" /> "> «Si, es cierto, estamos separados» – GENTE Online
 

"Si, es cierto, estamos separados"

Actualidad
Actualidad

No son tiempos alegres para Nito Artaza (41), el cómico más exitoso
de la Argentina. Su matrimonio con Cecilia Oviedo (32) habría llegado a
su fin tras nueve años de vida en común, durante los cuales la pareja
tuvo un hijo, Leandro, de 7 años. “Sí, es cierto, estamos
separados”
, fue la sentencia de la vedette, quien habría tomado
la decisión.

Los motivos de la ruptura sólo ellos los conocen,
pero indicios hay varios. Por un lado, la cantidad de horas que Nito le dedica
a Cantando bajo la deuda, su revista en la calle Corrientes; y, por el otro, su
lucha al frente de los ahorristas con depósitos acorralados. Entonces,
el poco tiempo que tenían para dedicar a la pareja sería, aparentemente,
el responsable del fin del amor.

A Nito el corralito le tragó
la friolera de 400.000 dólares. Su justificada indignación lo convirtió
casi sin querer en un virtual líder de los ahorristas. Fue así como
encabezó movilizaciones masivas y hasta viajó a Washington para
presentar su reclamo ante la OEA. De hecho, existe la posibilidad de que
se entreviste con Paul O’Neill, secretario del Tesoro de los Estados Unidos,
cuando éste visite la Argentina. Esa frenética agenda habría
disgustado a su esposa. Tampoco le habrían agradado a Cecilia –quien
hace un tiempo dejó la obra de su marido– las elecciones de Artaza
de sus partenaires de escena –con Graciela Alfano y Moria Casán a
la cabeza–, que más de una vez le hirieron su orgullo de vedette
y generaron varios enfados. Pero la nueva actividad ciudadana de su marido fue
la gota que rebasó el vaso. Ella no pudo evitar sentirse abandonada. Y
ahora se desahoga con la pintura y en el diván de un psicólogo.

Ya
hace un mes que no comparten el mismo techo. Nito, que días atrás
sufrió un preinfarto poco antes de salir a escena, se fue del departamento
de la pareja en la calle Coronel Díaz, a metros de la avenida del Libertador,
para regresar a su antigua casa en Scalabrini Ortiz y Las Heras. En el medio de
todo, quedó el pequeño Leandro, ahora en compañía
de mamá. Y obviamente está muy afectado por la separación.

Artaza,
que es renuente a hablar de su vida privada, atraviesa su segunda ruptura matrimonial.
A fines de los 80, Nito rompió con su primera esposa, Françoise
Dugas, una bailarina francesa con quien tuvo dos hijos. Hoy su dolor es indisimulable,
así como el amor que siente por su ¿ex? esposa: “Es la
madre de mi hijo
y una de las mujeres más importantes de mi vida…
Le tengo un eterno agradecimiento”
, declaró Nito como si el final
fuera inevitable.

Sin embargo, aún queda una esperanza de reconciliación
para sus nueve años de amor. Cecilia declaró: “No es
definitivo.
Resolveremos la forma en que seguirán nuestras vidas. Hoy
por hoy, las cosas son así.”

por Federico Fahsbender
fotos:
Alejandro Carra y Christian Beliera
Nito y Cecilia hace un mes que viven en distintas casas. En el medio de la crisis, su hijo Leandro, de siete años. Los amigos de la pareja aseguran que la reconciliación es posible.

Nito y Cecilia hace un mes que viven en distintas casas. En el medio de la crisis, su hijo Leandro, de siete años. Los amigos de la pareja aseguran que la reconciliación es posible.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig