“Si no gano el Martín Fierro siento que algo hice mal” – GENTE Online
 

“Si no gano el Martín Fierro siento que algo hice mal”

Actualidad
Actualidad

Ese muchacho sobrio y sencillo que pide apenas un simple “cafecito cortado” y está sentado en la mesa del bar del teatro Gargantúa, en Colegiales, puede convertirse en el sargento apropiador de un hijo secuestrado por la última dictadura militar, que interpretó para Televisión por la identidad, y que le valió su quinto Martín Fierro, pero también en el adorable Vasquito de Campeones de la vida, el inescrupuloso Willy de Tumberos, o Quique, el delirante amigovio de Natalia Oreiro –La Monita– en Sos mi vida. Digamos que sólo con proponérselo, Carlos Belloso (45) enfurece, divierte y hace llorar o sufrir al espectador como se le da la gana. Es tímido y modesto a la vez, así que llega con su estatuilla envuelta en un sobre de papel madera, respetando la hora pactada, sin grandilocuencias, sin pedidos previos, y lo más importante, sin exigentes agentes de prensa a la vista.

–Después de verte llegar, no te puedo preguntar si estás agrandado por haber ganado tu quinto Martín Fierro.
–No, eso nunca. A mí lo que me importa es ser mejor actor cada día.

–¿No te interesa haberlo ganado?
–¡Qué no me va a interesar! Si no gano el Martín Fierro siento que algo hice mal, en serio. El problema es que cuando lográs el premio, a su vez no lo ganan otros actores, muchas veces amigos, gente querida, como Diego Peretti, Luis Machín, Gabriel Goity y Norman Briski. Eso me da bronca. Por lo demás, estoy muy feliz. Siento que es un reconocimiento al laburo, y eso está bueno.

–¿Te sentís más cómodo haciendo reír o llorar?
–La verdad es que mi juego es actuar, sea en teatro, cine o televisión. Me gusta experimentar, porque a la vez aprendo.

–¿Te resulta igual interpretar al sargento de policía que se apropió de un chico en la dictadura que al Quique de Sos mi vida?
–Mirá: yo me meto en el personaje y adiós. El público puede pensar que es más difícil lo del policía, pero no sabe que para hacer de Quique pinté una guitarra que era de mi mamá, con toda la carga de sentimiento y nostalgia que eso significa.

–¿Y por qué sos actor?
–Porque cuando terminé la secundaria me hicieron un test vocacional, que dio como resultado que lo mío tenía que ver con lo actoral, el dibujo y la pintura. Ojo, que gané algunos premios: dibujo muy bien... Ah, y también me encanta la música. Formé parte de un grupo que se llamó Los Barbacandados.

–¿Y cuál era tu rol?
–Yo era el cantante. Bah, si hacía falta también tocaba bajo, guitarra o batería. Hacíamos rock’n roll. También me gusta mucho bailar, pero antes que me lo preguntes te digo que no iría a Bailando por un sueño, no por ningún prejuicio, sino porque sólo lo hago cuando forma parte de una obra o una comedia musical.

–Pero seguiste tu carrera más por el lado de la actuación...
–Sí, definitivamente lo mío es actuar. Dejáme agradecer por este Martín Fierro a gente que me olvidé de nombrar la noche de la entrega y fueron esenciales para el logro: Miguel Colón, el director, Guillermo Salmerón, que realizó toda la investigación, y a mis colegas actores: Mariano Torre, Graciela Tenembaum y Leonora Balcarce. Y por supuesto, como digo siempre, a los verdaderos protagonistas que sufrieron la dictadura militar y nos prestaron sus vidas para que nosotros las interpretemos.

–A propósito, ¿cómo repercutieron aquellos duros años 70’ en tu vida de adolescente?
–Soy de Munro. Vivía cerca de algunos cuarteles del Ejército... Encima hice el servicio militar durante el conflicto de Malvinas y me movilizaron a Río Gallegos. Por eso estoy con todo en el reclamo que hacen aquellos soldados que terminaron no yendo al archipiélago pero que igual estuvieron en estado de alerta durante el conflicto.

–¿Estuviste a punto de viajar para combatir?
–Y... todos los días podía pasar algo. No me tocó, pero cuando volví a mi casa después de la guerra estuve un año deprimido, tirado en la cama. Me imagino lo que sufrieron y siguen sufriendo aquellos a los que les tocó luchar. Por eso ocurrieron tantos suicidios.

–¿Cómo saliste de esa depresión post-guerra?
–Gracias al teatro, que me devolvió las ganas de vivir y de luchar. Mi vida es la actuación. Ahí experimento y aprendo.

–Y volviste al teatro premio en mano.
–Sí, el jueves, con The Pillowman El hombre almohada– en el Lola Membrives, junto a Pablo Echarri, Vando Villamil y Carlos Santamaría. En el debut sentí que a la gente le llegó nuestro trabajo.

–¿Qué es más importante para un actor que el Martín Fierro?
–Es un premio recontra importante... Pero dejáme pensar... Ya sé: el amor de mi mujer, Caro Fernández, y de mis dos hijos, Bruno y Romina. Eso no se puede medir ni comparar. Se siente...

Con su personaje  de un sargento de policía, Belloso obtuvo su Martín Fierro número cinco: “El problema es que cuando lográs el premio, a su vez no lo ganan otros actores, muchas veces amigos”.

Con su personaje de un sargento de policía, Belloso obtuvo su Martín Fierro número cinco: “El problema es que cuando lográs el premio, a su vez no lo ganan otros actores, muchas veces amigos”.

Acompañado por su mujer, Caro Fernández, maquilladora, Carlos Belloso charló con Estela Carlotto y Rosa Roisinblit, representantes de Abuelas de Plaza de Mayo en la entrega de los Martín Fierro. “Quiero agradecer a los verdaderos protagonistas que sufrieron la dictadura militar y nos prestaron sus vidas para que nosotros las interpretemos en el ciclo”, comentó.

Acompañado por su mujer, Caro Fernández, maquilladora, Carlos Belloso charló con Estela Carlotto y Rosa Roisinblit, representantes de Abuelas de Plaza de Mayo en la entrega de los Martín Fierro. “Quiero agradecer a los verdaderos protagonistas que sufrieron la dictadura militar y nos prestaron sus vidas para que nosotros las interpretemos en el ciclo”, comentó.

“Cuando terminé la secundaria me hicieron un test vocacional, que dio como resultado que lo mío tenía que ver con lo actoral, el dibujo y la pintura. Ojo que gané algunos premios, dibujo muy bien...”

“Cuando terminé la secundaria me hicieron un test vocacional, que dio como resultado que lo mío tenía que ver con lo actoral, el dibujo y la pintura. Ojo que gané algunos premios, dibujo muy bien...”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig