¿Separados? – GENTE Online
 

¿Separados?

Actualidad
Actualidad

Allí, muy cerca de él, tal vez más cerca de lo que él mismo imagina, lo
explican más o menos así: que Nicolás, en plena crisis con su novia, Celeste
Cid, y mientras se habrían propuesto un impasse, abandonó el calmo sendero de la
monogamia crónica. Que comenzó a salir de noche solo, y a enredar y enredarse
con viejas y nuevas amigas, siempre ocasionales. Que sin buscarlo encontró una
legión de chicas dispuestas a acompañar la nueva soledad de uno de los jóvenes
actores más codiciados del país. Que probó y le gustó. Que intentó mantenerlo
oculto mientras pudo. Que un día ya no pudo. Que Celeste, que seguía en crisis y
en un impasse que hablaba sólo con sus íntimos y su analista, no tuvo que pensar
demasiado una decisión. Eso, al menos, es lo que dicen allí, muy cerca de él,
tal vez más cerca de lo que él mismo imagina.]

Pero la verdad, el rumor -tal vez sea más apropiado decir la versión, porque
quien lo dice lo conoce bien- asegura que Nicolás estuvo con Sabrina Carballo. Y
también estuvo con Agustina Cherri. Y aun estuvo, siempre según la fuente, con
la Súper M Agustina Córdova, una vieja conocida. Claro que siempre se trataron,
se habrían tratado, de encuentros relampagueantes en el anochecer de un día
agitado.

Alguna vez Celeste Cid hizo sacar de un camarín de Teleinde el póster de una
modelo, porque esa modelo había tenido algo con Cabré, por entonces su novio. Es
decir, tenía celos. Los celos que cualquiera podría tener. No cuesta suponer
entonces que no estaba dispuesta a soportar ahora paseos furtivos, escapadas y
enredos.

En mayo de 2002 ambos tomaban la decisión de blanquear su relación: "Estamos de
novios
", decían, lisa, sencilla y redondamente. A partir de ahí se convertirían
en la pareja de la nueva generación de actores. Ruptura, reconciliación, marchas
y contramarchas serían el signo de un romance tropezado y por momentos intenso a
lo largo de todo el año pasado y a principios de este 2003. Pero, por ahora,
todo parece indicar que hay fin de partida.

¿Qué queda por delante? Vidas separadas, muy probablemente. Hay lugares de donde
no se regresa. Aunque mejor dejemos un lugar para la duda y pensemos que los
rumores son la fantasía de un lunático, y que ellos acordaron, en paz, sin
gritos ni reproches,  meditado, que obedece a las secretas razones de sus
respectivos corazones. Que el estrés, el exceso de trabajo, la falta de tiempo,
quizás los empujó al final. La razón y las razones lógicas por encima de los
arrebatos y los impulsos. Aunque, muy cerca de Nicolás, allí más cerca de lo que
él mismo imagina, repiten una frase que alimenta todo tipo de rumores: "Todos
somos muy civilizados hasta que aparece el amor y su barbarie".
¿Usted qué
entiende al escucharla?

Nicolás por la calles de Mataderos, su barrio de siempre. Celeste caminando por San Cristóbal, solita. ¿El the end de la relación?

Nicolás por la calles de Mataderos, su barrio de siempre. Celeste caminando por San Cristóbal, solita. ¿El the end de la relación?

A Nicolás no le gustan las cámaras, pero no siempre logra esconderse.

A Nicolás no le gustan las cámaras, pero no siempre logra esconderse.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig