“Seguimos con la misma pasión por la música que cuando nos conocimos en Serú” – GENTE Online
 

“Seguimos con la misma pasión por la música que cuando nos conocimos en Serú”

Actualidad
Actualidad

Son dos nombres fuertes en el panorama del rock y la música local. Estuvieron juntos en el legendario grupo Seru Girán, con Charly García y Oscar Moro, y luego tuvieron importantes rumbos como solistas. Este año sorprendieron a todos al reunirse para una serie de recitales prácticamente a solas, cantando temas de todos los tiempos. Y la excelente respuesta del público confirmó que eran capaces de repetir y evocar la magia de viejas épocas, tal como demostraron con dos hermosos discos grabados en vivo.
Hoy, después de salir de gira por todo el país, están a punto de cerrar esa etapa con un recital el 20 de diciembre en el teatro Gran Rex, y se pusieron a recordar algunas de las historias que vivieron juntos a lo largo de una amistad que el año que viene cumplirá exactamente treinta años.

–Siempre se dijo que se conocieron horas antes de comenzar a grabar juntos.
Pedro: Sí, a mediados del ’78.
David: Yo estuve todo ese verano en Buzios con Charly García, que luego lo llamó a Pedro para hacer en San Pablo el primer disco de Seru Girán. Lo conocí el día que bajó del taxi para empezar a ensayar los temas.
Pedro: El misterio es quién sugirió mi nombre, porque en todo este tiempo escuché mil historias al respecto.
David: ¡A mí no me preguntes, porque en esa época tomaba mucho alcohol y no me acuerdo de nada! Sé que tocamos juntos esa misma noche que llegaste, a las tres de la mañana. Y fue genial escuchar a Pedro con ese gran sonido de bajo.
Pedro: Ahí nos casamos (risas).

–La pregunta de rigor es: ¿qué harían si hoy los llamara Charly para ir a Buzios?
Pedro: ¡Yo averiguo cuál es el primer avión que sale hacia el Sur! (risas)
David: Haría lo que no hice aquella vez: le diría que no. Porque Charly me propuso ese proyecto varias veces en 1977, y le dije que no en un par de oportunidades. Y un día cayó con facturas a casa y me convenció y dije que sí. El tipo tenía mucha seguridad en que algo interesante iba a pasar, y supe que el solo hecho de componer juntos iba a estar genial.
Pedro: Hablando en serio: si hoy Charly propone ir a Buzios le diría que sí, porque entiendo que volver a ese lugar significa algo muy especial en su imaginario. Sería ir en busca de esa belleza, así que aceptaría. Pero si fuera para ir a alguna de sus saynomoriadas, le diría que no.

–Charly apareció en uno de esos shows en el ND/Ateneo, pero hicieron sólo un tema juntos. ¿Por qué?
Pedro: Con Charly o con quien sea, la cosa se define por el placer musical y por la calidad de la música que se genere. Si lo que ocurre está bueno, podríamos seguir tocando. Pero si no, telón y listo. Siempre conviene terminar el show mientras la dignidad se sostenga. ¡O al menos algo de dignidad!

–¿Se imaginaban que tocar juntos iba a conseguir tanta repercusión y éxito?
Pedro: Sabíamos que se iba a dar algo bueno, pero creció muchísimo. Originalmente iban a ser cuatro funciones en el teatro ND/Ateneo, y terminaron siendo diez. Y la gira ya va por unos treinta conciertos realizados.

–¿Esta vez quién llamó a quién para convencerlo?
David: En realidad nos sedujeron a los dos...
Pedro: ¡Fue un ménage-à-trois!
David: Fue cuando volvíamos de cantar en Cuba con Lito Vitale, en eso que llamamos El Arca de Lito (risas). Nos llamaron para proponernos hacer este proyecto y aceptamos. Fue una excelente oportunidad para juntarnos, porque siempre nos llamábamos y hablábamos de hacer algo, o aparecíamos de invitados en el show del otro, pero nunca concretábamos nada juntos.

–¿Fue sencillo armar el repertorio y coordinar todo?
Pedro: Sí, nos cruzamos mails con sugerencias de listas de temas, hasta llegar a un acuerdo, y listo.
David: Nunca hubo problemas entre nosotros. Yo sé cómo trabaja, y está todo bien.

–¡O sea que tu virtud, Pedro, es exigirlo sin que se dé cuenta!
David: (Entre risas) ¡Es el único que pudo y puede conseguirlo!
Pedro: Creo en la disciplina y en ser aplicado, que son dos palabras que tienen muy mala prensa. Y para cualquier cosa se necesita esfuerzo, pero sólo es cuestión de verlo como algo horrible o como algo disfrutable en un camino hacia algo. Si querés bajar la panza, tenés que ir al gimnasio, y podés protestar todos los días o ponerte las pilas y hacerlo con ganas. Con la música pasa exactamente lo mismo: si tenés que escribir cuatro canciones en una semana, lo mejor es sentarte al menos tres horas por día con la guitarra o el piano. Porque si andás distraído y la musa te susurra algo al oído, no la vas a escuchar y va a seguir de largo.

–¿A esta altura siguen teniendo que ensayar o sólo tocan juntos en los shows?
Pedro: No ensayamos más. ¡Odio ensayar, con todo mi corazón!
David: Yo también.
Pedro: Me parece la instancia más siniestra de la música. Pero vuelvo a lo de la disciplina: si se requiere ensayar, hay que hacerlo. Para este show hicimos ocho ensayos muy a conciencia, y cada uno sirvió maravillosamente para algo. Pero ya está: ahora es cuestión de salir a la ruta y tocar en vivo.
David: Ahora estamos todos muy relajados. Al principio, por dos o tres shows, yo estaba muy nervioso, porque era una cosa nueva. Tenía que estar muy concentrado incluso en hacer acordes que nunca había tocado. Pero me vino bien.
Pedro: Eso fue en marzo, cerca de los primeros conciertos, para estar bien aceitaditos justo antes del debut. Además, sabíamos que íbamos a grabar los primeros shows para un disco, así que estábamos ensayando para las dos cosas.

–¿Qué tienen pensado para el show de diciembre?
Pedro: Es nuestro cierre de campaña, así que vamos a tener algunas sorpresitas musicales como yapa, porque en toda la gira venimos tocando la misma lista de temas. ¿Si habrá invitados? Quien sea que venga, que venga bañadito y que se sepa algunas músicas...
David: Y si va a tocar el teclado, que ya sepa qué sonidos quiere utilizar, y no que se ponga a buscarlos sobre el escenario.

–¿Cuál es el próximo capítulo de todo esto?
Pedro: Ahora estamos cerrando esta gira, y luego nos vamos a dedicar a hacer nuestros propios discos solistas. Yo grabo en diciembre para salir en abril, por ejemplo. Pero luego queremos juntarnos para hacer un álbum de todos temas nuevos.
David: Mis proyecto ahora es ser obrero y terminar mi casita. También quiero hacer cosas que no hago desde hace mucho, como viajar y tal vez visitar a mi hijo Tayda, que vive en Nueva York. Darme algún gusto como ir al mar, cosa que hace mucho tiempo que tengo ganas y no concreto.

–El mito, Pedro, es que para vos el concepto de vacaciones y de descansar te resulta muy extraño.
Pedro: Fue cierto, pero ya no lo es tanto. Me gusta mucho trabajar, pero en los últimos tres años me he decidido a tener por
lo menos un mes libre. Es necesario para renovar la cabeza.
David: Casi todas las cosas pierden la pasión, desde la pareja hasta un auto nuevo. Y con la música no la he perdido. De hecho, seguimos con la misma pasión de cuando nos conocimos en Serú. ¿O no, Pedro?
Pedro: Totalmente.
David: Aunque también debo reconocer que me da mucho miedo perder algún día las ganas de tocar, que es lo básico.

–¿Defectos?
Pedro: De mí no lo conseguirás. Jamás te lo diré en público.
David: Cuando estoy con las personas, las amo o las amo. Si no, no estoy. De hecho, no tengo muchos amigos. Y Pedro es un gran amigo y está aceptado todo. Uno es como es. Pedro y David se conocieron hacia fines de los 70’, cuando Charly García los reunió en Serú Girán. Tras esta experiencia como dúo, cada uno encarará proyectos solistas.

Pedro y David se conocieron hacia fines de los 70’, cuando Charly García los reunió en Serú Girán. Tras esta experiencia como dúo, cada uno encarará proyectos solistas.

“<i>Pese a los rumores del ambiente rockero, nos llevamos bien y nunca hubo problemas entre nosotros</i>”. (David Lebon)

Pese a los rumores del ambiente rockero, nos llevamos bien y nunca hubo problemas entre nosotros”. (David Lebon)

“<i>Creo en la disciplina y en ser aplicado, dos palabras que tienen muy mala prensa. Sin embargo, son fundamentales para escuchar a las musas</i>”. (Pedro Aznar)

Creo en la disciplina y en ser aplicado, dos palabras que tienen muy mala prensa. Sin embargo, son fundamentales para escuchar a las musas”. (Pedro Aznar)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig