“Ser linda te obliga a pelearla más duro” – GENTE Online
 

“Ser linda te obliga a pelearla más duro”

Actualidad
Actualidad

-¿Quién es la mala?
Emilia Attias
: Cuál es la más mala, dirás…
Silvina Luna: ¡Vos sos terrible! Yo no.
Emilia: Si vos también tenés lo tuyo…
Silvina: En realidad, las dos somos medio perras, ambiciosas e interesadas.

Urge ya la aclaración: hablan de la villanía de Caro y Lucero, sus personajes en Gladiadores de Pompeya, la nueva comedia producida por Sebastián Ortega que protagonizan Andrea del Boca, Gabriel El Puma Goity y Marcelo De Bellis por Canal 9. Desde febrero, mes en que arrancaron con las grabaciones, Luna y Attias son compañeras de elenco. Hasta entonces competían sobre las tablas: Emilia con Inolvidable, el music hall de Miguel Angel Cherutti, y Silvina con El champán las pone mimosas, la comedia de Gerardo Sofovich. Nunca antes habían trabajado juntas. “Nos conocíamos de cruzarnos en los eventos, nada más”, cuenta Luna. “Del ‘hola’ y ‘chau’”, aclara Attias.

–Y en la vida, ¿qué tan malas son?
Emilia: Silvina es un sol, una mujer absolutamente transparente y sincera. Por ahí esa transparencia que tiene hace que absorba todo lo que sucede a su alrededor, lo bueno y lo malo, y como no lo sabe disimular se le nota enseguida y la hace parecer ciclotímica. Si hay mala energía, la chupa y se pone mal, cambia de humor al toque. A esta altura lo debería tratar de evitar.
Silvina: No le descubrí nada malo a Emilia todavía. Me acuerdo que la primera vez que la vi en la tapa de GENTE dije: “Esta chica es hermosa, es hermosa, es hermosa”. Y cuando la conocí lo confirmé: es divina. Tiene una cara, un cuerpo… En lo personal tiene una energía envidiable.

–Dos chicas como ustedes haciendo fotos juntas… ¿Alguna se siente insegura posando al lado de la otra?
Emilia
: No, al contrario. Recién la veía posar y pensaba: “Esta mina es un caño”.
Silvina: ¿Y vos? No, no hay competencia. Tampoco inseguridades. Creo que se debe a que tenemos un buen feeling. Quizás con otras chicas, sí, no haya buena onda, y eso me pone incómoda. Pero con Emilia no. Al contrario, sólo pienso en que la foto quede bien.

–¿Cuánto de belleza y cuánto de talento necesitaron para llegar hasta acá?
Silvina
: Para empezar en esta carrera, te piden cien de belleza y cero de talento. Si acompañás con alguna gracia, mucho mejor. ¿O no? No seamos hipócritas. Uno arranca porque físicamente tiene buen lomo y buena cara. Después sí, a la hora de permanecer juega el talento. Y el desarrollarlo o no depende sólo de vos.
Emilia: Tal cual. Ser linda te obliga a pelearla más duro. Todos los días tenés que rendir ese examen llamado talento. Yo tengo un tema con la belleza, y a veces me rebelo. No elegí esta profesión para trabajar de linda, pero aunque me rompa el lomo bailando o actuando, sé que muchos me llaman por la belleza física… Para mí que…
Silvina: (La interrumpe) Te digo una cosa, Emilia: a mí antes también me torturaba eso, pero me di cuenta de que no hay que luchar, sino aceptarlo. Yo renegaba cuando me llamaban para mostrar una imagen sexy, pero mientras no te dejes encasillar en eso, está bueno que lo explotes. Además, te están dando lugar en muchas partes para que puedas demostrar que sos mucho más que una cara bonita. Vos lo sabés, ahora demostrálo. Así es este juego.
Emilia: Noto que acá, si sos linda, no tenés nada para decir. Como la belleza vende, te llaman para eso y punto. Y tengo miedo de quedarme ahí, de ser una linda que dice ser actriz y vedette y conductora y no es nada. La fama te llega de golpe y no tenés ni tiempo de ponerte a armar tu carrera, de ver hacia dónde tenés que apuntar o qué sos…
Silvina: A mí ni me lo digas. Cada vez que viajo afuera y tengo que completar la ficha de Migraciones empiezo: “Actriz no. Suena muy soberbio. Vedette, ni en pedo. Modelo… ¿De qué? Mejor pongo empleada y chau…”
Emilia: (Risas) Me pasó. Tal cual. Yo pongo la cruz en “Otros” y no aclaro qué.

–¿Saben o no qué quieren para sus vidas?
Silvina
: Me gustaría seguir en el teatro con la comedia y me gustaría mucho conducir en tevé.
Emilia: Sería una excelente conductora, muy fresca. No es fácil que te quieran los chicos, los grandes, los hombres y las mujeres. Silvina tiene ese carisma. Y yo también.
Silvina: Lo único que tengo claro es que no volvería a hacer de vedette. Prefiero la comedia y no estar exponiendo tanto lo físico, el cuerpo.
Attias: Yo apunto al musical en teatro y a la interpretación dramática en el cine. Para soñar, sueño a lo grande.
–Hablemos de novios.
Silvina
: ¿Qué novios? Yo, al menos, no tengo.
Emilia: No, yo tampoco.

–¿No había una que era transparente y sincera?
Silvina
: (Riendo, se hace cargo) Pero no… Yo estuve tres años de novia y hace siete meses que estoy sola. Igual, estoy abierta. El amor llega.

–¿Sabías que dicen que salís con Fernando Gago? Para más datos: el volante de Boca, la gran promesa del fútbol argentino, de tan sólo 19 años…
Emilia
: ¡¿En serio?!
Silvina: ¿…En serio? (risas)

–Attias, para vos también hay: El Turco Naim, uno de tus compañeros de Gladiadores…, es tu candidato.
Emilia
: Lo que me está pasando a mí es muy nuevo y también muy fuerte. Hoy en día estoy en una etapa en que todavía estoy descubriendo qué quiero, a dónde voy…

–¿Eso significa un sí o un no?
Emilia
: (Carcajadas) Paso…

–¿Cuánto tardan en darse cuenta qué intenciones tiene el hombre que las encara?
Silvina
: Medio minuto.
Emilia: Un minuto y medio (risas). Bueno, parece que yo soy un poco más lenta…
Silvina: Odio que te manden el champancito de otra mesa. Me parece lo menos. Nada más lejos del amor eterno.
Emilia: Lo peor es cuando te dicen: “Yo no te vengo a hablar porque sos Emilia Attias…”. Esos quieren sexo para usarte de trofeo y nada más.
Silvina: Nunca salí con un tipo la primera noche. No me va ni ahí.
Emilia: Ni la primera noche, ni la cita a ciegas, ni las presentaciones. Para darle media chance a un tipo necesito conocerlo, admirarlo, saber quién es, qué hace, cómo piensa… No sé… Por ahí soy medio chapada a la antigua, pero tengo que estar metida para darle calce.
Silvina: Me pasa lo mismo. Y vos porque tenés 19. Yo que tengo 24 te digo: “Cuanto más grande sos, peor”. Los años te ponen pretenciosa y exquisita. Y a la hora de conseguir hombres eso es un problema…
Emilia: ¿Ahí es cuando te tildan de histérica?
Silvina: Justo ahí… Silvina tiene 24, Emilia 19. La primera nació de un <i>reality show</i> y permaneció. La segunda fue la revelación del verano 2006 y sigue. Hoy la luchan por consagrarse en sus carreras.

Silvina tiene 24, Emilia 19. La primera nació de un reality show y permaneció. La segunda fue la revelación del verano 2006 y sigue. Hoy la luchan por consagrarse en sus carreras.

“<I>No seamos hipócritas: uno arranca en esto porque tiene buen lomo y buena cara. Después sí, a la hora de permanecer juega el talento</I>”  (Silvina Luna)

No seamos hipócritas: uno arranca en esto porque tiene buen lomo y buena cara. Después sí, a la hora de permanecer juega el talento” (Silvina Luna)

“<i>No elegí esta profesión para trabajar de linda, pero aunque me rompa el lomo bailando o actuando, sé que muchos me llaman por la belleza física…</i>”  (Emilia Attias)

No elegí esta profesión para trabajar de linda, pero aunque me rompa el lomo bailando o actuando, sé que muchos me llaman por la belleza física…” (Emilia Attias)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig