“Si el técnico no lo sacaba, mi hijo le daba el triunfo a River” – GENTE Online
 

“Si el técnico no lo sacaba, mi hijo le daba el triunfo a River”

Actualidad
Actualidad

Al final, lo mejor que dejó el superclásico Boca-River en el hogar de Mirta Machuca (50), la mamá del Ogro Fabbiani, en Aldo Bonzi, fue el sabor de los ravioles a la boloñesa que ella misma amasó la noche anterior. Digamos que el empate le cayó bien a toda la familia, que quedó contenta, ya que las simpatías están divididas. Bah, la única hincha del club xeneize es la propia Mirta. El resto, en su mayoría, es simpatizante de los millonarios, incluida Uma, la hija que el delantero tuvo con la modelo Amalia Granata. La pequeña, que el próximo jueves cumplirá un año, lució la camiseta de la banda roja con la inscripción “Como mi papá”.

Pero volvamos a los ravioles, que sí valieron la pena. Mirta, como excelente cocinera que es, tanto en su casa como en el restaurante Los Portugueses, que está a la vuelta de su casa, preparó la pasta para el domingo como marca la tradición, y después recibió a los suyos. “Si la hinchada de Boca le tira cajas de ravioles a mi hijo, como andan diciendo por ahí, voy a dejar de ser hincha”, amenazó antes de que empezara el partido. Por suerte para ella, los fanáticos boquenses no se metieron demasiado con El Ogro, que al principio falló un par de cabezazos frente al arco de Abbondanzieri e hizo poner nerviosos a todos sus parientes. Vino el gol de Boca, y Mirta festejó con los brazos en alto. Enseguida Uma trajo un par de estampitas de las vírgenes de Luján y de Guadalupe y Gallardo selló el empate. Creer en los milagros o reventar...

En el segundo tiempo, el técnico Pipo Gorosito sacó a Fabbiani y provocó el disgusto, en especial, de su madre. “Ahora no van a ganar. Si el técnico no lo sacaba, mi hijo le daba el triunfo a River”, sentenció. Y no se equivocó. Fue 1 a 1. En la tribuna xeneize, una bandera se refería a Fabbiani con humor: “Ogro, vas a ir a Japón para hacer Sumo”, intentando burlarse de su exceso de peso. Su mamá la observó con cara de pocos amigos y advirtió: “Yo también soy bostera, pero ojo: no se metan con mi nene, porque me voy a enojar”. Así lo vivieron todos juntos. Vanina Fabbiani, hermana de Cristian, con su hija Sarina, de tres meses, Mirta, la madre del Ogro, Jésica, otra hermana del goleador, con la hija del jugador en brazos, y Marcela, esposa de Omar, tío del hombre de River.

Así lo vivieron todos juntos. Vanina Fabbiani, hermana de Cristian, con su hija Sarina, de tres meses, Mirta, la madre del Ogro, Jésica, otra hermana del goleador, con la hija del jugador en brazos, y Marcela, esposa de Omar, tío del hombre de River.

Mirta gritando el gol de Palermo, con Uma a upa.

Mirta gritando el gol de Palermo, con Uma a upa.

La mamá de Ogro soportando el festejo del resto de los suyos, fanáticos millonarios.

La mamá de Ogro soportando el festejo del resto de los suyos, fanáticos millonarios.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig