Este es un camino largo"." /> «Si Evita viviera, no sé por quién votaría» – GENTE Online
 

"Si Evita viviera, no sé por quién votaría"

Actualidad
Actualidad

-La Argentina tiene un 52 por ciento de pobres, más de tres millones de desocupados. La gente ha perdido la paciencia, y al próximo presidente le exigirá resultados desde el primer día: que solucione el cor
ralito, más empleo… no bastará con las promesas electorales. ¿Sabe en el baile que se metió?

-(Sonríe). Mire, tengo 52 años. Pertenezco a una generación cuyos hijos se van con dolor porque piensan que es mejor cambiar de país que cambiar nuestro país. Recibimos un país próspero y rico, y ahora nos tenemos que arremangar y darles un país que por lo menos sea igual al que nos dejaron a nosotros. Por eso me decidí a ser candidato. Sobre las exigencias que menciona, ya lo dije: si el banco no paga, el ahorrista tendrá derecho a quedarse con los activos del banco. Y si no puede, le tendrán que emitir un bono.

-Insisto: la ansiedad va a ser mucha y los márgenes de error escasos. 

-La Argentina necesita dos reconciliaciones: con el mundo, que nos dio la espalda; y entre sus habitantes. Hay que firmar la paz entre los argentinos. Ahora que la plata se acabó, todos desconfiamos de todos y estamos tristes. Entonces, resolver los problemas hará que vuelva la confianza. A la gente hay que decirle la verdad: nada va a ser fácil. Si eligiéramos a un chanta o a un mentiroso, alguien que diga que con dos o tres retoques la Argentina se salva, perderíamos el tiempo. Hay que construir un país industrializado, que exporte y vuelva al mundo, si no las mamás volverán a usar pañales de tela.

-Ya los usan. Y con respecto a volver al mundo, no son pocos los analistas que auguran un castigo internacional de por lo menos diez años por haber aplaudido el default.

-Tenemos que decirle al mundo que estamos en quiebra, pero que no somos tramposos. La Argentina siempre honró sus compromisos, y lo hará. Pero no con más sufrimiento del que ya tiene la gente. Hay que volver al mundo, pero más que dinero, necesitamos pedir mercados. Para honrar los compromisos es fundamental que podamos exportar. Entonces, les vamos a pagar primero a los acreedores que inviertan en el país, y a quienes reconozcan que cuando un país está quebrado hay que hacer quitas de capital, disminución de intereses y ampliación de plazos.

-Y algo fundamental: tener un Estado que no derroche lo que no tiene.
-Sí, pero la Argentina no va a poder cumplir sólo ajustando sus gastos y pretendiendo pagar con el superávit de un país paralizado. Tardaríamos millones de años. Sólo vamos a poder cumplir si volvemos a ser un país industrial y exportador.


-¿Cómo? Esa es la cuestión.
-Hoy se confunden los fines con los medios. Me preguntan: ¿qué tipo de cambio habrá? ¿Dólar sí o dólar no? Esas son herramientas de la economía, y se usan según el modelo de país que uno busca crear. Primero veamos el modelo, y después vemos el resto. Es más importante instalar la cultura del trabajo que pedir plata prestada. Hoy, más que dolarizar, necesitamos dólares. Y los dólares se consiguen exportando y produciendo.


UN DIA PERONISTA.
El sábado, con el sol a pleno, De la Sota dio el puntapié inicial a su campaña con un acto en conmemoración a los 50 años de la muerte de Eva Perón. Acto masivo en el Parque Sarmiento de la capital cordobesa, con 30 mil personas y la liturgia peronista a full: marcha, bombos y pancartas como hacía tiempo no se veían. El descubrimiento de una estatua de Evita, eje central del evento, pareció la excusa para demostrar el poder del aparato que intenta nuclear a su alrededor el candidato cordobés para disputar la interna.

-De aquí a la elección del justicialismo se pronostica una lluvia de "operaciones". Se habla de magnicidios, espionajes…

-Mire, yo voy a trabajar para que se discutan propuestas. Respeto a todos los candidatos de mi partido, y no tengo ganas de pelear. No entraré en ese terreno. A los rumores ni los produzco ni los comento.


-Rodríguez Saá es candidato por la Unión Popular y podría presentarse por fuera del justicialismo, Kirchner también… 

-(Interrumpe)…Yo quiero que todos los justicialistas participen de la interna abierta. Sería muy aburrido el justicialismo si todos pensáramos lo mismo. Dentro del partido hay pluralidad.


-Le completo: en ese escenario quedaría usted enfrentando a Menem. ¿No se convertiría así en el candidato de Duhalde?

-Primero: yo no lo enfrento a Menem, ni a Rodríguez Saá, ni a Kirchner ni a Romero. Sólo aspiro a ganarme la confianza de los argentinos y no a enfrentarme con nadie.


-Pero se bajó Reutemann, a quien el presidente pretendía como candidato, y se postuló usted.

-Le repito: voy a la interna con mis principios, mis convicciones, mi programa, y el afecto de quienes me siguen. El país está muy mal como para trabajar en contra de alguien, sea del partido que fuera.


-Se dice que su vicepresidente será un extrapartidario. Incluso mencionaron al gobernador radical Angel Rozas como su compañero de fórmula.

-Para nada. Mal puedo hablar de fórmulas ni integrantes de mi gobierno cuando todavía no empecé la campaña y aún estoy a cargo del gobierno de Córdoba. Primero voy a recorrer el país, a que escuchen mis ideas y a escuchar a la gente.


-Ante la desconfianza en la clase política, ¿podría ocurrir otro 14 de octubre en las elecciones generales, con una ola de votos en blanco y anulados?

-No. Creo que la gente se dio cuenta de que esa no fue la solución, y va a participar. Claro, si todo se reduce a insultos y agresiones, estaremos jugando con las tribunas vacías. Por eso no me voy a pelear con nadie.


-El inicio de campaña no ayuda. La gente sufre un país en la peor crisis de su historia, y ve a los políticos agraviándose como si no pasara nada.

-No es bueno que la gente vea a los dirigentes enfrentándose por cuestiones particulares. Hay que hablar con la verdad. Plantearles a los argentinos que no hay salvadores de la patria ni medidas mágicas. Cualquiera sea el presidente, gobernar no va a ser fácil.

-En la provincia de Buenos Aires se desdoblaron las elecciones. ¿Cuánto lo perjudica electoralmente?

-Acá en Córdoba sucede lo mismo. Yo no creo en lo que algunos llaman aparatos. Los dirigentes son importantes, pero con este nuevo sistema electoral lo fundamental es ganarse la confianza popular. Aquel que tenga el apoyo de muchos dirigentes, pero no consiga el de los ciudadanos, no va a ganar.


-En ese sentido, ¿le preocupa la escasa medición que alcanzó hasta ahora en las encuestas?

-Noooo, este es un largo camino. Tengo que visitar todo el país. Hay muchos argentinos que me conocen de nombre, pero no saben quién es De la Sota. Entonces, es necesario encontrarse con la gente cara a cara, escuchar las críticas y las ideas. Esto recién empieza.


-Mayo de 2003 para el traspaso del poder parece una fecha muy lejana. ¿Habría que adelantar aún más las elecciones?

-Pienso que si se fija una fecha y la cambiamos todos los días, ya no se sabe más nada de nada. Todo termina siendo tan provisorio que no ayuda al ciudadano común. Hay que tratar de mantener la fecha que se dijo.


-Pero antes usted decía que había que tener elecciones en 90 días.

-Y sigo pensando que cuando renunció De la Rúa tendríamos que haber votado.


-Si Evita viviera, ¿a quién votaría en la interna justicialista?

-Creo que sería más grande su tristeza que la indignación. Estaría arremangada trabajando.


-No me contestó.

-No sé por quién votaría. Pero sería muy infeliz en la Argentina que estamos viviendo.

De la Sota habló 16 minutos en el acto por los 50 años de la muerte de Evita. Una frase: Que nadie esté en contra de que haya más ricos, y que todos estén en contra de que haya más pobres".">

De la Sota habló 16 minutos en el acto por los 50 años de la muerte de Evita. Una frase: "Que nadie esté en contra de que haya más ricos, y que todos estén en contra de que haya más pobres".

Además de color, bombos e infaltables micros para convocar gente, el acto tuvo presencias inquietantes, que le restarán votos al precandidato De la Sota si desea captar al electorado independiente. Llamó la atención la llegada del polémico gremialista Luis Barrionuevo.

Además de color, bombos e infaltables micros para convocar gente, el acto tuvo presencias inquietantes, que le restarán votos al precandidato De la Sota si desea captar al electorado independiente. Llamó la atención la llegada del polémico gremialista Luis Barrionuevo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig