron temblar mis piernas. Debía concentrarme para no quedarme petrificada, cuenta la chica de Capitán Bermúdez, a horas de calzarse los hábitos de La monaca di Monza (La monja de Monza), una figura trágica que peleó contra el machismo de los años1628 a 1630.

¿Se considera una luchadora contra el sistema?
–En lo personal, no lucho contra nada sino a favor de lo que me llena el alma. I promessi sposi, te juro, me llenó el alma. Calculá que mi papel lo han encarnado divas italianas del nivel de Sofía Loren, Giovanna Mezzogiorno, Evi Maltagliati, Dina Sassoli, Lea Massari y Giovanna Ralli, e inglesas de la talla de Anne Heywood y Jenny Seagrove. Que me pongan a su altura, me sigue emocionando. ¡Hasta me han propuesto nacionalizarme!

¿Escuchó que ahora, en Europa, además de “la Madonna del pop” la llaman “la Maradona del pop”?
–Salió en varios medios. Me encanta. Cuando me preguntan de qué equipo soy hincha, contesto: “¡Del de Maradona!”. Siempre lo defendí. Existen archivos periodísticos que lo reflejan. Jamás entendí cómo se le podía pegar tan duro a un tipo que semejantes alegrías nos dio. En lo personal, pienso que a los número uno se los defiende, se los trata de comprender, en lugar de criticarlos y criticarlos.

Los que recibieron duras críticas por su temprana eliminación en Sudáfrica fueron los italianos…
–Cierto. Les duele. Los italianos son pura sangre, nacionalistas y pasionales. Léase, parecidos a nosotros. Me entristecí por mis amigos de allá, no por mí, yo admiro a mi squadra. ¡Aunque convengamos que la final Argentina-Italia hubiera sido genial!

¿Alguna vez cayó deslumbrada frente a un futbolista?
–Nunca. Si bien entiendo que los más lindos y elegantes son los argentinos y los tanos. Bueno, luego de las argentinas y las tanas. ¿Viste el vestido que me preparó Costumi Sartoria Tirelli Roma para la obra? ¿Sabías que la firma, fundada en 1964, lleva ganados catorce Oscar y se encargó de la ropa de los filmes Nine, El código Da Vinci, Piratas del Caribe, La pasión de Cristo, Harry Potter, Evita, etcétera etcétera. Me diseñaron un increíble hábito a medida. A lo que le sumamos uñas pintadas de negro. Una monja bastante rocker.

Si de la vida diaria hablásemos, ¿usted se considera una especie de monja o, al contrario, ninguna santa?
–Mira, a lo largo de mis tres décadas de existencia apenas tuve tres relaciones, así que podrías colocarme en la fila de las primeras.

¿No es de caer deslumbrada por un señor y terminar compartiendo la noche?
–Olvidate. Cuando yo caigo deslumbrada por un señor, deseo pasar el resto de mi vida con él, no una noche.

La santafesina con la bandera y el escenario del estadio del Inter detrás. “Nunca borraré de mis recuerdos las ovaciones entre tema y tema. Aún las sienten mis oídos”, afirma.

La santafesina con la bandera y el escenario del estadio del Inter detrás. “Nunca borraré de mis recuerdos las ovaciones entre tema y tema. Aún las sienten mis oídos”, afirma.

“Durante 2002, mientras interpretaba a Esmeralda en El jorobado de París, Michele Guardi, una eminencia de la RAI, me comentó que hacía cuatro años venía preparando una obra, y me invitó a formar parte de ella ‘cuando la termine’. Le respondí que por nada me la perdería. Apenas me llamó, decidí honrar mi palabra”, memora la rubia estrella, quien encarnó a La monaca di Monza en el romance que escribiera Alessandro Manzoni y hoy se enseña en los colegios primarios y  secundarios de Italia. Derecha: posando delante del Duomo.

“Durante 2002, mientras interpretaba a Esmeralda en El jorobado de París, Michele Guardi, una eminencia de la RAI, me comentó que hacía cuatro años venía preparando una obra, y me invitó a formar parte de ella ‘cuando la termine’. Le respondí que por nada me la perdería. Apenas me llamó, decidí honrar mi palabra”, memora la rubia estrella, quien encarnó a La monaca di Monza en el romance que escribiera Alessandro Manzoni y hoy se enseña en los colegios primarios y secundarios de Italia. Derecha: posando delante del Duomo.

“Yo no lucho contra nada sino a favor de lo que me llena el alma. <i>I promessi sposi</i>, te juro, me llenó el alma. Calculá que mi papel lo han encarnado divas del nivel de Sofía Loren. Eso me emociona. ¡Hasta me han propuesto nacionalizarme!”

“Yo no lucho contra nada sino a favor de lo que me llena el alma. I promessi sposi, te juro, me llenó el alma. Calculá que mi papel lo han encarnado divas del nivel de Sofía Loren. Eso me emociona. ¡Hasta me han propuesto nacionalizarme!”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig