“Si es por soñar, ¡nosotros nos vemos campeones del mundo!” – GENTE Online
 

“Si es por soñar, ¡nosotros nos vemos campeones del mundo!”

Actualidad
Actualidad

Sus amigos de la infancia dan fe de que cuando María Elena y Carlos, los papás de Manuel y Felipe Contepomi, presentaban a sus hijos como “hermanos mellizos”, nadie les creía. “Todos se reían porque las diferencias físicas eran (y son) notables”, asegura Bebe, el tercero de los ocho hermanos, ex jugador de rugby, hoy periodista de rock de Todo Noticias y Canal 13.

Y aunque sus documentos de identidad confirmen que nacieron el 20 de agosto de 1977, cuando uno mira sus fotos (por ejemplo las que acompañan la apertura de esta nota), no pareciera que estos dos hombres sean mellizos. Manuel mide 1,87 y pesa 98 kilos, mientras que Felipe tiene cinco centímetros y siete kilos menos.

A pesar de todas las diferencias, hay algo que los identifica: su pasión por la ovalada y su amor por la camiseta de Los Pumas. Y en la última semana, en los dos test match es ante Irlanda (uno de los rivales que tendrá la Argentina en el Mundial de Francia que comienza el 7 de septiembre en París, debutando nada menos que ante el local), sumaron más coincidencias. En el primero, disputado en la cancha de Colón de Santa Fe, Felipe fue la figura en su posición de apertura: marcó 17 de los 22 puntos, y al final sacó chapa de crack al convertir con mucha clase la patada de sobrepique: “Fue muy lindo porque convertí mi segundo drop desde que estoy en Los Pumas”, asegura el jugador del Leinster irlandés desde Dublín, adonde viajó para recibir su título de Medicina, graduado con honores. Por este motivo, este último sábado, no pudo estar en la revancha ante los Irish en la cancha de Vélez.

Pero como parece que siempre brilla un Contepomi en Los Pumas, en el segundo test match fue Manuel –el menor de los mellizos, ya que fue el segundo en gestarse, y que por lo tanto ostenta un número más que Felipe en el DNI, y que actualmente juega de centro en el Rovigo de Italia– quien sobresalió a puro tackle y concretando el único try para redondear la victoria ante Irlanda por 16 a 0. “Es bueno terminar sin puntos en contra y sacar dos victorias contra uno de los mejores equipos del mundo. A pesar de que cambian los nombres, el equipo sigue respondiendo”, cuenta en su casa de San Isidro Manuel, quien, según allegados al cuerpo técnico integrado por Marcelo Loffreda y Daniel Baetti, ya está adentro de la lista de treinta jugadores para el Mundial y su pelea hoy pasa por ganarse un lugar entre los titulares, junto a Felipe.
Así, seguramente los Contepomi establecerán un récord a nivel planetario, porque, ¿cuántos mellizos a lo largo de la historia del rugby habrán jugado tres mundiales consecutivos?

–¿Cuánto valen estos triunfos ante Irlanda?
Felipe: Es importante ganar los partidos previos a una competencia tan importante como el Mundial, y si a esto se le suma que las victorias fueron ante Irlanda, con quien seguramente tendremos que pelear la clasificación a cuartos de final (los otros integrantes de la zona son Francia, Georgia y Namibia), valen el doble.
Manuel: Lo bueno es que a pesar de que cambien los nombres, de que algunos jugadores se vayan a recibir diplomas por el mundo (en obvia y jocosa referencia a su hermano), el equipo se las arregla. Y además, con un récord: es la primera vez que Los Pumas dejan en cero a una de las potencias del rugby.

–En caso de que los dos sean convocados, éste será su tercer Mundial en forma consecutiva. ¿Podrían dar la receta?
Manuel: Se resume en pocas palabras: ¡La garra que los Contepomi llevamos en la sangre! (carcajadas). No te olvides que papá (médico traumatólogo), en la década de los sesenta, tuvo su paso por el seleccionado.
Felipe: Podemos jugar bien o mal, pero dejamos la vida en cada partido. Nos podrán criticar técnicamente, pero nunca van a decir que no pusimos… lo que hay que poner.

–Bueno, ese mito que quieren instaurar de la garra de los Contepomi se rompe un poco con Bebe, su hermano mayor, quien –de paso les cuento– al principio de la nota dijo que cuando sus papás decían que eran mellizos la gente se reía de ustedes…
Manuel: Ojo que el Bebe también tuvo su momento de gloria cuando era chico. Lo que pasa es que nunca lo comprendieron, era un jugador distinto, un apertura que practicaba el rugby champagne… Aunque más champagne que rugby (más risas).
Felipe: Ya es un mito en la familia, algo así como “la estrella que no fue”. Las estadísticas dicen que el Bebe nunca metió un tackle: por eso terminaba todos los partidos sin ensuciarse la ropa.

–¿El hecho de que sean mellizos los conecta de una manera distinta en la cancha?
Felipe: Imagináte… Si cuando jugás con un amigo está bueno y es divertido, ¿sabés lo qué se siente pasarle la pelota a tu hermano? Es una sensación increíble.
Manuel: Muchas veces él me pasa por al lado, y yo sin mirarlo, ya sé dónde le tengo que tirar la pelota. Sentimos mucha conexión dentro de la cancha.

–¿Y cómo sienten que llegan a este Mundial, que puede ser el último de sus carreras?
Manuel: Si tengo el honor de estar, será una gran alegría, un regalo. Siento que estoy en mi mejor momento, y que voy a llegar muy bien, con una madurez profesional que no tenía ni en Gales 99 ni en Australia 2003.
Felipe: Para muchos de Los Pumas probablemente sea el final de un ciclo que ya lleva muchos años. Por eso, el último partido que juguemos en Francia será muy emotivo.

–Ese último partido del que hablan, ¿podría ser el 20 de octubre, el de la final?
Felipe: Es muy difícil, pero sería cumplir el sueño del pibe…
Manuel: Nuestro primer objetivo es clasificar entre los ocho mejores; después habrá que tener suerte y mucha garra para seguir avanzando. Pero si es por soñar, ¡nosotros nos vemos campeones del mundo!

Felipe –figura del partido– concretó un genial drop que valió la victoria Puma en Santa Fe.

Felipe –figura del partido– concretó un genial drop que valió la victoria Puma en Santa Fe.

El sábado 2, Manuel escapa de la marca de tres irlandeses para apoyar el único try del test match.

El sábado 2, Manuel escapa de la marca de tres irlandeses para apoyar el único try del test match.

“<i>Si cuando jugás con un amigo está bueno y es divertido, ¿sabés lo qué se siente pasarle la pelota a tu hermano? Es una sensación increíble</i>”. (Felipe)

Si cuando jugás con un amigo está bueno y es divertido, ¿sabés lo qué se siente pasarle la pelota a tu hermano? Es una sensación increíble”. (Felipe)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig