«Si un pibe me encara en un boliche, seguro que lo echo» – GENTE Online
 

"Si un pibe me encara en un boliche, seguro que lo echo"

Actualidad
Actualidad

Agustina está un poquito enojada hoy. No hace mucho, un vecino de enfrente
apuntó su cámara ahí, mientras ella regaba las plantas en el balcón de su loft
en Palermo, y cotizó en billetes el tape para un programa de chimentos. A Cherri,
mucho no le gustó. Ella no se lo merece, tal vez. Es una chica buena. O ése es
el quid de su compleja cuestión, al menos. Desde el puntapié de su carrera -seis
añitos nomás, bailarina en La Ola está de Fiesta, hacia fines de los años 80,
junto a Flavia Palmiero-, ése es su estilo indiscutible: el de nena buena,
vivaracha, sincera, medio sufrida -los buenos siempre sufren un poquito- y sin
una moneda de malicia en su bolsillo. Grande, Pa!, Chiquititas, Cabecita, Son
Amores... 21 años recién estrenados y fastuoso currículum que la ha vuelto, tal
vez, una de las mejores actrices de su generación en esa finísima Armada de
nenas de pantalla junto a Celeste Cid y Marcela Kloosterboer. Y hoy, tras su
golpe en Son Amores, el juego sigue de lunes a viernes a las 21, en Canal 13, de
la mano de Pensionados. En un elenco de diecisiete actores que destacan, ella le
pone lo suyo a Shamira, oh sorpresa, una chica buena, pero con un toque de
odalisca, el toque sexy que le hacía falta.

Compleja cuestión, decíamos. Y Agustina no es tan simple como aparenta, sino
todo un laberinto, el de una chica tatuada que fuma, vive sola, conduce su
propio Chevrolet ultimísimo modelo y raspa la vida con una fiera actitud.
Entonces -¡Borges nos ayude!-, a cruzarlo. Esto empieza así...

-Decime, ¿por dónde anda tu maldad?
-¡Ja, ja, ja! ¡Por ningún lado! Yo soy una chica buena. No soy una mala mina.
Bah, a lo mejor, no sé si tan buenita. Shamira, mi personaje, es una odalisca y
juega con la sensualidad. Lo cual está bueno. Y además, somos un montón en el
elenco. No hay guerra de egos. No podría haberla. Todos tiramos para adelante.

-Entonces, ¿ningún papel de villana para vos en el horizonte?
-¿Sabés qué? Eso sería genial. Nunca hice de mala en pantalla. Siempre fui una
nena buena de culebrón. Me gustaría probarlo en una comedia, o en alguna villana
total de novela. Sería lindo darle un giro a las cosas.

-Por ahora el giro fue irte a vivir sola.
-Lo quería hacer, y lo necesitaba. Yo vivía en Pilar, y cuando empecé en Pol-Ka
era todo un drama eso de venir todos los días a la Capital. Es más cómodo, y lo
banco bien. Me cocino yo sola, la ropa al lavadero, y mamá me hace los trámites
en la DGI. ¡En eso soy medio colgada!

-Cigarrillos, tatuajes, departamento y auto propio. Cosas más de mujer que de
nena.
-Me tatué a los 16. Mis viejos, Silvia y Juan Carlos, no se opusieron. Será que
ellos están tatuados también. El pucho, bueno, cosas de la vida. Y sobre vivir
sola, no es que caí al departamento y dije: "Uy, soy re libre". Son un montón de
obligaciones que tengo que cumplir.

-Te acabás de sacar el bikini y el short para esta producción, ¿te gusta este
juego sexy?
-Es que así no soy yo misma. Soy una piba común y corriente. Si fuera por mí,
nada de bikini. No voy a exagerar poniéndome una polera, pero tampoco una tanga.
Ni por casualidad me vas a agarrar mostrando el escote por ahí.

-¿Y un futuro de mamá?
-Me encantaría formar familia algún día. Es más, me veo rodeada de mis hijos,
cocinándoles y llevándolos al colegio. ¡Una mamá un poco a lo Susanita!

-¿De vida nocturna ni hablar, entonces?
-Casi ni salgo. Soy de quedarme mucho adentro, de comer con amigas. Pero si
pinta ir a un boliche a bailar, voy.

-Si viene un advenedizo de buena labia, ¿qué hacemos?
-Nah… un pibe en un boliche no voy a conocer. Por ahí, alguno que me cruce en la
calle. Si viene uno y me encara, seguro que lo echo. Peor si me sale con ese
chamuyo barato de: "¿Y vos siempre venís acá?"… ¡Ahí sí que no!

-Entonces, no tuviste mejor idea que ponerte de novia con el galán de tu tira.
-¿Qué decís?

-Nicolás Cabré.
-Uy, Dios...

No, no va a haber triquiñuela que sirva. Ni la Santa Inquisición le va a poder
arrancar la respuesta. Primero se dijo que la rutina de cámaras había terminado
de liquidar la pareja. Luego, que habían vuelto. Ella lanza el viejo latiguillo:
"De eso no te voy a hablar...", y enseguida agrega: "No me interesa decirlo. Es
cosa mía, demasiado mía, el que yo esté con Nicolás o no. Yo accedo a la nota y
tu laburo es preguntar. La gente puede verme como una persona, e interesarse por
lo que pasa en mi vida. Serán las reglas del juego. Pero en eso no tranzo.
Disculpame"
.

-No hay porqué. Entonces, como dijo Jackie Kennedy, "sin preguntas, sin
comentarios
".
-Así es.

Llegamos a Pol-Ka. Agustina ríe un poco, y dice: "Seguro vas a terminar poniendo
lo que dicen los allegados"
. Y bueno, lo pongo. Allegado 1 dice: "No, no están
juntos. Si yo lo vi a Nicolás con una mina en un boliche de la Costanera".

Allegado 2 retruca: "Siguen juntos. Cabré la visita muy seguido en su
departamento"
. Pero más allá de cualquier fruto en la viña del rumor, hay algo
que la delata: sobre la guantera de su auto, una postal de El Gran Regreso, la
obra que protagoniza su actual o ex chico -como ella lo prefiera- junto a
Alfredo Alcón, y su carita de galante picarón. El título de la obra, tal vez, es
una extraña redundancia. Una pequeña incógnita.

Parada tipo Pampita no me sale", dice Cherri y se ríe de ella misma cuando le toca ser jugar a la sensualidad, como su personaje Shamira.">

"Parada tipo Pampita no me sale", dice Cherri y se ríe de ella misma cuando le toca ser jugar a la sensualidad, como su personaje Shamira.

Si fuera por mí, nada de bikini. No voy a exagerar poniéndome una polera, pero tampoco una tanga. Ni por casualidad me vas a agarrar mostrando el escote por ahí"">

"Si fuera por mí, nada de bikini. No voy a exagerar poniéndome una polera, pero tampoco una tanga. Ni por casualidad me vas a agarrar mostrando el escote por ahí"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig