“Sí, creo que de esta crisis salimos” – GENTE Online
 

“Sí, creo que de esta crisis salimos”

Actualidad
Actualidad

Madrugada del sábado 14 en Punta del Este. Liza Minnelli acaba de terminar su show en el hotel Conrad, y Susana y Julio Bocca quieren saludarla. Hay un doble motivo: la amistad que los une y el deseo de apagar las velitas junto a la gran dama del music hall, de flamantes 63 años cumplidos dos días antes, el jueves 12. En la zona de camarines ya no quedan dudas: Susana está sola; rodeada de amigos, es cierto, pero sin su novio, Jorge Rama.

Ese es el tema. Es que desde hace días, el rumor de que la diva está separada comenzó a tomar fuerza. Los motivos son conocidos: Jorge Rama participó de una sociedad que decidió invertir 1.500.000 dólares en la compra del 25 por ciento del pase de cuatro jugadores juveniles cedidos a Nacional de Montevideo. El hecho generó un titular explosivo de la revista uruguaya Caras y Caretas: DE LA MANO DEL GLAMOUR. NARCOS, DESEMBARCAN EN EL FUTBOL URUGUAYO. Y en primer plano, la foto de Susana. Según la publicación, los socios de Rama, Boca Arias y Santiago Risotto “tienen antecedentes por drogas”.

En cuanto Susana recibió la noticia, no lo podía creer. Por esos días estaba en boca de todos los medios por sus calientes declaraciones reclamando mano dura a partir del asesinato de su colaborador y amigo, el florista y decorador Gustavo Lanzavecchia.

Para salir de la escena decidió refugiarse en su mansión de Punta del Este, La Mary, y apenas llegó allí se enteró de lo de Caras y Caretas.

La polémica por el tema seguridad. La posible separación de Rama. Lo último que necesitaba era exposición mediática. Por eso se recluyó en La Mary. Sola, rodeada de sus perros y sus plantas, buscó un poco de paz. Sólo salió para ir a ver a Liza Minnelli antes de regresar el lunes a Buenos Aires.

Pero se estaba hablando demasiado como para dejarlo así. GENTE la fue a buscar a Punta del Este y Susana se animó a romper el silencio. Casi no nos dejó preguntar, y ya estaba haciendo una aclaración necesaria sobre el polémico tema de la pena de muerte…

–Mirá: yo sé que mucha gente pudo haber tomado mal mis palabras. Pero lo primero que hay que entender es que aquella noche hablé en caliente. Estaba conmocionada por la muerte de Gustavo y hablé desde las tripas. Muchos se quedaron en lo impactante de la pena de muerte, cuando en realidad lo que yo estoy reclamando es lo que piensa todo el mundo: que se apliquen las leyes contra los delincuentes. Ni más ni menos que hagan cumplir la ley, ¡por Dios! Y otra cosa: que el Gobierno tome este tema como prioridad número uno. La gente está cansada de ver cómo se pelean los políticos mientras todos los días bajan a un inocente. ¡Eso sí que es pena de muerte! Si alguien pudo haberse sentido molesto, lo lamento. Pero, te digo la verdad, me alegro de haber instalado el tema.

–De hecho, la marcha contra la inseguridad convocada para este miércoles (18 de marzo) ya recibió gran cantidad de adhesiones…
–Totalmente. Y me alegra que suceda, a ver si los gobernantes reaccionan. Y aclará esto: si no voy, no es que me esté borrando, sino para que mi presencia no haga cambiar el enfoque de esa convocatoria.

–Me parece que a esta altura eso queda claro. Ahora te tengo que llevar a un tema más personal, Susana: tu relación con Jorge…
–Está bien. ¿Qué querés saber?

–Lo que se pregunta todo el mundo: si es cierto que te separaste a partir del escándalo que armó la participación de Jorge en la compra de los juveniles de Nacional de Montevideo…
–Mirá, cuando me avisaron lo que había salido en ese pasquín, no lo podía creer. No puede ser que publiquen semejantes barbaridades. De hecho ya les inicié juicio, y por eso vine a Buenos Aires. Tengo que hablar con mis abogados y firmar unos papeles. Con esto se pasaron de rosca. Es una locura. Hay cierta clase de periodistas que dicen cosas con una impunidad total.

–Vayamos por partes: porque a vos se te vincula no sólo por ser la pareja de Jorge, sino porque dicen que el dinero de la operación es tuyo…
–¡Pero por favor! Ese no es mi negocio. Cómo yo me voy a poner a comprar jugadores de fútbol: antes me compro una cartera. Es absurdo. Sí, no te voy a negar que es un emprendimiento de Jorge, pero no me explico por qué se meten conmigo.

–Obviamente lo habrás hablado con él…
–Más que hablar, te diría que lo discutimos…

–¿Y qué te dice?
–Por lo que me contó, se ve que estos chicos tienen futuro, y esto puede ser un buen negocio. Pero evidentemente invadió un territorio que no es el suyo. Jorge siempre se manejó en el mundo de los alimentos, no en esto del fútbol. Y está claro que se metió en un terreno donde no se la van a hacer fácil, al contrario: le están haciendo la vida imposible.

–¿Cómo está la pareja, hoy por hoy?
–¿Cómo estamos? Y… No te voy a negar que todo esto resquebrajó la relación. Hubo tensión, discutimos…

–¿Qué tipo de discusiones? No habrán volado ceniceros, ¿no?
–¡Pero noooooooo! (se ríe) Para nada. Es cierto: estamos en crisis, pero seguimos juntos. Jorge me decía que no hizo nada malo. En fin, me dio sus explicaciones… Pero estamos bien. Nos pasa algo parecido a lo que contó Carlín Calvo en mi programa, cuando me decía: “Estoy en crisis, estoy en crisis”... No sé si lo viste...

–Sí, me acuerdo. Pero aclaremos un poco mejor, Susana, porque vos hablás de crisis, pero en estos días se insistía con una separación. Máxime después de refugiarte sola en La Mary, de no ir al cumpleaños de Liza Minnelli, y de no verte con Jorge en el recital de Liza en el Conrad…
–No. Cada cosa tiene su explicación. Después de las declaraciones por el tema inseguridad, quise estar sola en La Mary con mis perros, con mis plantas, necesitaba paz y soledad. Al cumpleaños de Liza no fui porque justo ese día, el jueves 12, murió una de mis perras, Clarita, pobrecita, mi vida… Y el día del recital de Liza, Jorge estaba en Buenos Aires. Igual, de haber estado acá, hubiera ido sola: no tenía ganas de enfrentar a los medios. Liza no se lo merecía. Pero te repito: seguimos juntos.

–Si insisto tanto es porque se decía que lo pusiste en el freezer…
–(Se ríe) No, no digas eso. Jorge es un amor. Es la primera crisis en serio que tenemos en cuatro años.

–¿Crisis con retorno?
–Sí, creo que de ésta salimos. Por estos días, la diva optó por refugiarse en soledad en Punta del Este, en busca de paz. Y de pronto debió enfrentar la crisis más grave en su relación con Jorge Rama.

Por estos días, la diva optó por refugiarse en soledad en Punta del Este, en busca de paz. Y de pronto debió enfrentar la crisis más grave en su relación con Jorge Rama.

“Es la primera crisis  que tenemos en cuatro  años. Cuando hablamos en casa, hubo tensión  y discutimos. Pero no estamos separados”.

“Es la primera crisis que tenemos en cuatro años. Cuando hablamos en casa, hubo tensión y discutimos. Pero no estamos separados”.

El viernes, tras el concierto de Liza Minnelli en el Conrad, Susana y Julio Bocca le cantaron el Feliz cumpleaños en su camarín. Después, la diva cenó en el hotel con amigos.

El viernes, tras el concierto de Liza Minnelli en el Conrad, Susana y Julio Bocca le cantaron el Feliz cumpleaños en su camarín. Después, la diva cenó en el hotel con amigos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig