“Ser la reina del mundo es la fantasía de cualquier mujer” – GENTE Online
 

“Ser la reina del mundo es la fantasía de cualquier mujer”

Actualidad
Actualidad

Noche de agasajo. Hay que estacionar el camello en la parada 4 de Playa Mansa –hay valet parking, si lo prefiere– y disfrutar de una velada de ensueño. ¡La casa invita, señores! Bajo ese lema, los 600 clientes preferenciales del Hotel Conrad (únicos invitados) ingresaron a la Meca de Punta del Este: el rascacielos que por unas horas toma forma de pirámide, sin dudas, una de las Siete maravillas turísticas de Uruguay.

El menú es generoso: ensaladas, pat thai, sushi, mariscos, risotto y carving de pierna de cerdo. El postre: mousse de tequila, helados de jengibre, maracuyá y mango. Sin embargo, la sobremesa trajo lo mejor: un exquisito desfile de modelos, digno de opacar al más cruento de los inviernos. Con una ambientación de Iván Hansen basada en el Antiguo Egipto y música en manos del DJ Gustavo Vega, las chicas no tardaron en aparecer: nuestras Sabrina Rojas y Belén Francese, la chilena Kenita Larraín, la uruguaya Mónica Farro, y más y más. Cada una representando a los diferentes dioses y reinas egipcias: Ra, Maat, Horus y Osiris.

Pero el broche de oro fue para la Cleopatra postmoderna. ¿Quién? Nada menos que Valeria Archimó (37), la argentina que brilló en Bailando por un sueño y que, como ansiaban en el reino de los faraones, se acerca cada vez más a la juventud eterna, ya que cada sus curvas son más deseadas.

–¿Cómo estuvo la fiesta, Valeria?
–¡Buenísima! Salió impecable. Fue una fiesta hot, pero todo muy fríamente calculado. Creo que los invitados no se pueden quejar. De hecho parecían muy conformes.

–A vos te tocó encarnar a Cleopatra. ¿En qué te considerás una reina?
–¡Ja! Donde mejor me siento es arriba del escenario, no te quepa duda… Se podría decir que me siento Cleopatra sólo cuando bailo. Está bueno. Creo que ser la reina del mundo es la fantasía de cualquier mujer.

–Pero ahora no estás en ninguna marquesina. ¿Cuándo volvés al ruedo?
–Me estoy preparando para un espectáculo en Villa Carlos Paz. ¡Va a ser la vuelta de Gerardo Sofovich a las tablas! (Además va a ser productor y director, obvio). Yo voy a ser coreógrafa y su primera vedette. Estoy muy ansiosa. Tengo ganas de ponerle el cuerpo de una vez.

–¿Viste los Martín Fierro?
–Sí. Me gustó mucho la fiesta. Sobre todo el premio para Mirtha. ¡Apoyo la moción! Es una mujer que le dedicó toda su vida a su profesión. Yo me siento identificada con eso… Hay momentos en que no te medís, no podés parar de trabajar.

–¿Y no te dio ganas de volver a la televisión?
–Siempre me seduce la idea, pero también se necesita un poco de tranquilidad: tiempo para la familia y para mí. ¡Ya vendrá! Mientras tanto, disfruto de todo esto.

–¿Esperás algún llamado?
–La verdad que no. Estoy tan conforme con lo que me pasó el año pasado –la participación en Bailando por un sueño– que no me desespero. Si hay propuestas, bienvenidas sean, pero mi prioridad hoy está en mi familia y los ensayos.

–¿Qué significa Tinelli en tu carrera?
–Marcelo es un comodín… Fue una persona muy importante para mí y para muchas personas más. Si tirás el dado y te toca Tinelli, avanzás veinte casilleros. Hay que aprovecharlo.

–¿Tenés algún secreto para estar cerca de los 40 y exhibir ese cuerpo?
–Ja, prefiero que digas que estoy más cerca de los 35. No sé si hay secretos: hay que cuidarse y listo. Yo empecé a bailar a los 8 años y después fui gimnasta. Eso ayuda un montón. Pero ¡ojo! te admito que a veces pienso: “¡Ay, Dios, que no digan mi edad!”.

–¿Cómo es el sexo pasados los 35?
–Uy, ¡cada vez mejor! De hecho –y éste es otro punto a favor de la edad–, el sexo se pone mucho más divertido cuando te acercás a los 40… Si no, seguro hay algo que estás haciendo mal. Se disfruta desde otro lado, un lugar mucho mejor que el de antes. ¡Y en diez años, ni te explico!

–¿Cuál es la fórmula: hot o ternura?
–Eso depende del momento... Me parece que lo ideal es armar un combo entre lo hot y lo tierno. ¡Ahora habría que preguntarle sus tácticas a Cleopatra! ...no del Nilo. Valeria cerró el desfile vestida como Cleopatra. El público la ovacionó por su talento y por sus  impecables curvas.

...no del Nilo. Valeria cerró el desfile vestida como Cleopatra. El público la ovacionó por su talento y por sus impecables curvas.

Valeria Archimó, ante la atenta mirada de los bailarines.

Valeria Archimó, ante la atenta mirada de los bailarines.

Valeria junto a sus colegas, Mónica Farro, Kenita Larraín y Sabrina Rojas.

Valeria junto a sus colegas, Mónica Farro, Kenita Larraín y Sabrina Rojas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig