“Siempre fui una mujer sensual” – GENTE Online
 

“Siempre fui una mujer sensual”

Actualidad
Actualidad

Se la ve contenta –y ella dice que sí, que está viviendo su mejor momento, que siempre es su mejor momento–. Acaba de interrumpir sus vacaciones en Punta del Este, donde pasó la Navidad y el Año Nuevo con su marido, el actor chileno Benjamín Vicuña, y sus hijos Blanca (4) y Bautista (2), para hacer una participación especial como jurado en Soñando por bailar y abrir la pista de baile del nuevo reality de Ideas del Sur. “Siempre busqué una familia como la que tengo. Por ellos me aferro más fuerte a la vida”, dice Carolina Pampita Ardohain mientras muestra las últimas fotos de los chicos en la playa, que guarda en su Blackberry.

–Arrancaste el año con un desafío diferente: el de estar en la televisión desde otro lugar, como jurado, opinando. En Chile condujiste un programa... ¿Ves el futuro de tu carrera más en la TV que en el modelaje?
–La tele me encanta. Tiene magia y me permite mostrar mi personalidad. Es un medio que ofrece posibilidades ilimitadas, desde la actuación, el baile o la conducción. En Chile tuve una coach de conducción con quien aprendí muchísimo. Me gustan los desafíos y me agrada aprender: tomé clases de comedia musical, de acrobacia, de teatro, pasé por Bailando..., que fue una gran escuela...

–¿Y este año vas a participar de Bailando por un sueño?
–La invitación está todos los años, y a mí me encanta cómo me trata la producción de Marcelo (Tinelli). Pero lo veo difícil, porque Benjamín tiene contrato en Chile hasta abril y aún no sabemos a dónde nos llevará el destino.

–El programa que hacías el año pasado en Chile era de chimentos. ¿Te animarías a conducir en la Argentina un espacio donde hablaras de y criticaras a la farándula?
–Sí, me gustaría. Además, pienso que sería más objetiva, porque sé lo que es estar del otro lado y la bronca que te da cuando dicen mentiras. Me impresiona la cantidad de cosas que se inventan, sobre todo en el último tiempo, donde veo cada vez menos seriedad: se levantan noticias sin chequear y se reproducen copiadas y pegadas en todos los portales online.

–¿Como lo de Ingrid Grudke, con quien la semana última se comentó que pelearon por un lugar en la pasarela de Pinamar?
–¡Eso es un disparate, una mentira! Todo lo que se dijo sobre ese tema es una barbaridad.

–¿Tenés amigas modelos?
–Claro, y lo más gracioso es que Ingrid es una de mis más amigas. También tengo muchas otras amistades –que no son tan conocidas– en el mundo de la moda. La amistad es uno de los valores fundamentales en mi vida.

–¿Sentís que muchas modelos te tienen envidia por el lugar que lograste?
–En el mundo de las modelos, más que envidia existe mucha competencia, porque no hay lugar para todas. Y creo que esa competencia es válida. Yo compito todo el tiempo conmigo misma, porque soy una profesional, me fascina mi carrera y quiero perdurar en el tiempo.

–¿Y cuál es tu secreto para seguir vigente?
–No apurarme ni ser ansiosa, querer aprender siempre más. Esta carrera te da muchas satisfacciones, pero no es mágica. Hay que ser serio y trabajar mucho. Yo lo hago. Siento que no le debo nada a nadie por lo que soy. Mi carrera es mérito propio.

–Ya no renegás del apodo “Pampita”.
–No, lo tengo re-asumido. Me causa gracia que muchos me reconozcan más por el apodo que por el nombre. Hasta me han reservado tickets electrónicos a nombre de Pampita (se ríe).

–¿Con el paso del tiempo lograste más experiencia en el arte de la seducción?
–Yo siempre fui una chica muy sensual, y sé cómo son las reglas del juego. Me siento cómoda mostrando esa parte mía. Me conozco un montón y sé hasta dónde llego. Además, me estoy riendo todo el tiempo.

–Detrás de la sonrisa dulce con la que te vemos siempre en las fotos, a veces aparece una Pampita temperamental. ¿Cómo es la verdadera Carolina?
–Soy muy familiera, pasional, sentimental y caprichosa. Pero también sensible y romántica. Y cuando quiero algo lo busco: trato de conseguirlo, no me importa cómo. No me rindo nunca. Tengo mucha fuerza.

–¿Cómo sería tu “lado B”?
–¡Normal! Hago las compras en el supermercado, leo diarios y revistas, llevo a los chicos al jardín. No paro nunca. Mi vida es una locura y a veces me queda poco tiempo para mí. Pero en esencia soy un ama de casa con un trabajo glamoroso, una mamá que tres veces por semana se pone pestañas postizas y se maquilla para trabajar.

–¿Sos celosa?
–Sí, mucho. ¡Es que Benja es un bombón! Y así como yo lo veo divino, a muchas mujeres les puede pasar lo mismo. Y Benja también es celoso de mí.

–¿Y qué cosas no estás dispuesta a tolerar en tu pareja?
–Nunca perdonaría una infidelidad (firme).

–¿Cómo hacen para mantener la pasión?
–Cuando hay amor, la pasión es algo natural. Yo a Benja lo admiro como hombre, por cómo es como padre, como hijo, como amigo de sus amigos, como profesional. Lo que me seduce de él no tiene que ver sólo con lo sexual. Igual, tratamos de buscar tiempos para nosotros. Cuando podemos nos vamos de viaje solos... aunque nos la pasamos hablando de los chicos.

–¿Quieren tener más hijos?
–Nos gustaría, pero por ahora no. Los dos tenemos muchos compromisos laborales este año. Yo tengo campañas pendientes.

–¿Y te gustaría casarte en el 2011?
–Hoy, casarme no es una prioridad en mi vida; no me quita el sueño. Los dos sabemos que algún día va a suceder, pero no está en nuestros planes para este año, ni tenemos una idea de cómo queremos que sea. Disfrutamos de la pareja que formamos, de los hijos que tenemos, de nuestro trabajo.

–¿Cómo sos como madre?
–No soy obsesiva, pero me interesa que mis hijos crezcan educados. Son chicos todavía, pero me gusta que se porten bien, que crezcan sanos, que pidan las cosas bien. Me gusta que puedan jugar y disfrutar. Blanca entiende todo y me pregunta todo. Es sociable, obediente, coqueta y súper compañera. Estudia danzas y vive diciendo cosas hermosas. Y ama a su hermano. Bautista, en cambio, es muy varón: le encanta correr, estar de un lado para el otro, y es hermoso como su padre. Creo que hago lo que puedo, y ellos me van enseñando también.

–¿Te gustaría que Blanca y Bautista sigan carreras con tanta exposición como la de Benjamín y la tuya?b –No sabemos si les va a gustar, pero si eligen seguir por el sendero artístico, por supuesto que los vamos a apoyar. Queremos que sean felices y los vamos a acompañar en lo que elijan.

–Están siempre entre Chile, la Argentina y España. ¿Dónde preferirías que crecieran?
–Cerca nuestro. Los dos nos morimos si estamos lejos de los chicos. Así que, por ahora, ellos van a viajar y vivir donde estemos nosotros. Tenemos casas armadas con sus cosas y sus juguetes acá y en Santiago; tienen amigos argentinos, chilenos y españoles. A Blanca le encanta venir a Buenos Aires. En cambio, Bauti está más contento en Santiago, porque allá vivimos en una casa con jardín y tiene lugar para correr.

–¿Qué habría sido de tu vida si no hubiese aparecido Benjamín?
–No lo sé. Por suerte apareció y armamos esta hermosa familia. Yo siempre soñé con tener una familia así y con estar así de enamorada. Soy feliz. Hoy me siento una mujer completa y creo que la gente también ve eso en mí. Soy una madre que ama a su familia, me la juego al cien por cien por mi pareja, lo acompaño a donde vaya... Y también me dedico con mucha pasión y profesionalismo a mi trabajo.

–¿Dejarías de trabajar si Benjamin te lo pidiera?b –Por amor dejaría todo. Pero Benja nunca me pediría algo así. Me conoció trabajando. Sabe que esto me apasiona y que no lo quiero menos porque tenga que viajar por una campaña. Igual, cuando viajo los extraño un montón, y por eso a veces postergo cosas para que podamos estar todos juntos. Lo hago sin culpas; si decidí formar una familia es porque iba a jugarme por ella.

–Vos participaste de dos realities. ¿Te animarías a hacer uno sobre tu vida?
–Benjamín jamás me dejaría hacer un reality mostrando nuestra intimidad. Además... ¡sería muy aburrido!

Más de diez años y dos hijos después de que GENTE la descubriera, y la misma figura. ¿Su secreto? <i>“No fumo, no tomo, cuido mi piel... ¡y corro atrás de los chicos todo el día!”</i>.

Más de diez años y dos hijos después de que GENTE la descubriera, y la misma figura. ¿Su secreto? “No fumo, no tomo, cuido mi piel... ¡y corro atrás de los chicos todo el día!”.

“Siento que no le debo nada a nadie por lo que soy. Mi carrera es por mérito propio”.

“Siento que no le debo nada a nadie por lo que soy. Mi carrera es por mérito propio”.

“¿Cómo no voy a ser celosa? ¡Si Benja es un bombón...! Así como yo lo veo divino, a muchas mujeres les puede pasar lo mismo”.

“¿Cómo no voy a ser celosa? ¡Si Benja es un bombón...! Así como yo lo veo divino, a muchas mujeres les puede pasar lo mismo”.

Con Benjamín y sus hijos, Blanca (4) y Bautista (2), en Punta del Este, la semana pasada.

Con Benjamín y sus hijos, Blanca (4) y Bautista (2), en Punta del Este, la semana pasada.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig