Secretos y chismes de platino – GENTE Online
 

Secretos y chismes de platino

Si hubiera un sistema que midiera la concurrencia a las distintas mesas de la gran gala de la televisión y la radio, la encabezada por Susana Giménez –la número 2– se llevaría cómodamente el primer puesto. Es que la diva constituye un imán tan poderoso que, en las cinco horas que duró la transmisión, y como sucede cada año, decenas de personas desfilaron por su mesa súper vip, que ocupó junto a su hija, Mercedes Sarrabayrouse, y su (perdonado) yerno, Eduardo Celasco. Pero además de este selecto círculo, nadie quiso perder la oportunidad de tener su propia anécdota en la noche de APTRA cerquita de la conductora. Así, amigos, famosos con deseos de conocerla de cerca y los fanáticos de siempre hicieron “piquete” alrededor de esa privilegiada ubicación, en primera fila y frente al imponente escenario. Los pedidos fueron desde autógrafos en servilletas del Hilton hasta tomarse fotografías y presentar los más afectuosos –¡y largos!– saludos de ocasión. Por caso, Leticia Brédice pasó más de media hora en cuclillas al lado de la silla de Su, poniéndola al corriente de sus novedades... ¿De qué hablarían?

Además, la rubia no se cansó de comentarle a cada visitante su fanatismo por Georges Chakra, el couturier libanés que diseñó el vestido que ella estrenó. ¿Algunos de los que dijeron “presente”? Arnaldo André, Cecilia Roth, Humberto Tortonese, Ernestina Pais, Ricardo Montaner, Amalia Granata, Adrián Suar, Julieta Díaz, Teté Coustarot... ¡y la lista sigue, uff! Susana, divina, respondió a cada acercamiento con buena onda. Y no sólo eso: se mostró muy afectuosa con cada uno de sus colegas. Eso sí, ¡siempre sentadita! Apenas abandonó la “localía” para acercarse a saludar a su amiga Mirtha Legrand, quien ocupó la mesa número 1, ubicada a su izquierda. Súper divertida, la diva recurrió a las gafas negras cada vez que advertía camaritas digitales cerca: “¡Esos flashes te matan!”, destacó coqueta. Además, la diva de Platino honró el voto popular con su presencia desde el comienzo de la transmisión. Llegó bien temprano, minutos antes de las nueve de la noche, y se quedó hasta el minuto final –pasadas las dos de la mañana–, impregnando la entrega del gran galardón con su natural glamour y simpatía. Pico de rating para la diva... ¡y chapeau por ella! Pero, ¿por qué Susana estaba de tan buen humor?

La respuesta estaba a su lado, en la presencia de su hija (con quien se abrazó largamente al conocerse que había sido elegida para el Martín Fierro de Platino), ya reconciliada con Eduardo Celasco. Con una figura impresionante y un escote que quitaba el aliento, Mecha se mostró tan enamorada de su marido como cuando se pusieron de novios hace más de veinte años. ¿Una curiosidad? La buena onda fue tal que, además, Celasco ofició de fotógrafo familiar y con su propio celular tomó imágenes toda la noche. Entre ellas, una de Mercedes junto a los tres “Valientes”. “Es para llevársela a Lucía”, dijo en referencia a su hija de 16 años, para quien, además, hizo firmar a los galanes sendos autógrafos en una servilleta.

¿Vientos de cambio en la vida de Mecha? Por lo pronto, no sólo recompuso su relación con Eduardo tras el affaire que éste tuvo con una de las Mellizas Petardo, sino que esa buena sintonía se trasladó a la relación de su marido con la propia Susana. La diva lo invitó a la mesa de mayor rating, como diciendo: “Aquí no ha pasado nada”. Mecha, testigo privilegiada de la charla entre Susana y Mirtha. La gran ganadora de la noche se acercó a saludar a quien le entregó el Martín Fierro de Platino.

Mecha, testigo privilegiada de la charla entre Susana y Mirtha. La gran ganadora de la noche se acercó a saludar a quien le entregó el Martín Fierro de Platino.

Susana, diosa total en su vestido by Georges Chakra, disfrutó cada momento de la velada.

Susana, diosa total en su vestido by Georges Chakra, disfrutó cada momento de la velada.

Atrás quedaron las ásperas discusiones entre Susana y Celasco, cuando trascendió el affaire de éste con la marplatense Victoria “Petardo” Rodríguez. Además de compartir mesa, la conductora se mostró muy afectuosa con su yerno.

Atrás quedaron las ásperas discusiones entre Susana y Celasco, cuando trascendió el affaire de éste con la marplatense Victoria “Petardo” Rodríguez. Además de compartir mesa, la conductora se mostró muy afectuosa con su yerno.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig