“Si hablo van a salir a pegarme” – GENTE Online
 

“Si hablo van a salir a pegarme”

Actualidad
Actualidad

Si hablo, van a salir a pegarme... Es un tema de ellos y no tengo ganas de meterme. Lo que está pasando es algo que tendrán que solucionar entre los dos. No voy a salir a hablar de nada. Yo sigo con mi vida normal, como siempre”, repite Fabián, el hombre que nunca da su apellido. Es que acá, en Mar de Ajó, no lo necesita. Para todos, él es He-Man, como lo apodan por su parecido físico al exitoso dibujo animado de los años ‘80. A partir de ahora, Fabián no guardará los secretos de Grayskull, sino los de su relación con Carolina Baldini (35), la ex mujer de Diego “El Cholo” Simeone (37).

WHO’S HE? Tiene 34 años, una hija de 13, está separado, es profesor de Educación Física, trabaja desde hace varios veranos como guardavidas en el balneario Imperio Costero de Mar de Ajó y alquila un departamento en San Bernardo. Según sus amigos, el rubio no va a hablar con nadie, nunca, jamás. Dicen que piensa usar ese silencio para ganarse la confianza de la modelo. Y, aunque hoy sus arenas se atestaron de mujeres nuevas que lo observan como si se tratara de un trofeo sexual, él se esfuerza por continuar con su vida “normal”. Llega temprano, con su bolso al hombro, comienza a desnudarse en público hasta quedarse con una minúscula zunga, se unta un protector solar y se echa al sol mirando al mar. Cuentan también que gasta casi la mitad de lo que gana en llamadas telefónicas y mensajitos de texto desde su celular. Que la relación lleva casi un año. Que el rubio estaría flechado con la mujer del DT de River. Que las fotos junto ella le hicieron ganar una fama que no buscaba ni quería.

TODO EN CASA. A Carolina no le quedó otra que salir a contar su verdad: admitió que su pareja de 14 años con Diego estaba terminada desde hacía tiempo, que él ya no la podía obligar a no estar con otra persona y que con Fabián se conocen desde hace años porque la familia Simeone entera solía acampar en esas playas. Hoy, a cuadras del balneario Imperio –Belgrano y la Costanera–, la mamá de El Cholo pretende descansar en la casa que construyó en 1999. “No me meto en la pareja. No estamos bien con todo esto, pero somos fuertes y muy unidos”, dice Nilda, antes de entrar a su dúplex. Aunque el resto de los familiares están un poco más indignados con la situación. “Diego siempre le dio todo lo que ella quiso. Nunca le faltó nada... pero bueno, se enamoró de un bañero. Le puede pasar a cualquier hijo de vecino, ¿no? Cambió el oro por la lata. Todo el mundo te puede decir lo unidos que somos como familia. A fin de año, para las fiestas, éramos más de cuarenta en la mesa. Pero ella siempre estaba disconforme. Para su cumpleaños, que fue el 14 de diciembre, él le regaló un Porsche, hizo una fiesta temática española... le llevó músicos, todo... pero nada le alcanza. El puede estar poco en la casa, pero cuando está, está”, expresó indignada otra parienta del jugador. Más tarde agregó: “Las cosas no son como las está contando. Esto de la separación es reciente”.

LO QUE PASO... PASO. El 22 de julio de 1994, Carolina y Diego soñaban un destino un poco diferente al actual. En la iglesia el Santísimo Sacramento, los dos sellaban una historia de amor. Ella daba fin a una carrera de modelo que había iniciado a los 15 años en la agencia de Pancho Dotto, él se preparaba para su llegada al club Atlético de Madrid. En medio de los partidos, hubo luna de miel en Marbella. Y después, con el tiempo, lograron formar la familia que tanto soñaron con la llegada de los hijos: Giovanni (12), Gianluca (9) y Giuliano (5). Hoy, la relación es diferente. Poco queda de aquella pareja que se autollamaban “los Beckham argentinos”. El está viviendo en su departamento de Puerto Madero y ella, con sus hijos, en la casa que compartían en el exclusivo barrio de Nordelta. Ahora cada uno atiende su propio juego: Carolina se prepara para un ingreso profesional a los medios (participará de Bailando por un sueño 2008) y Diego seguirá luchando dentro de la cancha como DT de River. Mientras, Fabián hará inútiles esfuerzos para nadar contra la corriente: dicen que sólo busca recuperar el anonimato del que nunca quiso salir.

Por sus súper músculos se ganó el apodo de He-Man, como se llamó el exitoso dibujo animado rubio de los años ’80.

Por sus súper músculos se ganó el apodo de He-Man, como se llamó el exitoso dibujo animado rubio de los años ’80.

Fabián saltó a la fama la semana pasada, cuando lo fotografiaron junto a Carolina (arriba), hoy la ex de Simeone.

Fabián saltó a la fama la semana pasada, cuando lo fotografiaron junto a Carolina (arriba), hoy la ex de Simeone.

Enero de 2008: Carolina y Diego Simeone veranearon junto  a sus hijos en José Ignacio, las arenas más top de Punta del Este.

Enero de 2008: Carolina y Diego Simeone veranearon junto a sus hijos en José Ignacio, las arenas más top de Punta del Este.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig